martes, 28 de abril de 2020

LOBBY MAG





Año XXXII, 30 de abril al 6 de mayo, 2020

LA NOTA DE LA SEMANA: Preocupación por la nueva normalidad
EL CONSULTORIO: Grandes leyendas gastronómicas
MIS APUNTES: ¿Cuál es su pizza favorita?
MAGAZINE: Propiedades mágicas de las hierbas y especias (parte IV)


LA NOTA DE LA SEMANA



PREOCUPACIÓN POR LA NUEVA NORMALIDAD

Cuando despertemos de esta pesadilla que es el Covid 19, recién nos vamos a dar cuenta de la tragedia que ocasionó el famoso virus en toda nuestra industria. No sabemos cuándo ni cómo serán las reglas que nos regirán más adelante. Personalmente, no concibo cápsulas de policarbonato en los restaurantes, ya que no es la razón de ser de un lugar donde no sólo se va a comer, sino a disfrutar experiencias que son únicas.

Tampoco concibo un plato gastronómico de mantel largo, donde el emplatado va en directa proporción a la calidad del producto, sea entregado a domicilio en un delivery, donde a lo más podríamos imitar la arquitectura del plato, además de perder gran parte de su calidad al tener que recalentar el producto. Por esas razones, el restaurante se transforma en un lugar indispensable, útil y absolutamente necesario, sea el lugar que sea, o tipo de comida que ofrezca.

Las cifras a nivel mundial preocupan. Desde el impacto del cierre de restaurantes, las reuniones y eventos diarios; los matrimonios (una tremenda industria), y otras ceremonias, están –al igual que sus proveedores- tensos y tratando de conocer algo más de esta nueva normalidad que tendrá el mundo. Es obvio que no seremos los primeros en salir de esta situación. Dinero siempre habrá, tan sólo cambiará de manos. Clientes también.  Lo que no sabemos es cómo será el modelo del “nuevo” restaurante, ya que desgraciadamente no será como siempre (ni para siempre), ya que, concebida la vacuna o el medicamento que elimine o mantenga a raya este virus, todo debería tender a la normalidad. Si bien en cierto que muchos restaurantes cerrarán sus puertas, alguien tomará esa posta y la industria seguirá siendo competitiva.

Espero estar vivo para poder verlo.

EL CONSULTORIO


GRANDES LEYENDAS GASTRONÓMICAS

Generalmente, cuando los platos trascienden dentro de una cultura y pasan a formar parte de su tradición, vienen acompañados de alguna simpática historia sobre su creación. Es difícil determinar si estas anécdotas son verídicas o no, pero si no lo son, merecerían serlo por lo pintorescas y entretenidas.

Sorrentinos
El canal History Channel, investigó y chequeó con conocidos historiadores, el origen de algunos platos muy populares. También existe un libro muy interesante de Dereck Foster (periodista, amante de la gastronomía y de los vinos), en el cual recopila muchas historias y datos sobre la cocina.

Por ejemplo, ¿por qué si estamos en un restaurante de pastas en Italia y pedimos sorrentinos, el mozo nos mira con desconcierto? Simplemente porque no los conocen. Al parecer, los sorrentinos son una variación de los ravioles, creados en el restaurante Sorrento, en Corrientes y Cerrito, frente al obelisco de Buenos Aires.

Milanesa a la Napolitana
¿Y las milanesas a la Napolitana, son de Nápoles? ¡No! Si bien las milanesas ya aparecen en los libros de cocina europeos de 1800, Francia, Italia, España y Austria se disputan su origen y llegan a Argentina junto con los inmigrantes italianos, con el nombre de Milanesa. Pero la versión "a la Napolitana" fue creada alrededor de los años 50´ en el restaurante porteño "Nápoli" que se encontraba frente al Luna Park. Según se cuenta, un distinguido cliente de ese restaurante que siempre pedía milanesa con papas fritas, ordenó la última milanesa que quedaba esa noche y el cocinero, en un descuido, quemó uno de sus lados. Ni lerdo ni perezoso, el dueño del lugar enmendó el error retirando el pan quemado y cubriendo ese lado con jamón, queso y salsa de tomate, lo cual tuvo una gran aceptación por su cliente quien desde entonces sólo ordenaba milanesa a la Napolitana.

