de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 4 de enero de 2012

REVISTA LOBBY

ESTA SEMANA
AÑO XXIV, 5 al 11 de enero, 2012

LA NOTA DE LA SEMANA: Aromas de verano
LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR: Mar Adentro, un imperdible en Coquimbo
LOS CONDUMIOS DE DON EXE: ¿Han visto a Exe?
PURO VINO ES TU CIELO…: Mojitomanía
NOVEDADES: Las mejores aguas del año
BUENOS PALADARES: Las críticas gastronómicas de la semana

LA NOTA DE LA SEMANA



AROMAS DE VERANO

Humero le llaman en Olmué y sus alrededores y es sencillamente nuestro choclo veraniego que sirve para elaborar las famosas humitas y nuestro tradicional pastel de choclo. Ambas comidas de verano que nos dejan transpirando pero felices y contentos. También en esta época se comercializa el americano, que se come a mordiscos y ojalá con mantequilla.

Humeros también en una cazuela, en el charquicán o el tomaticán. Definitivamente estamos volviendo a los sabores y aromas de antaño. Época de frutos y frutas: deléitese este verano con esos tomates toscos e irregulares que venden en las ferias y que están llenos de sabor. Acaricie una mata de albahaca aunque se vuelva mustia ya que no le gusta que la toquen. Huela el aroma de los duraznos, melones y sandías que expenden los puestos de frutas; goce lo que nos entrega la naturaleza y se sentirá más joven que nunca.

Beba un blanco con frutas aunque los expertos le digan lo contrario. Descanse del alboroto que significa vivir en la jungla durante los meses de intenso trabajo. Relájese y disfrute. Nadie sabe qué pasará mañana.

Entramos al 2012 llenos de optimismo y con ganas. No planifique. Disfrute. Ya vendrá el momento de volver a la rutina y a los días de encierro. Si se va a descansar a Rengo, a Zapallar o donde sea, hágalo con ánimo y con alegría. Anímese con las cosas pequeñas de la vida y le aseguro un año feliz. Como dice una amiga, en esta época del año hasta los huevos son de gallinas contentas.

No se aflija si el dólar sube o baja. No está en usted el desempeño de esa moneda, ni las variaciones del precio del cobre o de la celulosa. Definitivamente, no vale la pena gastarse.

Visite los mercados y ferias donde vaya. Ahí se dará cuanta que los pepinos, los tomates y todas las frutas tienen un aroma quizá ya perdido en su cerebro. Pero también se percatara que el olfato es uno de los sentidos más sorprendentes de la raza humana. Y eso, a los que nos gusta la comida y la bebida, es algo impagable.

No se despegue eso si de Lobby. Nosotros y de donde estemos, enviaremos nuestro mensaje todas las semanas. Somos como una botica de turno que nunca cierra sus puertas y siempre estamos esperando su clic en cualquiera de las plataformas que ocupa para comunicarse.

Suerte y que disfruten este verano.

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR



MAR ADENTRO
Un imperdible en Coquimbo

¿Mantel largo en Coquimbo? Si y no ya que no se trata de un restaurante fino ni nada que se le parezca. Es sencillamente una “picada” que tuve la suerte de conocer y visitar hace un tiempo. Es como un dato fijo en las carreras de caballos. Un restaurante ganador y la experiencia es más que satisfactoria. Genial podría decirse ya que cuando se anda de vacaciones lo que menos se necesita son las parafernalias gastronómicas. Acá se llega a comer bien y en un lugar que da gusto entrar.

Se trata de “Mar Adentro”. Una picada ubicada en la Avenida del Mar, muy cerca del casino de juegos de esa ciudad y frente a la caleta de pescadores de Peñuelas. Chiquito y pulcro, nos recibe con mesas cómodas y manteles azules. No hay rastro de olores ni sensación de cocinería. Para partir, obvio, un buen pisco sour. Y a pesar de que está repleto de turistas, llega rápido, frío y más que aceptable. La carta no es pequeña pero se rinde a los sabores propios de la costa. Pescados y mariscos a elección. Famosas sus empanadas de mariscos y queso (ostión, loco y camarones), que ofrecen durante toda la jornada pero que en el horario nocturno las limitan a consumos adicionales.

