de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 28 de mayo de 2019

LOBBY MAG


LOBBY MAG

Año XXXI, 30 de mayo al 5 de junio, 2019
LA LISTA DE LA SEMANA: Los cinco restaurantes más longevos de la capital
MIS APUNTES: Restaurante Balandra, Puerto Varas
PROBADO Y APROBADO: Cocinas del mundo en Santiago

LA LISTA DE LA SEMANA


LOS CINCO RESTAURANTES MÁS LONGEVOS DE LA CAPITAL
Ni hablar de aniversarios, ya que estos restaurantes llevan en su esencia las décadas que han contribuido a satisfacer el apetito de quienes los visitan. Sabiduría, conocimiento y mucho trabajo los ha llevado a seguir siendo protagonistas del acontecer gastronómico actual. Esta semana, los cinco comedores más antiguos de nuestra capital.

 



1879 / CONFITERIA TORRES 
Una familia de la aristocracia tenía un mayordomo famoso por su buena mano para preparar faisanes, civet y otras exquisiteces, por lo cual su patrón decidió instalarle un restaurante. Tan bien le fue, que en el año 1910 atendió al cuerpo diplomático para las celebraciones del Centenario de la Independencia. Luego de 140 años de vida, su plato estrella es el Arroz chilote, un meloso de arroz con mariscos de Chiloé. (Alameda 1570 / 22688 0751)

 

 
1925 / EL PORTAL - Ex Bahamondes 
En el kilómetro cero de Chile está el epicentro de la gula desde hace 94 años. Eduardo Bahamondes abrió un local de comida rápida que según la leyenda fue el primero que introdujo el “completo” en nuestro país, aparte de ofrecer una cocina elegante para esos entonces -y popular hoy en día-, donde la Escalopa a lo pobre sigue siendo su plato estrella. (Portal Fernández Concha, Plaza de Armas Santiago)

 



1927 / EL NATURISTA 
Esta historia está vinculada a Ismael Valdés, quien instaló hace 92 años el primer local de comida vegetariana en la capital, donde se podía disfrutar de una gran variedad de jugos de fruta, ensaladas, guisos y variados platos naturistas, muchos de los cuales se mantienen hasta el día de hoy. En verano, los Porotos granados son grito y plata. (Moneda 846 / 22390 5942)

 

 

1939 / LOS BUENOS MUCHACHOS
José Ignacio Vivanco, con 17 años de edad, y su madre dieron inicio a una artesanal picada en su casa, donde en el patio trasero atendían a algunos parroquianos que gustaban de los cocimientos de chancho y la chicha. Con los años la picada comenzó a crecer y se hizo conocida. En la actualidad, con 80 años a cuestas, es el restaurante más grande del país, donde la Parrillada sigue siendo su caballito de batalla. (Ricardo Cumming 1031 / 22566 4660)

 



1940 / PINPILINPAUSHA
Este restaurante, que significa “mariposa” en vasco, fue fundado por la familia Sanz-Raab, empresarios gastronómicos oriundos de España, quienes siguen manteniendo su esencia y tradición. Se caracteriza por sus típicos platos ibéricos y sus churros invernales. Con 79 años de antigüedad, su plato estrella son los Garbanzos con camarones. (Isidora Goyenechea 2900 / 22233 6507)

 

 

MIS APUNTES


 
BALANDRA EN PUERTO VARAS
Pura nostalgia

 
La memoria es traicionera. Muchas cosas se olvidan con el tiempo. Sin embargo, las que tienen relación con el gusto y el olfato pareciera que se guardan en un lugar muy cerca del corazón, ya que, al sentir un aroma o sabor ya olvidado, rápidamente se regresa al lugar u ocasión que motivó un registro digno de ser coleccionado.

Para los que conocimos la nueva construcción del Gran Hotel Colonos del Sur, ubicado estratégicamente en pleno centro de Puerto Varas y enfrentado el lago Llanquihue, nos quedó en el recuerdo –aparte de sus magníficas instalaciones-, una cocina tradicional elaborada por manos expertas y un servicio de gran calidad. Verlo seis años después bajo el nombre de la cadena Radisson, nos provoca sentimientos encontrados, ya que, mal que mal, el espíritu de la globalización deja poco margen a la creación –en este caso, gastronómica-, ya que las cadenas hoteleras se manejan con criterios que no siempre van de la mano con la buena gastronomía.

