de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 5 de noviembre de 2013

REVISTA LOBBY

REVISTA LOBBY
AÑO XXV, 7 al 13 de noviembre, 2013

“Las verduras son la asignatura pendiente de la alta cocina. Al comer nos dejamos influir por iconos gastronómicos y de momento las verduras no tienen ese rango todavía.” Andoni Luis Aduriz

LA NOTA DE LA SEMANA: St. Lawrence, el mercado de Toronto
MIS APUNTES GASTRONÓMICOS: Trattoria Rita
¿SABÍAS QUÉ?: Novedades de la industria
NOTAS DE LA RED: Doce cosas que hacíamos en un viaje cuando no existía internet
HOTELERIA: Cómo atraer a la generación “Y”

ST. LAWRENCE: EL MERCADO DE TORONTO

Es absolutamente cierto que los mercados capitalinos son elogiados por los miles de visitantes y turistas que reciben, además de ser galardonados por varias revistas extranjeras. Sin embargo conocer y embriagarse con la variedad de productos que tienen a la venta en el Saint Lawrence, el mercado de Toronto, es toda una experiencia para los sentidos y el paladar, lugar que visité tras conocer las instalaciones de los próximos Juegos Panamericanos, que se realizarán en esa ciudad el 2015.

Diez horas de viaje, en un vuelo nocturno de Air Canadá para encontrar en pleno centro de Toronto, una antigua construcción con más de dos siglos de vida, que fue restaurada para ubicar lo mejor de la producción agrícola y animal de Canadá, además de cientos de productos importados y vinos de Ontario, lo que otorga a este lugar una opción fundamental para el abastecimiento de los miles de restaurantes de la ciudad, además de su propia población.

¿Qué lo hace tan atractivo? De partida, lo limpio y ordenado del lugar. Nada altera ni existen olores desagradables en su entorno. Amplios e iluminados pasillos para ver y admirar verduras y frutas frescas y de exóticos colores, como coliflores amarillas y azules; tomates que saben a tomate y así sucesivamente. En carnes, de todo y porcionado: desde costillas de cordero limpias, para llegar y cocinar; o carne de camello, cocodrilo y otras especies, que consumen las más de 100 etnias que llegaron de todo el globo a vivir a esta ciudad.

Tres pisos para una colorida propuesta. Incluso una cocina profesional de la multinacional Miele, con chef y todo, para preparar platos con productos comprados en el mercado. Abajo, en su subterráneo, las especias de todo el mundo y granos de todos los tamaños. Desde lentejas enanas (que les llaman Beluga por su parecido al caviar), hasta porotos y arroces de todos los colores y estilos. También quínoa, que la están descubriendo y alabando en Norteamérica. Desgraciadamente todo se traduce en mirar con ganas de comprar, ya que las estrictas normas chilenas no permiten el ingreso de la gran mayoría de productos que ofrece este mercado. Mirar y admirar solamente, pero eso basta para quedar alucinado con un mercado que a simple vista parece muy caro, sin embargo es absolutamente asequible para cualquier habitante de Toronto.

Acá también se puede comer el "sánguche" más famoso de Toronto: el “Peameal bacon on a bun”: de cerdo, envuelto en una crujiente mezcla de harina de maíz y especias. De pie o sentados, cientos de visitantes van por este icono de la ciudad, a un valor de siete dólares.

Si su plan es tomarse unos días en una de las ciudades más tranquilas y menos peligrosas del mundo, váyase a Toronto y recorra sus barrios. Una ciudad con múltiples atractivos y cien por ciento segura. (JAE)

 

MIS APUNTES GASTRONÓMICOS

TRATTORIA RITA
Un acierto

No tener cultura de Mall, me ha acarreado más de un problema en cuanto a gastronomía se refiere, ya que últimamente en estos grandes centros comerciales se han instalado buenos restaurantes, que compiten para atender una gran masa de público, que es la que generan estos lugares. Cada cierto tiempo me asomo por estas catedrales del consumo y más de una vez he quedado sorprendido por la calidad y cantidad de restaurantes que pululan en los patios de comida o pisos exclusivos.