Cuarenta clientes desbordan el pequeño local pero aun así el servicio es relativamente rápido. Un poco inexperto quizá, pero cuando uno está descansando eso no influye mayormente. Para acompañar la comida, Rhin Carmen sauvignon blanc a $ 4.500. Una ganga. (Como suele suceder en regiones, no hay que ponerse exquisito en esto de los vinos)

Tres personas en la mesa. Luego de los sours llegó el pedido. Y acá una reflexión: muchas veces me he topado con turistas que quieren comer cosas fuera de lo común y no las especialidades del lugar. Nosotros preguntamos antes cuáles eran los caballitos de batalla del restaurante. Así aparecieron sendos trozos de congrio frito y un plato hondo lleno de turgentes lenguas de erizos. Pan fresco y calentito, mantequilla y un pebre recién elaborado con un marcado acento a ajo. Dos platos ovalados se hicieron presentes. Uno con “chilena” y el otro con puré al merquén. Entre sorbo y sorbo del sauvignon disfrutamos la frescura de los platos. El congrio, crujiente gracias al adobo, magnífico y fuera de serie. Los erizos, con todo el sabor que se requiere cuando uno está a metros del mar.

Erramos en los postres ya que sencillamente no son propios de este lugar. Nos tentamos por unos fomes panqueques con papayas que nada aportaron a la cena. Pero quedamos contentos y felices de esta incursión costina. Mar Adentro tiene una dueña, pero no logramos conocerla ya que ella era la que mandaba los fogones esa noche y el local estaba repleto. Pero sí supimos -ya que una graciosa moza nos contó-, que todos los días se abastece de pescados y mariscos en el terminal pesquero de la ciudad. Si no hay locos, es debido a que ese día no llegaron, y lo mismo pasa con los famosos pescados de roca que han hecho renombrada esta picada marina.

Treinta mil pesos fue la cuanta final con propina incluida. O sea diez mil por persona desde el aperitivo al postre. ¿Picada? Claro que sí.

Por eso me atrevo a proponérselo a nuestros lectores. Es sencillamente para no perderse la oportunidad de comer rico y barato. Más aún, cuando buscaba algo de este lugar por Internet, me encontré con una critica de un gringo que había comido en él y dejaba sus impresiones en una página de viajes norteamericana: “This is a hole in the wall with superb seafood and service. The name itself, "Picá" refers to a Chilean word meaning a place that few know and has great food. It certainly lives up to its name. The food is fresh and perfectly well cooked and seasoned. Fish, shellfish and assorted side dishes are promptly served with a friendly attitude. They are also famous for their seafood empanadas (only served until 6pm). The prices are inexpensive and the environment simple. As they say in Chile, is a place with the 3 B's: Bueno, Bonito y Barato (Good, Pleasant and Inexpensive).

Si no alcanza a llegar este verano por allá, no se preocupe. Mar Adentro está abierto todo el año y cuando lo visite déjese tentar con su oferta. Ya ha traspasado fronteras y ojalá nunca se les suban los humos a la cabeza, bajen la calidad y suban los precios. No lo necesitan ya que es la estrella de la caleta.

Mar Adentro: Rengo 20, Caleta de pescadores Peñuelas, Coquimbo, fono 51 – 240 121

LOS CONDUMIOS DE DON EXE

¿HAN VISTO A EXE?

Nota de la Dirección: Lamentablemente esta edición no viene con la tradicional columna semanal de Exe, que está desaparecido desde finales del 2011. Nadie sabe dónde (ni con quién) está. No responde los mails y menos su celular. La última vez que lo vimos fue el día de los inocentes con una rubia (bueno, de pelo rubio) muy jovencita. Me pidió que le cancelara por adelantado sus honorarios ya que tenía un temita pendiente por allí. Luego, desapareció.

Esta semana, y para mantener el espíritu de Exe siempre vigente, incluimos una de sus notas más celebradas y que fue publicada hace un par de años en esta revista. En esa ocasión, se las dio de brujo y elaboró un horóscopo g-astronómico para nuestros lectores.

EL HORÓSCOPO CULINARIO (G-ASTRONÓMICO) DE DON EXE

ARIES (21 Marzo - 20 abril)
Su símbolo es el carnero pero no deben confundir eso con cornudo. Su color es el rojo, por el tono de su cara luego de pagar todos los gastos de marzo. Nació en un mes de gastos y por ello es tan proclive a las vienesas y al puré en caja. Ama la comida chatarra y su dios es Ronald McDonald’s. Prefiere la cerveza al vino y la piscola es su favorita. Su plato favorito es la pechuga de pavo al ajo.