Esas razones me llevaron a regresar al Balandra –el restaurante del hotel- tras una visita relámpago a la zona. Acá todo se mantiene resplandeciente, como el primer día. De la carta de vinos elaborada por el Master Sommeler Héctor Vergara, fui recibido con una copa de Casa Silva Lago Ranco, uno de los vinos pioneros de la región de Los Lagos. Una gran Tabla Marinera, que incluye cebiche de salmón, choritos y vongoles al vapor, fish & chips y pulpo grillado (15.000), me sorprende por su cantidad y buen sabor. Al descubrir mi presencia, se suma a la mesa Álvaro Ramírez, supervisor de A&B, quien nos explica las novedades de su carta, la ambición de seguir comprando verduras orgánicas para su cocina y las novedades diarias que tiene el restaurante para los turistas y sus habitantes para esta temporada de invierno, como su Menú de almuerzo (de lunes a viernes), con entrada, fondo y postre + jugo por $ 9.900 (¿se podría imitar en la capital ese precio en un hotel de categoría, donde, si le suma una copa de vino -de la casa-, sólo cuesta $ 2.500?)… realmente inimaginable.

Oscar Bermúdez (ex- Puerto Fuy), lleva las riendas en la cocina, y nos sorprende con unos increíbles Ravioles de locos, salsa de queso maduro y tomates salteados (9.800), coronado con escamas de bonito seco, recurso muy utilizado en la cocina japonesa, que aparte del sabor –que armoniza a la perfección con los locos-, el vapor que emana del plato hace que las escamas se muevan como en un baile, una osadía que ha convertido esta preparación como una de las más solicitadas por sus visitantes.

A la hora del Volcán de chocolate con berries (4.500), recordamos que el tiempo había pasado volando y que debíamos continuar nuestras tareas en la ciudad de las rosas. Por Carolina Betancourt, la gerente de A&B, nos enteramos que los propietarios del hotel continúan siendo los mismos de siempre y que la marca Radisson es una franquicia que les genera una buena cantidad de reservas hoteleras, dada la calidad de la marca. Pero acá aún se siente el cariño y la dedicación por la buena cocina.

Lindo lugar. Estéticamente, uno de los mejores de la localidad. A un costado del lobby y separado por un bar circular, el Balandra ofrece una de las buenas cocinas de la ciudad… y sus alrededores, ya que gastronómicamente, Puerto Varas concentra una de las mejores cocinas del sur de Chile. (JAE)

 

Balandra: Radisson (Gran Hotel Colonos del Sur) / Del Salvador 024, Puerto Varas/ 65223 1100    

PROBADO Y APROBADO


COCINAS DEL MUNDO EN SANTIAGO

La cocina popular del mundo, esa de pueblos, caseríos y caletas, también se puede apreciar en nuestra capital. Con o sin mantel, acá privilegiamos el sabor y las costumbres típicas de países que se han convertido en líderes absolutos de la buena gastronomía. En esta edición, grandes cocinas y dónde saborearlas sin culpa alguna.

 

 
ÁRABE / OMAR KHAYYAM
La cocina árabe es una de las más ricas a nivel mundial. Esto se debe a que congrega una gran variedad de gastronomías del Medio Oriente, como las de Turquía, Marruecos, Israel, Jordania y Líbano. Sabrosa, equilibrada, variada y adictiva, en el Omar Khayyam es posible encontrar estas ancestrales exquisiteces, donde no faltan las hojitas de parra rellenas y los famosos baklava. (Av. Perú 570, Recoleta / 22777 4129)

 

 
TURCA / MEZE
La carta del Meze es muy representativa de la cultura gastronómica actual de los turcos. No hay picores. Obviamente los sabores varían por el uso de especias que poco utilizamos. Aun así, se dice que la cocina turca es sencilla y honesta, sin falsos artificios ni promesas a medio cumplir. La variedad de sus platos y la calidad de su materia prima la convierten en un placer asequible y saludable. A pesar de lo que se pueda uno imaginar en un principio, la comida turca no enmascara los sabores de sus ingredientes principales y, por ello, aunque el país sea famoso por sus especias, éstas sólo realzan su sabor, jamás los ocultan. (Av. Manuel Montt 270 / 22378 3646)