Esta vez fue el Parque Arauco, donde llegue a conocer la Trattoria Rita, un gran local, generosamente decorado y de gentil atención, ubicado en lo que algún día fue el otrora famoso “Pasta e Basta”. El local es operado por un holding gastronómico que encabeza el empresario-emprendedor Andrés Tursky, además de la gerencia y administración de Atilio Barbieri, una marca registrada en esto de la administración gastronómica.

Prosecco Belstar para iniciar una larga degustación de los platos de la “Rita”, que comenzó con un  Carpaccio di manzo (6.900), con champiñones perfumados a la trufa, parmesano, rúcula y alcaparras. Mención aparte para un genial Rotolini di melanzane (5.900), berenjenas grilladas y rellenas con queso ricotta, gratinadas con queso parmesano y mozzarella.

En la cocina, dos conocidos: como chef ejecutivo de todos los restaurantes del grupo está José Luis Marín, ex chef del grupo Comer y Beber (Mestizo, La Vendetta) y como chef permanente, Gustavo Aballay, ex cocinero del recordado BICE y del Ox. Dos aportes genuinos y de grandes conocimientos.

Como en la península, luego de los entrantes  hay que darle paso a las pastas. De lujo unos Agnolotti di Rita (10.900), elaborados con una pasta de espinacas, ricotta, almendras y albahaca, servidos con salsa de centolla. Luego, unos aromáticos Mezzelune di formaggio (8.900) rellenos con cuatro quesos y salteada con salsa al tartufo. Hasta aquí llega un ciudadano común y corriente, sin embargo, para ver y palpar parte importante de la carta, nos derivaron a los pescados, con un Pesce al forno (10.900), merluza austral con costra de aceitunas negras, alcachofas, camarones a la menta, papas y salsa de mostaza; para finalizar con un generoso trozo de Agnello alla romana (11.900), espaldilla de cordero al romero, acompañada de alcachofa, papas doradas, aceitunas negras, tomate fresco, albahaca y menta, que acompañamos con chardonnay y carménère, de una larga carta de alcoholes, y que finalizamos con una degustación de dulces (8.300) y un necesario limoncello, para disminuir la saciedad de todo lo consumido.

Grato ambiente con música italiana de fondo. Chicos y grandes almorzando en un amplio comedor donde las mesas no se topan y difícilmente se pueden escuchar conversaciones ajenas. Un lugar tranquilo que se agradece pese al gentío que a esa hora pulula por el mall. Buen producto y precios razonables para una propuesta interesante que no solo atraerá a los fanáticos de las catedrales del consumo. Acá, en la Trattoria Rita, el mantel se reemplaza por individuales de papel, sin embargo, su gastronomía se acerca a los grandes referentes de la cocina italiana.

¡Para repetírselo!

Trattoria Rita: Boulevard Parque Arauco, Avenida Presidente Kennedy 5413, Local 369, Las Condes.

 

¿SABÍAS QUÉ?

NOVEDADES DE LA INDUSTRIA

Cuatrocientos hoteles en todo el mundo, solo tres en concepto Nhow, y a partir de esta semana, Chile puso en desarrollo, el primer Nhow de NH fuera de Europa. También significa para la multinacional, su primera operación con socios locales, el grupo Gryphus, que mediante Inmobiliaria 21 concretará la instalación en Santiago de uno de los conceptos hoteleros más vanguardistas del planeta. Nhow Berlín está dedicado a la música,  y en sus estudios graban desde Davis Bowie a U2, Nhow. Milán se caracteriza por el mundo del diseño, creativo y en transformación, y Nhow Rotterdam verá la luz en enero del 2014 dedicado al arte. El cuarto establecimiento estará ubicado en Santiago.

 
Una de las mejores tónicas del mundo llegará próximamente a Chile, gracias a las importaciones de la empresa nacional Aguavitae. Esta tónica, está fabricada por el procedimiento tradicional, con agua de manantial, quinina del Árbol de la Fiebre (Fever tree) de Ruanda, azúcar de caña, ácido cítrico, aceite de naranja y ralladura de limón. Fabricada en Surrey, Reino Unido, es una tónica no muy carbonatada, con burbujas escasas y pequeñas, y muy cristalina. Sabor suave sin demasiado amargor y escaso retrogusto a quinina y nada empalagosa.

