de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 22 de enero de 2019

LA NOTA DE LA SEMANA


 
MANDARIN ORIENTAL
El extremo lujo llegará a Santiago
La renovación del ex Grand Hyatt ha tardado más de la cuenta. Inicialmente el Mandarin Oriental capitalino abriría sus puertas en agosto del 2018, pero las mejoras son mayores a lo que se pensó en un inicio. Mientras continúan las obras, es razonable saber las razones del éxito de esta cadena hotelera en el mundo. Para ello hay que preguntarse qué es el lujo y quiénes pueden acceder a él. La industria del lujo siempre ha ejercido gran fascinación por una razón muy concreta: es el valor de un sueño. Un ejemplo ilustra perfectamente esta afirmación: Rolex no vende relojes, Rolex vende Rolex. En nuestro caso, Mandarin Oriental también vende un sueño: el sueño del lujo.

A mediados del siglo XIX, cuando Tailandia todavía se llamaba Siam, se estableció una casa de huéspedes para los navegantes a orillas del río Chao Phraya. The Oriental se convertiría en uno de los hoteles más importantes del mundo. En el año 1963, el Grupo Mandarín y con la idea de deleitar a sus huéspedes, abrió en Hong Kong su propiedad principal y en 1974, The Oriental fue adquirido por Mandarin, lo que le dio a la compañía dos hoteles íconos cuyos nombres representaban lo mejor de la hospitalidad. Como consecuencia, los dos famosos hoteles se unieron para crear la marca Mandarin Oriental Hotel Group, bajo el ultra famoso logotipo del abanico.

Con poco menos de 50 años, Mandarin Oriental parece ser más antiguo de lo que realmente es: una marca tan bien posicionada en el mercado del lujo que pareciera que siempre ha estado ahí. La cadena posee en la actualidad 43 hoteles y residencias repartidas entre América del Norte, Europa y Asia. La mayoría son urbanos y es una de las marcas que más presencia tiene en Estados Unidos. Mandarin también tiene propiedades en muchas ciudades europeas, como Londres, París, Munich, Ginebra, Milán, Barcelona, Madrid, y ahora llega a Latinoamérica, precisamente a Santiago, donde adquirió la operación del ex Grand Hyatt.

Habitaciones y suites de lujo con mayordomo personal a disposición de los huéspedes. Salón de belleza femenino y Barber shop masculino. Masajes de las diversas culturas orientales a la habitación y sábanas de algodón egipcio, son algunos de los lujos que los huéspedes del hotel podrán acceder. El catalán Ignacio Rodríguez, flamante gerente general del Mandarin capitalino, cuenta que lo principal -en estos momentos- es proteger la imagen de marca, manteniendo el nombre provisorio de Hotel Santiago, y sólo cuando todo esté renovado se podrá descubrir el verdadero Mandarin Oriental.

Sin embargo, y continuando la tradición de la cadena alrededor del mundo, el verdadero poder de este nuevo hotel estará en su Spa, un lujoso –y lujurioso- espacio donde el placer holístico será una de las plataformas más importantes de este complejo, ya que cuidar el cuerpo, la mente y el espíritu es la piedra angular de la filosofía de Mandarin Oriental, ya que la combinación de años de conocimientos orientales junto al buen servicio y el lujo, ha convertido los Spa de esta cadena en los más finos del mundo.

Esperemos que este año que estamos iniciando, logremos conocer en su totalidad la esencia de Mandarin Oriental en Chile.

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR


¿QUÉ SE COME EN LOS MEJORES DESTINOS DEL MUNDO?
Cuando elija el destino para pasar sus próximas vacaciones, ¡no lo dude y escoja alguna de estas ciudades! Por algo será que son las más visitadas del mundo.  Pero ¿qué comer en estos maravillosos lugares tan lejanos, con costumbres y sabores tan diferentes? Esta semana, las 10 ciudades más turísticas del planeta y sus maravillas gastronómicas.
 

 
BANGKOK
El primer gran problema para el foddie que llega a Bangkok es lo difícil que resulta encontrar un buen restaurante típico. ¿Por qué? La mayoría prefiere comer en la calle, donde ya saben que su plato favorito estará recién cocinado. Así, pueden conocer la oferta, siendo el Pad Thai el más solicitado entre los 22 millones de turistas que llegan anualmente a esta ciudad.