 



ESPAÑOLA / LA BODEGUILLA
La paella es el ícono de la cocina española. Nace en las zonas rurales de Valencia en el siglo XV, por la necesidad de los campesinos de una comida fácil de preparar y con los ingredientes que tenían a mano. Ya sea de verduras, conejo, marina o mixta, las paellas de La Bodeguilla de Cristóbal son magistrales, cariñosas y sabrosas (Dominica 5 / 22732 5215)

 

 
FRANCESA / LE BISTROT
Más allá de la sopa de cebollas, la cocina francesa brilla en todo el mundo gracias una enormidad de recetas originadas hace antaño. Desde el foie gras a los escargots, pasando por sus choritos al vapor y terrinas varias, Le Bistrot es uno de los referentes más importante de la cocina francesa campesina de la capital (Santa Magdalena 80, Plaza del Sol / 22232 1054

 

CHINA / CHINA VILLAGE
Con una infinidad de comidas regionales, condimentos y milenios de tradición gastronómica, más allá de su clásica cocina cantonesa -popular en Chile-, en China Village se sorprenderá con una diversidad de sabores, colores y presentaciones, como el congrio crisantemo o sus berenjenas flambeadas. (Salvador Izquierdo 1757, Ñuñoa / 22277 7499)

 



INDIA / THE RAJ
La cocina india no es única, abarca todo un subcontinente, por lo que existe tanta variedad que el lector tardaría semanas en probar lo más representativo. En The Raj es posible degustar la cocina del norte y sur de ese inmenso país, donde aparecen platos nunca probados por estas comarcas, como las Pakoras de verduras y unas gigantescas Dosas, un terciopelo para el paladar (Manuel Montt 1855 / 22716 0077)

 

 
ITALIANA / SIGNORE
Si no puede presumir de tener a la “nona” en casa preparando tortellini casero, al menos puede consolarse pensando en que la italiana es de las cocinas más exportadas del mundo, y el Signore capitalino cumple con creces las reglas de una trattoria tradicional. Desde antipasti a pizzas y pastas como los Ravioli di zucca, burro y salvia, que son para medalla de oro. (Av. Vitacura 2615 / 22717 6985)

 

 
PERUANA / BARRA CHALACA
La gélida corriente de Humboldt no es buena noticia para los bañistas de las playas, pero sí lo es para nuestros paladares. El agua fría dota de un intenso sabor al marisco y pescado que ejerce de punta de lanza de la comida del Perú, esa que se presenta en todo su esplendor en la Barra Chalaca, donde lo peruano sale por los poros. (Mall Costanera Center / Parque Arauco / Plaza de Armas)   

 

JAPONESA /JAPÓN
Pequeños y meticulosos, los japoneses han llevado su gusto por la eficiencia a la exterminación de la fauna marina de los océanos. Algo bueno se desprende de esta pasión por el mar ya que su comida es francamente deliciosa. En el capitalino Japón se respira sabiduría y placer, ya que acá todo es preparado bajo estrictas normas japo. Tempuras, sashimi y niguiris lo dejarán con la boca abierta. (Barón Pierre de Coubertin 39 / 22222 4517)

 

 
TAILANDESA / LAI THAI
En Tailandia hay muchas cosas sagradas como el rey, los monjes y los perros, pero si hay algo que no se perdona en Tailandia es la hora de la comida. El Pad Thai, epitome de su cocina, tiene como referente en Santiago al Lai Thai, un modesto local en Franklin, que está llenando de sucursales nuestra capital. (Franklin 602 / 97759 2165)   

 

MEXICANA / CATRINA
Nunca ofenda a un cocinero mexicano, porque podría dormirle el paladar a punta de ajíes. Influencias mayas, aztecas y españolas buscaron la creatividad con ingredientes puramente americanos para una cocina que ya es patrimonio mundial. El Catrina es un fiel representante, donde los tacos, moles, chilaquiles y sopas son un verdadero descubrimiento. (Alonso de Córdova 4073, Vitacura / 99777 3262)