TAURO (21 abril - 21 mayo)
Su símbolo es el toro pero no confundan eso con fuerza. Su color es el rosado (¿Qué discrepancia, no?), y por sus habilidades manuales muchos de ellos son chefs o músicos. Les gusta la estabilidad, son creativos y a la vez humildes. Les gusta la cocina de mercado aunque siempre tienen guardada una lata de choritos en conserva en el anaquel de su cocina. De sabores fuertes, aman el pollo con pimentón (o el ave-pimiento o las pamplonas uruguayas)

GÉMINIS (22 mayo - 21 junio)
Su símbolo son los gemelos aunque no hay que confundirlo con el trastorno bipolar. Su color es al amarillo y por eso goza con todos los alimentos que tienen ese color. Las sopas de zapallo están entre sus favoritas, los erizos y los huevos fritos. Su plato estrella es la tortilla de camarones. A menudo se dice que los géminis son inconstantes, que dejan las cosas a medio cami…

CÁNCER (22 junio – 23 julio)
Su símbolo es el cangrejo aunque acá podríamos decir derechamente que es una jaiba. Su color es el gris y por ello gusta de los pescados: grises en general. Sensibles y curiosos, les gusta comer todo lo novedoso que se presenta en una mesa. Tiene buen genio hasta que se les termina y ahí son capaces, incluso, de dejar de comer. Aman las berenjenas y el cordero en todas sus formas. Por algo se dice que todos los Cáncer tienen un gen árabe en sus venas.

LEO (24 julio - 23 agosto)
Su símbolo es el león aunque le guste el Colo Colo. Su color es el oro y van tras él sin piedad. Tienen el ego en el cielo y les encanta discutir de temas que conocen. Le gustan las naranjas ya que es de los pocos frutos que hay en el mercado según la fecha de su nacimiento. Son generosos y capaces de invitar al restaurante más fino de la ciudad con tal de que los escuchen. Se baraja entre langostas y salmones, dependiendo de sus ingresos, incluso es capaz de elaborar una langosta falsa (con carne de vieja- el pescado-), para engatusar a sus amistades.

VIRGO (24 agosto - 23 septiembre)
Su símbolo es la Virgen aunque poco lo consideren. Su color es el amarillo y tienen una vida ordenada (como los suizos). Inseguros pero no lo demuestran, no se atreven a conocer algo más allá que lo que han comido toda su vida. Aman por patriotismo las empanadas (que comen sólo para el 18) y los asados. Su máxima expresión culinaria es el pastel de papas. Autoexigentes, tratan de pasar desapercibidos. Por ello a muchos se les encuentra generalmente comiendo solos en restaurantes.

LIBRA (24 septiembre 23 octubre)
Su símbolo es la balanza a pesar que pocos de ellos son comerciantes. Su color es el verde y son grandes gozadores de la vida. Aman el foie gras, las trufas, el caviar, las ostras y su máximo referente etílico es el champagne francés. Si no tiene dinero para pagar sus gustos, se empeña para ser invitado a banquetes ya que se lleva bien con moros y cristianos. Su debilidad (oculta) es la panita de pollo y los hígados de res que los come en solitario. Amante de lo bello, los libra son peligrosamente lachos.

ESCORPIO (24 octubre - 22 noviembre)
Su símbolo es el escorpión y el aguijón no lo usa para si mismo. Su color es el burdeos (nuestro popular tinto). Son de ideas fijas y viven el momento con mucha intensidad. Gozan tanto una hamburguesa como un confit de pato. Les gusta ser líderes y lo demuestran donde se presenten. Aman las coliflores más que a su familia y gustan de la buena mesa. Estallan poco, pero cuando lo hacen no dejan nada a 100 kilómetros a la redonda. Les gusta el syrah y las carnes de caza. Conejo, liebre, ciervo, pajaritos, ranas y todo lo que se mueve puede ser parte de su menú. Si andan de buenas…es la mejor compañía.

SAGITARIO (23 noviembre- 21 diciembre)
Su símbolo es el centauro. Medio hombre – medio caballo. Por eso les gusta el pasto. Su color es el lila y son más que alegres. Felices, por así decirlo. Viven a concho y gozan como nadie la comida y la gastronomía. Son dichosos probando novedades y su corazón está con toda la nueva ola gastronómica que vive el país. Su referente en el mundo es Adrià y en Chile toda la manada de cocineros jóvenes. Con algunos delirios de grandeza, los sagitarios a menudo cuentan dónde comieron y qué les sirvieron, aunque eso no le entretenga a nadie. Son buenos consumidores y definitivamente les gusta más pasarlo bien que contar plata.

CAPRICORNIO (22 diciembre - 20 enero)
Su símbolo es la cabra (no por lo loca) y su color es el negro. Son sabios, responsables y trabajadores, lo que los deja fuera de todo intento por seducirlos gastronómicamente. Comen por necesidad y no por placer. Eso no va en ellos. Tanto es así que un par de cronistas gastronómicos cambiaron su fecha de nacimiento ya que el signo los perjudicaba enormemente. Su placer es el arroz. Graneado o melcocha da lo mismo. Su objetivo en la vida es otro. Los capricornio comen sólo para vivir. Definitivamente, un mal cliente para la gastronomía.