 

 

 

 
Luego de cuatro meses de votaciones, se dio por finalizado el concurso para elegir a la 8va Maravilla del Mundo y el ganador fue el Parque Nacional Torres del Paine. El reconocimiento fue entregado en Los Ángeles, Estados Unidos. La competencia fue realizada entre los meses de junio y septiembre por el sitio web VirtualTourist.com, parte de TripAdvisor Media Group, y  motivó más de 5 millones de votos. Participaron más de 50 países con 330 destinos y entre los top ten se incluyeron lugares de El Salvador, Colombia, Guatemala, Eslovenia, México, Escocia, Belice y Croacia.

 

Los votos de millones de usuarios del portal en Internet especializado en turismo Trip Advisor, designaron a Casa San Agustín, en Cartagena, como el hotel nuevo más destacado del mundo, por encima de otros 30 que fueron abiertos durante el último año en Asia, América y Europa.  El anuncio lo hizo el popular sitio web que anualmente premia en diferentes categorías a destinos, playas, restaurantes islas e incluso viñedos que sus usuarios califican, de uno a cinco (siendo ésta el mejor puntaje a obtener), tras haberlos visitado o hecho uso de sus servicios. Las 24 habitaciones del hotel, ubicado en la ciudad amurallada de Cartagena de Indias, mantienen el estilo colonial propio de esta ciudad con más de 500 años, pero cuentan con todas las comodidades de la modernidad: piscina privada y jacuzzi, balcones con vista exterior y exclusivos amenities.

 

El fenómeno de la cocina callejera, que se extiende por grandes metrópolis y pequeñas urbes, será el eje de Madrid Fusión 2014, que se celebrará del 27 al 29 de enero y que tendrá a las cocinas de Flandes y del eje andino como invitadas. Más de cien cocineros de distintas nacionalidades ofrecerán ponencias, demostraciones y talleres magistrales en esta duodécima edición, en la que habrá "15 países representados y 30 productos en el punto de mira", y que se celebra bajo el lema "La inspiración está en la calle. El fenómeno de la cocina urbana, que se extiende igualmente por grandes metrópolis como Estambul, Lima, Tokio o Ciudad de México y ciudades pequeñas como Brujas o Agrigento, será analizado desde todas sus perspectivas y servirá de inspiración a los grandes chefs.

 

El chef español Andoni Luis Aduriz, con dos estrellas Michelin y tres soles Repsol, se unirá a la creciente tendencia de prestigiosos cocineros de abrir restaurantes más desenfadados, de cocina más informal y precios más asequibles. "Mugaritz solo hay uno. Así que se trata de crecer de otro modo, con un restaurante de cocina sencilla, divertido, informal, fresco, que pueda replicarse", explica Aduriz, quien planea inaugurar el primero en San Sebastián (norte de España) a finales de 2014. "Cerca de donde estamos, porque será como un restaurante piloto y quiero poder chequearlo. Una propuesta de "buena cocina" con la que Aduriz quiere explorar más "la parte social de la comida, que es compartir, que es una fiesta".

 

La expansión de Internet obliga a renovarse. El negocio offline que no tiene presencia en redes sociales está perdiendo la ocasión de captar a millones de clientes que navegan a través de diferentes dispositivos. Una lección que, parece, han aprendido bien los gerentes de restaurantes de medio planeta. Prueba de ello es que el 89% de los negocios de hostelería del mundo utilizan ya las redes sociales para promocionarse. Supone un 12% más que el año pasado. Así lo refleja la edición 2013 del estudio anual que realiza el Hospital Technology.   Facebook es la red social más utilizada, el 94% de los restaurantes que usan redes escogen ésta para promocionarse. Twitter es la segunda, con el 77% y Yelp, con el 53%, ocupa la tercera posición. Otras como Foursquare o Google Places las usan en un 42 y un 39%. Llama la atención cuando ambas fueron creadas pensando especialmente en los negocios de este tipo. La que más está subiendo es Pinterest, que en el último año ha pasado del 17 al 28%.