 

martes, 21 de mayo de 2019

LOBBY MAG


LOBBY MAG

Año XXXI, 23 al 29 de mayo, 2019
LOS CINCO DE LA SEMANA: Los cinco destinos gastronómicos del país
MIS APUNTES: El lado “V” de Don Peyo
LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR: Alimentos que matan

LOS CINCO DE LA SEMANA


LOS CINCO DESTINOS GASTRONÓMICOS DEL PAÍS

Es cierto que, en cada ciudad, pueblo, poblado, o en plena carretera, siempre han existido lugares magníficos donde comer, desde un simple emparedado a una cena con mantel largo. Sin embargo, en algunos territorios de nuestro largo país, existe una concentración de restaurantes de buena calidad, que, junto a las tradiciones del lugar, lo convierten en destinos gastronómicos únicos, con modelos de cocina para todos los bolsillos. Por lógica, excluimos Santiago de este listado, con la finalidad de que el lector descubra nuestros cinco destinos favoritos, probados y aprobados por LOBBY.

 
SAN PEDRO DE ATACAMA
Una oferta culinaria que hace 15 años sólo se limitaba a servir a los turistas con el menú del día, hoy se regocija con una carta variada e interesante, donde sus productos típicos, como el chañar, el queso de cabra, la rica-rica, la carne de llamo y la quínoa, se mezcla con un sinnúmero de productos, con la finalidad de satisfacer a la gran cantidad de visitantes que anualmente recibe esta localidad nortina que se ha convertido en uno de los mejores destinos turísticos del país.

 

 
CERROS DE VALPARAÍSO
Los cerros del puerto tienen un antes y un después. No fue hasta el año 2003 cuando en el cerro Concepción se abre el restaurante Pasta e Vino, cambiando para siempre la fisonomía de la ciudad. En la actualidad, la buena cocina ha transformado los cerros, con decenas de restaurantes, cafeterías y comercio anexo, convirtiendo a Valparaíso en una ventana gastronómica de alto prestigio y valor.

 

 
COLCHAGUA
Con el auge de la vitivinicultura y el gran aporte –aunque nadie quiere reconocer- de Carlos Cardoen, Colchagua ha logrado posicionarse en el mapa gastronómico del país, gracias a la apertura de buenos restaurantes. Con Santa Cruz como capital, el turismo se ha masificado de tal modo que incluso las viñas han tomado el enoturismo como una bandera de lucha, donde el consumidor puede disfrutar a sus anchas los sabores típicos de nuestra cocina, una mezcla entre lo criollo y lo burgués.

 

 
PUERTO VARAS
Le llaman la ciudad de las rosas, y luego de mucho tiempo asumiendo que era la ciudad dormitorio de Puerto Montt, logró independizarse y crear su propia personalidad, siendo el célebre “Cruce de Lagos” una de las instancias más decisivas para la instalación de una moderna hotelería y una gastronomía de alto nivel, logrando que este lugar se haya convertido en una de las grandes capitales turísticas del país.

 

 
PUERTO NATALES
Le llaman “Natales” a secas, y en el sur del mundo ha surgido uno de los destinos gastronómicos más interesantes de Chile gracias a sus productos autóctonos como la centolla, los ostiones y el cordero, donde acá es una gran tradición. No es fácil llegar, pero sus visitas no se arrepienten de una experiencia mágica, donde la gastronomía se une a paisajes inimaginables y una destacada hotelería. Tan llena de sabores que después de esta experiencia, todo lo que pruebe donde vaya, le parecerá Kanikama, un sucedáneo.

 

MIS APUNTES



 
 
EL LADO “V” DE DON PEYO

Estamos en tiempos de cambios. Para muchos, el siglo XXI y la cuarta revolución industrial nos tomó por sorpresa y ha costado asimilarse a los nuevos tiempos. Tiempos donde la gastronomía también ha evolucionado y ha debido ponerse a tono con una nueva generación de clientes. A principios de este siglo -no hace tanto tiempo-, cuatro personas visitaban un restaurante y generalmente todos pedían lo mismo (y que lo digan las parrilladas, que eran apreciadas por todos). Hoy, de esos cuatro clientes, al menos uno es vegetariano y/o vegano, y otro tiene algún tipo de intolerancia, ya sea a las harinas, la leche, o algún producto que no puede ingerir.