Tournedos
¿Cómo llega la palabra “tournedos” a representar el centro del filete, en la jerga de la cocina profesional? Según la historia, el famoso compositor italiano Rossini, que vivió y murió en París, era un gran gourmet. Rossini amaba armonizar los sabores como si fueran notas de música y cuando comía en un restaurante, él mismo describía cómo quería que se realizara el plato que ordenaba. Cierta vez pidió que le trajeran un medallón de carne cubierto con foie gras y trufas. Esto, para la época, sonaba demasiado extravagante, pero siendo Rossini una personalidad conocida mundialmente, había que complacerlo. Cuando el mozo volvió con el plato requerido, giraba sobre su espalda para ocultarlo de la vista de los demás comensales, quienes hacían lo imposible para ver el misterioso plato del gran Rossini. "Tourner" significa, en francés, darse vuelta o volver las espaldas y de allí el nombre tournedos.


Vigilante
El postre “vigilante”, clásico de la comida argentina que consiste en un trozo de queso con otro de dulce de membrillo o de guayaba, nació en 1920 en una cantina de Palermo muy frecuentada por los policías de la zona, y Jorge Luis Borges, que era muy sencillo en sus gustos gastronómicos, siempre lo pedía de postre, donde quiera que fuera, contribuyendo con su popularidad.

En definitiva, es difícil determinar el origen de un plato, ya que muchas veces un mismo producto se gesta en distintos lugares a la vez, pero estas historias contribuyen al encanto y la mística de la gastronomía ¿no les parece?


MIS APUNTES



¿CUÁL ES SU PIZZA FAVORITA’

En épocas de pandemia, de quedarse en casa y de variados deliveries, 
aprender de pizzas puede serle muy útil 

Pizzas hay muchas: con distintos ingredientes, sabores, texturas… Las grandes familias de pizza se distinguen entre sí por su procedencia, cada una con un tipo de masa distintiva que marca a su vez los ingredientes que se utilizan. Pero, ¿cuáles son las pizzas más conocidas?


PIZZAS ITALIANAS: NAPOLITANA V/S ROMANA

Si pensamos en pizzas, Italia nos viene inmediatamente a la cabeza. Sin embargo, y como ocurre con muchos platos de su gastronomía, no hay una elaboración estándar italiana. Las dos más destacadas y conocidas son la napolitana y la romana, similares a simple vista, pero con sabores y texturas muy distintas.

Pizza napolitana
Según algunos historiadores gastronómicos, la pizza napolitana es la primera como tal y ha originado el resto de variantes. Tiene unas pautas muy marcadas e incluso existe la Associazione Verace Pizza Napoletana, la cual vela por el respeto a la masa, los ingredientes utilizados y el horno que culmina el plato.

A grandes rasgos, la pizza napolitana tiene una masa fina (unos 0,4 cm. en el centro, 1-2 cm los bordes) que resulta suave y esponjosa en la boca. Es esa pizza que se dobla al coger la porción y cuya base resulta muy jugosa por si sola. Por sus características, suele llevar pocos ingredientes. Su elaboración tiene dos fundamentos: el leudado de la masa durante al menos 12 horas, y la cocción en horno de leña sin utilizar objetos metálicos como base.

Pizza romana
La pizza romana, por su parte, es todavía más fina y busca un acabado crujiente. La masa puede dejarse leudando hasta un día entero, de modo que se respeten al máximo los tiempos de fermentación y se favorezca la cocción en el horno. El grosor de los bordes no es tan marcado y, aunque la base sea más resistente, tampoco se abusa de la cantidad de ingredientes.