 
Michelin repartió un número récord de sus codiciadas estrellas a restaurantes de la ciudad de Nueva York, donde los críticos dicen que una diversa cocina, la excelente comida y el servicio cimientan su reputación como un destino culinario de primer nivel. En la novena edición de su guía de restaurantes de Nueva York, Michelin otorgó estrellas a 67 restaurantes, una más que en la última edición. “Esto demuestra que Nueva York sigue siendo uno de los destinos más excitantes y dinámicos del mundo”, dijo Michael Ellis, director internacional de las Guías Michelin.

 

El promedio de ocupación de hoteles de lujo en Perú, principalmente corporativos, alcanza el 90% por año, por la marca de las cadenas hoteleras y la calidad del servicio que ofrecen, señaló la Cámara Nacional de Turismo. El presidente de Canatur, Carlos Canales, indicó que la alta ocupación en este segmento se refleja en el aumento de las tarifas por lo que existe alta rentabilidad de la industria hotelera peruana, que se encuentra al nivel de los principales países de la región. “Las tarifas reflejan los niveles de ocupación. Por el ejemplo, el Hotel Marriott (Estados Unidos) es uno de los más exitosos que tenemos en Perú con una ocupación del 90% anual. La cadena Ibis (Francia) supera el 90% y es considerado el hotel más caro de Latinoamérica”, precisó. Durante su reciente participación en el Foro de Promoción de Inversiones Hoteleras en el Perú 2013, organizado por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), afirmó que estos resultados significan que hay un mercado creciente en Perú, listo para recibir a todas las marcas hoteleras.

 

Este mes estará disponible en el mercado chileno Bougainville, el sorprendente vino de Viña Santa Rita, elaborado con la cepa Petite Sirah, una variedad poco explorada en Chile y que se ha constituido en todo un hallazgo para la vitivinicultura chilena en lo que a producción de vinos de alta gama se refiere. Innovador y audaz, este vino que inspira su nombre en la gran Buganvilia que florece en el Hotel Casa Real de Santa Rita en Alto Jahuel, no solo rompe los esquemas al utilizar una cepa prácticamente desconocida en nuestro país, sino que además desmitifica la creencia de que el Valle del Maipo es una zona exclusiva para el Cabernet Sauvignon, demostrando que el lugar es ideal para la producción de otras variedades y vinos ultrapremium. Bougainville llegará al mercado a un valor de $75.000.

 

La International Bottled Water Association, siempre sensible a las críticas acerca del desperdicio de recursos valiosos ha puesto en marcha su primer estudio para averiguar cuál es la cantidad de agua requerida para producir una botella de un litro de agua. El resultado, publicado este mes, muestra que  las empresas de EE.UU, necesitan 1,39 litros para hacer un litro de agua. Eso es menos que el promedio mundial de un litro de gaseosa, que requiere 2,02 litros de agua. Un litro de cerveza, por su parte, necesita 4 litros de agua, el vino necesita 4,74 litros. El alcohol duro, es uno de los que requieren más agua, por lo menos 34,55 litros de agua por cada litro.

 

Beverage Information Group publicó esta semana el 2013 Beer Handbook, donde recoge que el mercado de la cerveza salió el año pasado de una recesión de tres años, gracias principalmente a la creciente demanda de los consumidores por las cervezas de mayor precio. Los volúmenes totales subieron un 0.8% en el 2012. En cuanto a las cervezas light, el segmento se redujo en valor y volumen en 2012 por cuarto año consecutivo. En cambio, el sector de cerveza super-premium y premium aumentó en un 1.6%, mientras que la cerveza artesanal registró su mayor subida en una década, con un crecimiento del 13.7%.  

 

Exitoso está resultando el lanzamiento de la renovada imagen de las líneas Tributo, Edición Limitada y Reserva de Viña Caliterra en Chile y en el mundo. Recientemente, la nueva etiqueta de la línea Tributo fue galardonada en Estados Unidos con el premio Gold Leaf en el prestigioso concurso de la Foil & Specialty Effects Association (FSEA), en la categoría Label - Sheet or Rotary (Etiquetas, Fichas o Rotativas). Y complementando este importante reconocimiento, el Caliterra Tributo Cabernet Sauvignon 2011, se hizo acreedor de dos importantes premios en el World Wine Awards of Canada 2013: fue reconocido como Category Champion, y también como Best of Variety (CAD $15-$25) en la amplia y competitiva categoría de los Cabernet Sauvignon. En la misma categoría en que fue distinguida con oro la etiqueta Tributo, Alexandria Nicole Cellars de Canadá obtuvo medalla de plata, y Jack Daniels, medalla de bronce.