Posiblemente esta sea la hora de la verdad para los restaurantes. O modernizan su carta o perderán parte importante de sus clientes. Los “target” han cambiado y será necesario e indispensable adaptarse a un cliente que hace diez años no existía, salvo que estuviese a dieta o “enfermito del estómago”, situación que rápidamente se solucionaba con una ensalada César o una sopita de ave.

Los grandes templos de la gastronomía lo saben y muchos ya se han subido al carro de la era moderna. Olger Inostroza, propietario del célebre “Don Peyo”, famoso por sus tertulias desde su apertura en el año 1971, decidió abrir su carta, sumando platos vegetarianos y veganos a su diaria propuesta.

Fuimos a conocer su nueva propuesta y a pesar que mirábamos con envidia a los comensales que se regocijaban con un gran trozo de plateada -una de las especialidades de la casa-, las sopaipillas con pebre que teníamos en nuestra mesa nos hizo olvidar nuestro afán carnívoro. Para partir, un sabroso cebiche de cochayuyo, con cebolla morada y limón de Pica ($ 3.590), alga que los vegetarianos y veganos convirtieron en moda y que hoy se ofrece en diferentes comedores del país.

El cochayuyo dio paso a un Carpaccio de zapallos italianos (receta originaria del país de la bota, $ 4.450), de gran sabor gracias al aporte del buen aceite de oliva que tiene este comedor. De ahí saltamos a unos recomendables Ajíes rellenos con champiñones y queso gratinado (6 x $4.450), ricos, ya que el champiñón entrega un sabor y resistencia muy similar a la carne. Doy fe que, a esas horas, ya habíamos olvidado por completo la plateada, más aún cuando probamos una ensalada de quínoa con tomates asados (5.290), que realmente quita el aliento, por lo simple, equilibrada y rica.

Tres sorpresas como platos de fondo y las degustamos todas. De partida, un apetitoso Pastel de choclo (con pino de berenjenas y champiñones, $ 6.850); luego, unos Spaghetti con salsa de champiñones ($ 5.690), para finalizar con unos francamente deliciosos Garbanzos guisados con verduras ($ 5.500), bien caseros y que recuerdan los tiempos cuando Chile que era pobre.

Una carta de vinos tradicionales y muy económicos ($ 5.500 por una botella Doña Dominga), espumantes, cervezas y buena coctelería, se suma a una carta que hoy en día puede ser compartida por todos sus visitantes, obviando (muy inteligentemente) la cocina para celiacos, ya que para ello se necesitan espacios diferentes, por la temida contaminación cruzada.

Es tanto el valor que le ha dado su propietario a estos nuevos tiempos, es que incluso su carta está elaborada en “Stone Paper”, un papel mineral para cuya elaboración no se cortan árboles, no se utiliza agua ni se generan emisiones tóxicas. Posiblemente, el papel del futuro, ya que aparte de todas sus gracias, es resistente y reciclable.

En resumen: un clásico comedor criollo que mira al futuro.

Don Peyo: Lo Encalada 465, Ñuñoa / 22274 0764

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR


ALIMENTOS QUE MATAN

Hay alimentos que matan. Y no nos referimos cualquier alimento alto en grasas saturadas que, efectivamente, pueden acabar lentamente con la vida del mejor sibarita. Sin embargo, una serie de alimentos son capaces de cercenar el hilo que nos une a este mundo en apenas horas o minutos, y generalmente, de forma dolorosa y desagradable. Por ello, en Lobby hemos seleccionado diez de estos alimentos que, a lo largo y ancho de todo el mundo, han puesto en peligro miles de vidas de turistas incautos.

 

 
CASU MARZU
A simple vista, un apetitoso, aunque algo extraño queso que suele consumirse en la isla italiana de Cerdeña y al que se atribuyen cualidades afrodisiacas. En realidad, un queso podrido que contiene en su interior larvas de moscas que contribuyen a fermentar el queso. El problema es que dichas larvas sobreviven en el estómago del que las ingiere, lo que puede tener gravísimas consecuencias intestinales. La buena noticia es que raramente ello acaba con la vida de nadie. La mala, para los sardos aficionados a este queso, es que ha sido prohibido por la Unión Europea, aunque aún pueda ser adquirido en el mercado negro.