 



LONDRES
La cocina londinense se compone de un conglomerado de costumbres, debido al influjo de otras culturas como la china y la india. Sin embargo, el Fish and chips es su plato emblema y popular. Elaborado con bacalao o merluza y papas fritas aliñadas con sal, vinagre y envuelto en papel kraft, es riquísimo y una delicia para sus veinte millones de turistas.

 



PARÍS
En París, la gastronomía es sinónimo de arte, y es por tal razón que sus manjares se elaboran con tanta dedicación y delicadeza que hace imposible resistirse a sabrosas preparaciones entre las que se encuentra el  Coq au vin, elaborado con pollo y verduras, aderezado con finas especias y vino, uno de los platos más consumidos por los 18 millones de turistas que llegan anualmente a la capital de Francia.

 


 
 
DUBÁI
La gastronomía de Dubái, al igual que la mayoría de los países de Medio Oriente, loSs platos típicos se encuentran llenos de aromas y sabores y se caracterizan por ser ideales para soportar el clima y disfrutar de la ciudad. Entre las comidas más consumidas está el Tabbouleh, un plato frío que se prepara con cuscús, perejil, lechuga, hierbas aromáticas, tomate, limón y aceite de oliva, que suele ser sumamente refrescante para el sofocante clima de esta ciudad que acoge a 15 millones de turistas al año.

 

 
NUEVA YORK
Gracias a la diversidad de culturas de los habitantes de la Gran Manzana y los trece millones de turistas, es posible saborear platos provenientes de todas las regiones del planeta, siendo el sándwich de Pastrami uno de los más novedosos. De origen judío rumano, el pastrami es carne de vacuno desecada y ahumada con diferentes especias, acompañada de mostaza y pepinillos agridulces en pan negro. ¡Un must!

 



SINGAPUR
Una de las primeras cosas que sorprende en Singapur a sus doce millones de turistas, es la rica variedad de sabores que tiene su cocina, mezcla de raíces chinas e indias. Si hay un plato típico y de gusto global, es sin duda el Chilli Crab, servido con salsa de tomate y ajíes picantes. Se come con las manos con el fin de saborear la jugosa carne del cangrejo, con su dulce y picante salsa de ají. 

 

 
KUALA LUMPUR
Esta ciudad, compuesta por un 44% de malayos, un 41% de chinos y 10% de indios, reúne la mejor cocina de Asia. Muchos de sus doce millones de turistas se desviven por Nasi Lemak, elaborado con arroz al vapor, acompañado de leche de coco y curry. Puede llevar pollo o vacuno junto con otros ingredientes como sambal –una salsa de pimientos y ajíes-, huevo y maní.

 



ESTAMBUL
Aunque la situación de Estambul entre dos mares hace que el pescado domine la oferta en los restaurantes, la carne es popular y todos han oído hablar del Kebab alguna vez. Una de las versiones más difundidas y populares es el Testi Kebabi, un maravilloso guiso de carne de cordero con tomate, pimientos verdes, papas, ajo, mantequilla y pimienta negra, que se prepara en un recipiente cerámico que se rompe para servir. Un espectáculo sorprendente para los doce millones de turistas que visitan esta ciudad.

 



TOKIO
La comida japonesa es tan diversa y variada como su cultura y es posible encontrarla de todos los tipos, colores y precios, que enamora a los doce millones de turistas que la visitan. Una de las preparaciones más solicitadas es el Ramen, una sopa de fideos que tiene como base diferentes tipos de caldos acompañado con huevo hervido, carne de cerdo, hojas de nori, bambú, entre otros ingredientes. Uno de los platos más populares de la ciudad, que incluso tiene una calle completa -la Tokyo Ramen Street- dedicada a este plato.

 



SEÚL
En la capital de Corea, el primer paso a dar es hacerse amigo del kimchi, un fermento picante que generalmente se prepara con col china y no puede faltar como acompañamiento en todas las comidas. Habiéndolo conocido, la gran mayoría de los diez millones de turistas que llegan a esta ciudad, disfrutan el Bibim Guksu, un plato frío de fideos somyeon (bien finitos) con distintos vegetales, salsa, huevo duro y carne. Picante, pero muy sabroso.