Pizza siciliana
Hay otras dos pizzas muy conectadas entre sí y que se han extendido por todo el mundo: la pizza al taglio y la pizza siciliana. En ambos casos, estamos ante masas más gruesas, a medio camino del pan, y suelen ser cuadradas. La pizza siciliana ha dado lugar a la focaccia y ha sido clave en las elaboraciones americanas. El concepto al taglio, por su parte, surgió como tal en Roma hace medio siglo y no deja de ser comida callejera para consumir rápido sin necesidad de entrar a un restaurante. El grosor de la masa está pensado para ayudar al comensal y suelen ser pizzas cuadradas para facilitar el corte, que se realiza con tijera.

PIZZAS AMERICANAS: DE EE.UU A ARGENTINA

NY Style Pizza
Las dos pizzas más conocidas en Estados Unidos son la de estilo neoyorkino y la Chicago. Las primeras son, probablemente, las más populares del mundo. De hecho, muchos historiadores defienden que la pizza como tal surgió en Nueva York a finales del siglo XIX en el seno de la población italoamericana.

La pizza de NY o New York Style Pizza, aunque fina y de textura similar, es más gruesa que la napolitana. Es una manera de facilitar su rápido cocinado y, a la vez, el consumo en la calle. El tamaño del disco es más grande -hasta 45 cm de diámetro-. Rompe con la ortodoxia italiana de la salsa de tomate y añade especias (orégano, pimientos, etc.) buscando más sabores. Aunque no suelen tener muchos ingredientes, sí que pueden ser más contundentes y llevar más cantidades que las romanas y napolitanas.

Pizza de Chicago
La pizza de Chicago es la llamada de masa gruesa y se aleja bastante de las italianas. Aunque fue ideada por italoamericanos, estos buscaron crear algo nuevo que les recordara la cocina de sus antepasados, pero aportando sus toques propios. La base no sólo es más gruesa, sino que es más crujiente; para ello, se incorpora harina de maíz y el cocinado se hace sobre un recipiente metálico con una pizca de aceite. Los bordes son altos, similares a los de una tarta, y los ingredientes (carne, embutidos, incluso pescado) quedan bajo una capa de salsa de tomate.

Pizza argentina
Miles de kilómetros al sur de Chicago, en Argentina, también son fans de la masa gruesa. En las pizzas argentinas, sin embargo, lo que utilizan es una mayor cantidad de levadura para dar un final más esponjoso. Su otra característica fundamental es el queso: la mozzarella está mucho más presente que en cualquier otra variedad. Es, sin duda, el ingrediente básico en las pizzas argentinas.

Todavía hay muchos tipos de pizza más en el mundo, distintas modalidades y variaciones tanto en la masa como en la forma de introducir los ingredientes. Pronto hablaremos de otras, pero seguro que con estos ya le hemos abierto el apetito. (JAE)


MAGAZINE


PROPIEDADES MÁGICAS DE LAS HIERBAS Y ESPECIAS (PARTE IV)
“No creo en brujos garay, pero que los hay, los hay”

Escarbando en la inagotable literatura esotérica, encontramos un escrito entretenidísimo. Un artículo lleno de conjuros y hechicerías con algo tan común como lo son nuestras hierbas y especias. Que se diviertan. En una de esas, en la cocina están los remedios para todos sus males



MACIS
Regida por el planeta Mercurio y el elemento Aire, el macis es una especia derivada de la piel roja que rodea la semilla de la nuez moscada. Si desea incrementar sus poderes psíquicos, tome algo de macis, ya sea triturada o completa, y quémela en un pedazo de carbón de leña caliente como incienso mágico cuando la Luna esté creciente y en el signo astrológico de Piscis o Escorpión.



MANZANILLA
Regida por el Sol y el elemento Agua, se dice que la manzanilla es una hierba poseedora de cualidades protectoras. Si siente que una maldición o encantamiento ha sido lanzado sobre usted, sacudir manzanilla alrededor de los perímetros de su propiedad en el sentido de las manecillas del reloj en Luna menguante ayudará a contrarrestar la magia. Un té de flores de manzanilla ayuda a calmar los nervios y provoca sueños placenteros.