 
PEZ GLOBO
El popular fugu, como se conoce en Japón al pez globo, puede ahogar al que lo consume si no es preparado debidamente por un experto. Sus órganos internos –especialmente, el hígado, los ovarios y los intestinos– retienen altos niveles de un tóxico conocido como tetrodotoxina (TTX), que causa parálisis sin que el que ha sido contaminado se percate de ello hasta que sea demasiado tarde y muera ahogado mientras mastica. Los chefs japoneses añaden al plato una pequeña parte de este componente, 1.200 veces más venenoso que el cianuro, para darle un toque picante a sus preparados. El alimento se ha consumido desde hace al menos 2.300 años, pero fue prohibido durante los siglos XVII al XIX para toda la población. Durante mucho tiempo, el emperador de Japón no pudo saborear dicho manjar por su propia seguridad.

 

BAYAS DE SAÚCO
Probablemente usted conozca los famosos beneficios para la salud del saúco, entre los que se encuentran sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, depurativas y como refuerzo del sistema inmunológico. Menos célebre es lo fatal que puede resultar el consumo de sus hojas, semillas o frutos crudos o no maduros, puesto que contienen un componente químico conocido como glucósido cianogenético, que puede producir cianuro o ácido cianhídrico. Su consumo puede ocasionar náuseas e incluso ataques al corazón.

 

ANACARDO CRUDO
Tranquilos: los anacardos (castañas de cajú en estos lares) que se compran en los supermercados y otros establecimientos de alimentación no son crudos, aunque así rece su envase. De lo contrario, es probable que miles de aficionados a los frutos secos hubiesen fallecido víctimas del urushiol, un aceite que se encuentra en estos alimentos y que da lugar a la conocida como dermatitis por contacto de urushiol. Los síntomas asociados con la enfermedad son edema, inflamación y supuración, y aunque se trata de un brote alérgico bastante común, especialmente en EEUU, puede resultar mortal en grandes cantidades. Los anacardos que adquirimos normalmente han sido cocidos para eliminar el urushiol.

 

TAPIOCA
La tapioca se puede encontrar en América del Sur, África y Asia, y suele ser empleada para rellenar tartas u otros dulces. Es importante en dicho caso cocinarla a conciencia, puesto que, de lo contrario, la linamarina que contiene se convertirá en glucósidos cianogenéticos como los que aparecían en las bayas de saúco. Se debe pelar por completo y hervirla antes de ser consumida.

 

 
ALMEJAS CON SANGRE
Un alimento considerado por muchos como una exquisitez pero que, en determinadas variantes, puede resultar mortífero. China, donde apenas se hierve este molusco durante más de 20 segundos, ha visto cómo en 1998 llegó a producir 30 muertes y 300.000 infecciones causadas por una epidemia de hepatitis A. Debido a que viven en entornos con niveles bajos de oxígeno, filtran altas cantidades de agua con toxinas que dan lugar a otras enfermedades graves como la disentería o el tifus. Actualmente, dicho plato está prohibido en el país oriental, y la multa por comercializarlo es de diez veces el precio por el que ha sido vendido en el mercado.

 

 
RANA TORO AFRICANA
Este simpático ser utilizado en algunas zonas como mascota y que puede llegar a pesar más de 2 kilos resulta letal si lo introducimos en nuestra dieta, algo habitual en países de África del Sur como Namibia. Aunque los locales aseguran que una vez que el animal se ha apareado, deja de ser peligroso, conviene tener mucho cuidado con su piel y órganos, puesto que contienen diversas toxinas. La sabia tradición señala que nunca debe consumirse antes de “la tercera lluvia”.

 

HÁKARL
Uno de los platos tradicionales de la comida islandesa y que consiste en la carne curada del tiburón de Groenlandia. El problema asociado a este escualo es que carece de riñón y tracto urinario, por lo que toda la basura, ácido úrico y sustancias tóxicas consumidas se almacenan en la piel del ser que goza del dudoso honor de ser conocido como “el animal con peor sabor del mundo”. Hace falta que la carne atraviese un proceso de curado de al menos seis meses para que sea apto para el consumo humano.  Eso sí, lejos de las zonas habitadas por el hombre, debido al desagradable olor que desprende.