 

Una destacada participación en la Adventure Travel World Summit 2013 tuvo Chile y los  participantes nacionales que mostraron lo mejor de la oferta de turismo aventura que ofrece nuestro país. La cumbre, realizada en Namibia entre el 26 y el 31 de octubre, fue organizada por la principal asociación de turismo aventura del mundo, ATTA. Esta versión, realizada por primera vez en África, contó con la participación de más de 650 tour operadores internacionales y medios de comunicación. El Subsecretario de Turismo, Daniel Pardo, señaló que Chile es un país de contrastes. La variedad de climas y formas de su territorio le han dado un carácter único a Chile. “Aprovechando los espectaculares escenarios naturales que tenemos, nuestro trabajo ha sido promocionarlo y difundir los diversos atractivos turísticos que ofrece el país, a través de las experiencias que el visitante puede vivir acá, y el deporte aventura es una de aquellas que estamos potenciando” acotó. Pardo destacó que “esta actividad es muy relevante para nuestro país ya que estamos trabajando para traer la cumbre de ATTA a Chile en 2015, lo que nos consolidaría como un destino internacional de Turismo Aventura”.

NOTAS DE LA RED

DOCE COSAS QUE HACÍAMOS EN UN VIAJE
CUANDO NO EXISTÍA INTERNET

Paco Nadal

A los menores de 30 años les parecerá que estas cosas pasaban cuando los dinosaurios dominaban la Tierra. ¡Pero, no! Esto ocurría anteayer.

Así se viajaba antes de que el mundo se volviera digital (y tremendamente acelerado):

1. Mandar postales

Con su estampilla y todo. ¡Que tierno¡ Lo peor de las postales era que como tuvieras la letra grande  no te cabía más que el saludo y la despedida. En el fondo daba igual: llegaban siempre a destino un mes después de tu regreso.

¿Qué hacemos ahora?: mandar mensajes gratis por Whatsapp

 
2. Buscar cabinas y locutorios para llamar a casa

Como estuvieras muy enamorado de tu novia, te pasabas tanto tiempo dentro que te confundían con el dueño del local

¿Qué hacemos ahora?: hablar gratis por Skype

 
3. Leer libros en las salas de espera de los aeropuertos

Sí, lo juro. Antes existía una cosa de papel llena de letras que te entretenía un montón durante las horas de espera.

¿Qué hacemos ahora?: buscar wi-fi gratis desesperadamente y pulsar compulsivamente el botón de actualizar Facebook y Whatsapp para ver si hay nuevos mensajes.

 
4. Sacar fotos con cuentagotas

A cuatro mil pesos el rollo y otro tanto  el revelado…. nadie iba haciéndole fotos a las pelotudeces que fotografiamos ahora.

¿Qué hacemos ahora?: disparar fotos al tuntún y sin sentido, porque son gratis. Y si salen mal no importa: le pones un filtro y es una obra de arte en Instagram.

5. Torturar a las amistades con interminables sesiones de diapositivas post-viaje

Las fotos se revelaban a la vuelta y cuando pillabas a la familia o a los amigos les soltabas unas sesiones de 500 diapos de tirón que hacían de "Lo que el viento se llevó" un breve videoclip musical.

¿Qué hacemos ahora?: le damos la misma lata a las amistades, pero compartiéndolas al momento en Flickr, Twitter, Pintarest, Facebook...

6. Cuidar como botón de oro tu pasaje de avión

¡Quién se acuerda de aquellos engorrosos y frágiles boletos llenos de hojas y papeles de calco rojo con el trayecto aéreo! Tenían además una desmedida tendencia a perderse. Y si lo perdías…¡te metías en un lío monumental para conseguir que te hicieran un nuevo pasaje! ¡Qué angustia de viajes, guardando aquel boleto como si fuera oro en paño!