 

CRÓNICAS Y CRÍTICAS                                             
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS
RODOLFO GAMBETTI
(Enero) CATAE (Renaissance Santiago Hotel, Av. Kennedy 4700 / 22678 8871): “¡Vaya que hay platos para probar, si queremos descubrir novedades en Santiago! Gocé de una buena tarde conociendo la nueva carta del Hotel Renaissance, en la caletera norte de Kennedy cerca de Vespucio. Con la ventaja de compartir con Manuel Menchaca, el chef mexicano de este hotel de internacional elenco creador de esta nueva carta.” “El almuerzo comenzó con un foie gras que combinó de maravillas con un dulce toque… de zanahoria.” “Y van apareciendo elementos mestizos que enriquecen la versión original. Una panceta de cerdo se acompaña con un puré de yuca, con delicado toque de ají panca. El pulpo grillado, impecable, tiene como escolta un mole (poblano, por cierto) de chocolate amargo y menos chiles que lo habitual. Y su filete es perfecto en cocción sous vide con puré de cerezas, que hace formidable contrapunto.” “Como postres, una tartaleta de frangipane, como se llama esa clásica crema francesa de almendras. En cuanto a vinos hay 85 etiquetas para elegir y el supervisor de alimentos y bebidas, Julio Naranjo, está bien dispuesto para ayudar a elegir lo adecuado.”

WIKEN
ESTEBAN CABEZAS
(Enero) AMAZING THAI (San Isidro 2208, local 3 / 23229 4197): “Aunque costó un poco que tomaran las órdenes, la cocina funcionó a buen ritmo. En menos de quince minutos llegaron dos platos para comenzar: los clásicos pinchos de pollo con harto maní molido encima, sategai ($5.900), y unos camarones fritos en un batido esponjoso -kung trod ($5.900)-, acompañados de una salsa picante/agridulce.” “Luego fue el turno de los fondos que, considerando el montón de público, también llegaron en un tiempo prudente. Primero, el bendito y siempre bien ponderado pad thai ($5.900), con abundante diente de dragón, harto tofu, pollo y huevo, maravilloso (y no es picante, ojo). Al mismo tiempo, una variante de este plato, el pad thai kati ($6.500), en el que se sintió una acentuada nota de leche de coco, lo que lo hizo más suave.” “Hay otros currys, más picantes aún, aparte de algún arroz salteado (el khawpad kung). También cuentan con preparaciones para amigos de los animales. Variados e informales, cuentan con una buena mano muy fiel. O sea, el pad thai lo hacen con ciboulette, para que no vayan a alegar (qué vergüenza la del ignorante).

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(Enero) DOMENICA (Tobalaba 405 / 22415 1515): “Es un gran alivio cuando uno llega a un lugar como la trattoria Domenica y le sirven una comida bien hecha, sin prosopopeyas, sin aterradores tecnicismos, sin alardes, sin excesos, sin "creatividad" y, al cabo, sin nada que no sea una sensata concepción de los platos y una experta ejecución de los mismos.” “Nuestra experience, como se dice en esta ciudad tan anglófona, comenzó con un excelente carpaccio de salmón ($5.100), con tajadas de pescado lo suficientemente gruesecitas como para saber qué se está comiendo, su aliño de limón y aceite y sus alcaparras y parmesano rallado. Nada del otro mundo la presentación, pero excelente el plato.” “Alentados por estos buenos comienzos, seguimos con dos lasañas, ambas muy buenas. Una fue de espárragos y alcachofas ($8.900), con su salsa blanca cremosa y quesosa: las hortalizas venían en puré, que conservaba algunas fibras de los espárragos, "para más rico". Y, en realidad, fue un plato riquísimo, y de un tamaño tal como para dejarlo a uno muy contento y sin riesgo de escorarse a la salida. La otra lasaña fue memorable: una lasaña Domenica ($11.500) con carne de centolla, adobada con un poco de merkén y coronada con camaroncitos y trozos de callampas a la sartén.