ACUARIO (21 enero – 19 febrero)
Su símbolo refleja al hombre que da de beber. Muchos sommeliers deben ser acuario. Su color es el azul. Son simpáticos, amables y diplomáticos. Gustan más de la buena bebida que de la buena comida y aman enseñar. Gozan con lo que hacen y son respetados. Creativos, buscan incansablemente qué alimento puede comerse con el vino que beben (al revés de todos los mortales) y muchos chefs de este signo se destacan por sus nuevas creaciones. Los nacidos en estas fechas adoran las exquisiteces como el bacalao y rarezas mediterráneas cargadas al yogurt. Aparte, son amigos para toda la vida.

PISCIS (20 febrero – 20 marzo)
Su símbolo son los peces y su color es el verde-mar (obvio) Espirituales y místicos siempre andan preocupados de los otros. Amigables pero muy cambiantes. Siempre buscan respuestas a sus opiniones. Les gusta la buena mesa y disfrutan todo lo que se mueve. Son capaces de comerse una jaiba con el crochet de la abuela con tal de no dejar rastros de carne y son golosos por antonomasia. Gustan de sabores fuertes pero no picantes. Gozan de la vida como si las vacaciones fuesen permanentes.

PURO VINO ES TU CIELO...



MOJITOMANÍA DE VERANO
EN LAS TERRAZAS DEL HOTEL PLAZA EL BOSQUE

Año nuevo, ¿casa nueva?... o algo así, ya que, las dos terrazas del Hotel Plaza el Bosque, la que se encuentra en el primer piso (en restaurante Enebro) y la del piso 17, cuentan con nueva infraestructura.

Mesas, sillas y muebles bastante más cómodos para extender las tardes de After Work junto a “MOJITOMANÍA DE VERANO”.

Se puede elegir el sabor que se desee, entre limón, apple, naranja, tradicional, diablo, razz, coco, entre otros y también seleccionar el aperitivo que más guste de la carta de snacks (Vegetariana del huerto, Degustación de cebiches, Mix de carnita, Brochetas de lomo saltado, entre otras opciones), promoción pensada para dos personas: 4 mojitos más aperitivo a elección, $20.600.-

Mojitomanía estará disponible todo el verano en las dos terrazas del hotel y bar-Enebro.

Reservas al 498 2114
info@plazaelbosque.cl
Estacionamiento cubierto de cortesía, en calle Helvecia.
Dirección: Ebro 2828, Las Condes.

NOVEDADES

LAS MEJORES AGUAS DEL AÑO

El 2010 nos sorprendió con la primera Guía de Aguas editada en nuestro país. Después de un año de viajes y perfeccionamiento, Marcelo Pino, recientemente elegido como el mejor sommelier de Chile 2011, presento la segunda edición bajo la premisa de “Agua y Salud”.

Con toda esta experiencia a cuestas, la presente edición de Guía de Aguas 2011 viene con novedades; como una completa descripción de los tipos de agua (minerales, termales, purificadas, de lluvia, de glaciares, de iceberg y de artesanía), datos de envasado y conservación, descripción de la cata y sus catadores Ricardo Grellet, Mariana Martínez, Ignacio Maturana, Héctor Vergara, Andrés Rosberg, Carolina Freire, Paz Levinson y el autor, Marcelo Pino.

Las aguas se dividen en las chilenas, las internacionales con presencia en el país, las aguas del mercado argentino, las naturales, purificadas y saborizadas.

LAS MEJORES
Minerales
: Jahuel con gas (8.3 puntos)
Importadas: Perrier (8.8 puntos)
Argentinas: Eco de los Andes con gas (7.9 puntos)
Aguas naturales: Aonny (8.2 puntos)
Aguas purificadas: Nestlé Pure Life con gas (6.5 puntos)
Aguas saborizadas: Aquarius pera (9.0 puntos)

BUENOS PALADARES



LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

SOLEDAD MARTÍNEZ
(Wikén)
(30 diciembre) CASA LASTARRIA (Lastarria 70, local 1, Santiago Centro): “Como entradas, cuatro empanaditas triangulares de camarón con queso y ciboulette, en buena masa de hoja ($3.500), y tártaro (más bien "crudo") abundante, aliñado con pepinillo, cebollín, pimentón y mostaza, servido con trozos de pan frito ($4.900). Como platos de fondo, ravioles grandes y bajos con relleno de alcachofa y jamón, cuyo sabor murió bajo una desproporcionada invasión de salsa de tomate líquida con queso, hojas de rúcula y aceite de vainilla ($5.900), y pastel de jaiba con mucha carne del crustáceo, pero aún más queso, no sólo gratinado, que secaba y salaba el conjunto, y unos camarones anunciados que no logré encontrar, con el adorno de una galleta también de queso ($6.200).” “En el conjunto se alternan recetas bien identificadas con los gustos chilenos actuales, principalmente de carnes pero también de pescados, que atendiendo a lo que conocí no sobresalen pero, según se aprecia, dejan satisfecha a la clientela y tienen precios razonables.”

ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(30 diciembre) LOS TOROS ITALIANOS (Av. Fco. Bilbao 2435, Providencia, fono 341 0992): “En Los toros italianos sus platos son de carne CON pasta, lo que a primera vista es muy poco dietético y que a la segunda, tras uno de sus platos, se presenta como una apuesta sabrosísima.” “El plato en cuestión es un lomo vetado con ñoquis al pesto ($8.990). Tan, pero tan glorioso que es como para guardarlo en la memoria del gusto. Junto a él, un par de grandes canelonis rellenos con una pasta de tres carnes ($6.990). Sabroso, pero junto a esa otra maravilla resulta difícil descollar.” “¿Dieta? Ja. La oferta es clara y contundente, poco tímida y muy a la casera. Además tienen la opción de pedir carnes "al kilo" con dos pastas a elección, para compartir.”

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(30 diciembre) BRISTOL (Alameda 816, Santiago centro, fono 360 4454): “¿Un pronóstico positivo para el 2012? Que cada día hay más gente que descubre la excelente comida chilena, y siguen destacando más cocineros que se esmeran para que se reconozca la identidad nacional.” “En la entrada, un pincho de pejerrey de mar de mar escabechado sobre habas tiernas ($7.500). Aunque aligerado de vinagre con algo de vino blanco, mantiene una tradición que es un delicioso recuerdo. Después, privilegio de caleta, un congrio colorado con la más rica ensalada de algas locales, que enloquecerían a un japonés ($12.400). Como alarde de cocina, un plato a los tres vacunos: como tártaro sobre champiñones, en arrollado de malaya con pebre y como charqui en chancao de papas ($8.900). Hay que reconocer eso sí que el Bristol es de primera categoría desde que abrió, y que su chef, el afamado Axel Manríquez, hace honor a tan notable gastronomía.”

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(31 diciembre) JUAN Y MEDIO (Km 109 sector Rosario, Ruta 5 Sur): “Nosotros pedimos un pastel de choclo, aliñadito al comino y bien rico; un par de humitas tremendas (acá todo es grande, en honor a don Juan y Medio, que era un señor de casi dos metros) y ensalada de tomates XL. Yo no me pude resistir a un sándwich de lengua con tomate, mayo y ají verde, uno de mis favoritos. El único problema es que ¡era demasiado! Venía una verdadera montaña de tajadas de lengua de vacuno y de tomate que se escapaban del pan y que tuve que comerme primero antes de poder siquiera tomar el pan como si de veras fuera un sánguche. Cuando eso pasó, no me lo pude terminar pues estaba repleta.” “De todo lo descrito comimos 2 adultos y 3 niños, y sobró una humita completa, la que fue envuelta como la mayoría de los platos que el público no se alcanza a comer. Como en toda picada que se precie, hay bebidas de litro y medio. En suma, Juan y Medio sigue siendo una excelente parada en relación precio-calidad.”

YIN Y YANG (La Segunda Internet)
(30 diciembre) DA CARLA (Av. Nueva Costanera 3673, Vitacura, fono 206 0892): “En nuestra última visita, nos llamó la atención --además de los productos importados de Italia, como la mozzarella di bufala, el prosciutto San Daniele, el queso parmigiano reggiano, el prosecco di Valdobbiadene, el riesling de Umbría o el vinagre balsámico de Modena--, la diversidad de zonas geográficas italianas allí representadas: crudo de Gubbio (Umbría), pulpo a la palermitana (Sicilia), melanzane alla parmigiana (Parma), ensaladas Riomaggiore y del Golfo di Cetara, minestrone genovese, sorrentini de los Alpes, gnocchi a la sarda (Cerdeña), caserecci napolitanos, peperonata de Siracusa.” “Se confirma así el rasgo dominante de esta cocina: su carácter regional, hasta el punto que suele decirse que la comida "italiana" como tal no existe. Vale la pena probar la actual carta del chef César Palomeque para empaparse de esta riqueza de productos y sabores.”