¿Qué hacemos ahora?: llevamos la tarjeta de embarque en un código QR del smartphone

7. Ir a una agencia de viaje a reservar los pasajes de avión y los hoteles

Los hoteles te los enseñaba un señor o señora en la agencia en un folleto impreso, tú te creías lo que te decía (ella/él jamás habían dormido en ese hotel) y te ibas tan contento sin saber que acababas de reserva en la casa de German Monster. Para confírmate una plaza en el avión podías pasar tres o cuatro días. ¡Aquello estimulaba mucho la virtud de la paciencia!

¿Qué hacemos ahora?: lo compramos todo al instante desde nuestro smartphone o en una agencia on-line.

8. Preguntar a un señor con boina en la fuente del pueblo por dónde se iba a tal sitio

¡Ah! Que grandes momentos viajeros aquellos en que, ajenos a la invención de Google Maps, nos deteníamos a hablar con la gente del pueblo, quienes con su gracejo particular nos explicaban cómo llegar a la fonda El Peine o a la majada del Chicuelo. Con suerte, entablabas conversación y acababas comiendo chorizo y vino de bota en su casa. ¡Cuántas buenas relaciones con los pueblerinos hemos perdido por culpa de Google Maps!

¿Qué hacemos ahora?: ponemos la dirección en el GPS y no sabemos ni por donde circulamos.

9. Comprar mapas y guías de viaje

Aviso para nacidos después de 1995: un mapa era una cosa como Google Maps pero que se doblaba. Una guía de papel era como la suma de varias docenas de blogs y webs, pero impresos, ordenados y encuadernados.

¿Qué hacemos ahora?: llevamos mil aplicaciones en el smartphone con todo tipo de guías y páginas de información.

10. Pegabas tus fotos de recuerdo en un álbum

Y una vez pegadas las fotos en el álbum, nunca volvías a abrirlo para verlas.

¿Qué hacemos ahora?: las almacenas en tu Iphone para enseñarlas en cualquier reunión y con la excusa más nimia, sin importante si a los otros les importa un bledo tu foto.

11. Preguntar al primero que encontrábamos por la calle dónde había un buen restaurante en la ciudad

¡Y lo curioso es que hasta nos fiábamos de su información sin exigirle un mínimo de 500 opiniones positivas de los usuarios y al menos mil “Me gusta”!

¿Qué hacemos ahora?: lo miramos en Tripadvisor

12. Disfrutar de un atardecer o un paisaje en silencio y sin estrés

¡Y además, el momento se saboreaba mucho más!

¿Qué hacemos ahora?: tuitearlo, wuasapearlo o feisbukearlo en el momento y acto seguido responder a todos los que nos contestan. Cuando te vienes a dar cuenta, se ha acabado el atardecer y tú no has visto nada.

Pero en fin… nuevos tiempos, nuevas formas. ¡Bendito seas, Internet!

HOTELERÍA

Hoteles:
CÓMO ATRAER A LA GENERACIÓN “Y”

Gagan Agarwal

Todos conocemos la situación. Estos “niños” constituyen una de las mayores oportunidades de mercado desde la generación del “baby boom”, sobre todo en el sector de la hotelería. La generación Y tiene muchos nombres y definiciones, como se puede comprobar con una búsqueda rápida en Internet. Todo el mundo está de acuerdo en que se trata de un gran grupo demográfico cuya influencia crece conforme aumenta su edad. La generación Y sustituirá pronto a la del “baby boom” como aquella con mayor poder adquisitivo del mundo, además de convertirse en la principal fuente de empleados. Todos los esfuerzos por atraer y mantener a clientes de la generación Y permitirán asimismo atraer y mantener a empleados de dicha generación.

Como cualquier grupo demográfico, la generación Y muestra varias características únicas que las empresas deben comprender y encarar para ganarse su fidelidad. Se trata de una generación que ha crecido con la tecnología y con Internet y ha adoptado un estilo de vida “hiperconectado”. Su forma de utilizar la tecnología los identifica: son personas sociables, confiadas, bien informadas y de mente abierta. Pero, disponer de un mundo virtual de información al alcance de la mano, ha convertido a los miembros de la generación Y en el público más impaciente, escéptico y concienciado jamás conocido. Para ellos, la reputación corporativa y la marca son menos importantes que las recomendaciones de sus coetáneos y las formas de marketing viral. El precio suele quedarse en un segundo plano ante la conveniencia.