 

ACKEE
Si usted sufre el conocido como síndrome vomitivo jamaicano, probablemente habrá consumido ackee, uno de los frutos más populares del país caribeño, al que llegó desde el África Occidental. La hipoglicina que contiene puede conducir al que la consume al coma profundo o la muerte, si la planta se ingiere antes de encontrarse completamente madura. Jamás hay que probar suerte con sus semillas negras, aunque en teoría, si la fruta se ha abierto de manera espontánea, ya es apta para el consumo.

 
SANNAKJI
¿El alimento más tétrico y desagradable del mundo? Probablemente. Un plato procedente de la gastronomía tradicional coreana que se prepara a partir de los trozos recién cortados de un pequeño pulpo conocido como “nakji” y aliñado con sésamo. El pescado está tan crudo que los tentáculos seguirán moviéndose en el plato. Además, las ventosas se pueden adherir a la boca o al esófago del que las ingiere, lo que puede causar su ahogamiento. Sus admiradores gustan de explicar lo agradable que le resulta sentir el movimiento de los trozos del pulpo en su garganta a medida que lo tragan. Desde luego, una comida no apta para personas sensibles.

 

 

 

martes, 14 de mayo de 2019

LOBBYMAG


LOBBY MAG

Año XXXI, 16 al 22 de mayo, 2019
LOS CINCO DE LA SEMANA: Pescados y mariscos criollos
MIS APUNTES: La Brasserie de Franck y Héctor
CINCO IMPERDIBLES: El arrollado huaso

LOS CINCO DE LA SEMANA


PESCADOS Y MARISCOS CRIOLLOS
El mes del mar –que poco a poco se nos ha ido olvidando- es propicio para recomendarles cinco restaurantes donde los pescados y mariscos se elaboran “a la chilena”, dejando de lado la cocina marina de los españoles, peruanos y asiáticos. Con el 21 de mayo ad portas, bien valdría hacer un gesto de chilenidad y visitar lo que -a nuestro juicio- son los mejores en su categoría.

 

EL ANCLA
En este oasis de los pescados y mariscos de la comuna de Providencia, donde trabajan productos frescos en porciones abundantes y a precios razonables, es una verdadera picada moderna. Más aun cuando los clásicos marinos, como las empanadas de piures, la merluza frita y el ulte, se consiguen a muy bajo precio. (Santa Beatriz 191 / 22264 2275)

 

 
LA TASCA DE ALTAMAR
36 años de historia lo convierten en uno de los más respetables restaurantes marinos de Santiago. Una cocina tradicional, donde la calidad del producto se mantiene gracias a su cadena de pescadores artesanales que abastecen el lugar, incluso con langostas y picorocos. Se cuenta –y se confirma- que su congrio frito es el mejor de la capital. (Noruega 6347, Las Condes / 22211 1041)

 

 
LA CALMA
Cuando el chef Gabriel Layera, trabaja los pescados y mariscos como un artista, rápidamente sus bonos suben y se transforma en un best seller de gran nivel. En este comedor, donde la carta cambia de acuerdo a la pesca del día, la excelencia es la base de sus recetas y el boca a boca lo ha convertido en uno de los mejores espacios para conocer la cocina marina de la capital. (Nueva Costanera 3832, Vitacura / 22667 4416)

 

 
DON GAVIOTA
Alejado del circuito tradicional, la comuna de Recoleta se engalana con uno de los más prestigiosos comedores marinos de la capital, donde caldillos y frescos mariscos acaparan la atención de cientos de capitalinos que cruzan la ciudad para disfrutar de sus tradicionales recetas y del vino pipeño, especialidad de la casa. (El Roble 1190, Recoleta / 22621 1838)

 

 
ANA MARÍA
A pesar de tener carnes de todo tipo en su carta, los pescados y mariscos de este emblemático restaurante son fuera de serie. Desde sus entrañables Erizos a la Cocotte a unos blandísimos Locos /mayo, además de lo más preciado de la fauna marina, lo convierte en número fijo al momento de comer mariscos y pescados en nuestra capital. (Club Hípico 476, Santiago sur / 22698 4064)