Para la generación Y estar conectado no es algo normal, sino necesario. Esta “hiperconectividad” es lo que les ha permitido crear unas redes sociales tan sólidas. Huelga decir, por tanto, que, para seducir a la generación Y, la oferta para huéspedes debe incluir la posibilidad de conectarse a Internet.

Tendencias previstas

Mientras los huéspedes de hoy en día llegan a un hotel cargados con varios dispositivos, la generación Y será la primera en poder navegar, enviar SMS, chatear, enviar e-mails, escuchar música, sacar fotos, ver vídeos y hasta realizar pagos en línea en un sólo dispositivo ahorrándose así las tediosas colas. Una tendencia ante la que hay que responder, pues estos dispositivos serán el centro de la experiencia como huéspedes de la generación Y antes, durante y después de su estancia en un hotel. Los hoteleros se enfrentan al reto de sorprender y suscitar el interés de estos nuevos clientes mediante la tecnología, el diseño o las instalaciones de ocio y fidelizarlos con este factor sorpresa como “marca de la casa”.

Comunicación con la generación Y

¿Su sitio Web aparece en los motores de búsqueda adecuados? ¿Tiene un libro de visitas virtual donde los miembros de la generación Y puedan dejar recomendaciones? ¿Ha creado un grupo en Facebook? ¿Utiliza Twitter para informar a los huéspedes sobre las promociones del hotel? En resumen, su manera de comunicarse con los miembros de la generación Y determinará si puede ganárselos como clientes o no ofreciéndoles comunicación en modo burst, fácil de seguir y con sus medios favoritos.

Reservas

Las primeras impresiones son cruciales para la generación Y. El sistema de reservas tiene que “hablarles”, comunicarse en línea y de forma interactiva a través del correo electrónico y la mensajería instantánea y adaptarse a sus dispositivos móviles, y recordar al miembro de la generación Y de una visita anterior adaptándose automáticamente a sus preferencias conocidas. Por último, el sistema debe ofrecer un acceso sencillo a la información del hotel y de la zona (restaurantes, conciertos, etc.).

Registro en recepción

Los miembros de la generación Y odian tener que esperar y se registrarán en recepción mediante móvil o se dirigirán directamente al terminal de recepción automatizada al llegar. El registro personalizado mediante identificación biométrica permitiría por su parte mejorar la comodidad y la seguridad de los clientes. A continuación, el proceso de registro les guiaría a través de las opciones habituales (extraídas de los datos de registro del huésped), les permitiría confirmar o cambiar las preferencias de la habitación y les pediría si desean servicios especiales.

En el hotel

Hoy en día muchos hoteles han incorporado la tecnología Wi-Fi, pero en general sólo en determinados puntos. Pero la generación Y espera que sus dispositivos, habilitados para la tecnología Wi-Fi, funcionen de forma permanente en todo el hotel y estén disponibles en cualquier momento y lugar, lo que puede resultar caro. Para que la inversión resulte rentable hay que aplicar la tecnología Wi-Fi a todas las operaciones y los servicios ofrecidos a los huéspedes. La tecnología Wi-Fi puede mejorar la eficiencia de los empleados, atraer y mantener a empleados de la generación Y, así como reducir los costes de implementación y mantenimiento de la infraestructura. Mediante las tecnologías de conversión de DSLAM y coaxial a IP para el cableado existente se puede ofrecer Wi-Fi en todas las habitaciones de forma económica.

Atraer a la generación Y

Resulta más difícil fidelizar a la generación Y que a la generación del “baby boom”, ya que las expectativas de los primeros son mucho más altas. No olvide que la mayoría de ellos lo han tenido todo desde que nacieron. El truco consiste en satisfacer sus expectativas ofreciéndoles la combinación adecuada de servicios gratuitos y de pago y que además logre sorprenderles. La fortaleza de las redes sociales es un indicador claro de la enorme influencia existente entre los miembros de la generación Y. Así, en cuestión de segundos se puede contar una mala experiencia a todo el planeta y, a la inversa, una experiencia buena aportará nuevas oportunidades de negocio procedentes de otros miembros del grupo más que con ninguna generación anterior. ¡Ahí es donde hay que redoblar esfuerzos!