MEJORANA
Regida por el planeta Mercurio y el elemento Aire, la mejorana trabaja como un amuleto natural de protección contra el mal y es una hierba asociada con el antiguo arte del encantamiento de amor.




MENTA VERDE
Regida por el planeta Venus y el elemento Agua, la menta verde también se conoce con el nombre popular de "Nuestra Señora Menta", que refleja la asociación de la planta con la diosa Venus (aunque algunos cristianos argumentarían que "Nuestra Señora" es una referencia a la Virgen María). Durante mucho tiempo, las brujas han empleado las hojas aromáticas de la menta verde y su planta en curaciones y magia protectora. Se piensa que las almohadas rellenas con menta verde protegen a los durmientes contra ataques de brujería, pesadillas y entidades malvadas de la noche, como los íncubos o súcubos.




MOSTAZA
Regida por el planeta Marte y el elemento Fuego, las semillas de mostaza son usadas tradicionalmente en la magia protectora. Para mantener a los espíritus del mal, influencias negativas y la hechicería alejada de su casa, un antiguo hechizo italiano requiere de semillas de mostaza esparcidas sobre el umbral de sus puertas y los frisos de todas las ventanas. Portar una bolsa dije llena de semillas de mostaza ofrece protección adicional, especialmente cuando uno se arriesga lejos de la seguridad de su casa.



martes, 21 de abril de 2020

LOBBY MAG



Año XXXII, 23 al 29 de abril, 2020

LA NOTA DE LA SEMANA: ¿Medio lleno o medio vacío?
CONSULTORIO ETÍLICO: Una fugaz historia etílica nacional
MIS APUNTES: Los cinco mejores gins del mundo
MAGAZINE: Propiedades mágicas de las hierbas y especias (parte III)


LA NOTA DE LA SEMANA



El Covid y los restaurantes chilenos
¿MEDIO LLENO O MEDIO VACÍO?

La foto que ilustra esta nota muestra parte del temor que está viviendo el sector de la gastronomía debido al Covid 19, una pandemia que está reventando las ilusiones de un gran porcentaje de empresarios, pymes y emprendedores que vieron en un restaurante, una banquetería, un hotel o cualquier actividad asociada a esta industria, la forma de crecer y ganarse la vida.

Todos perdemos con esta mala jugada del destino. Lo que se pensó -en un principio-, como una amenaza que duraría un par de semanas, se ha alargado y no tiene visos de solución.

Lamento no estar optimista tras estos meses que han complicado a la gastronomía sobre todo en la capital. Han sido seis meses de descalabro y será muy difícil para los que sobrevivan a este desastre. Primero, en octubre, el llamado estallido social y luego, sin discriminación alguna, el virus maldito que reventó todo. Incluso las ilusiones de los más optimistas y de los barrios menos afectados por el famoso estallido.

Se necesitarán muchos esfuerzos para salir adelante (y también muchos clientes). Al menos en nuestra capital se terminó el boom hotelero y gastronómico que veníamos viendo desde hace tres o cuatro años. Le tenemos fe a la industria, pero ya nada será como antes. Visitar un restaurante es un acto social y lúdico, pero tiene su precio y las perspectivas económicas no son halagüeñas. Por ahora, reabrir los restaurantes está prohibido. Ojalá pronto la industria se recupere para ir ganando confianzas. De una u otra forma, todos esperamos volver a la normalidad.




CONSULTORIO ETILICO



UNA FUGAZ HISTORIA ETÍLICA NACIONAL

¿Qué se bebía antes? Esa fue la pregunta que motivó esta reflexión.
 ¿Antes de qué?, pregunté, dado que el actual lector puede confundirse rápidamente ante una pregunta que quizá nunca se la hizo, ya que muchos piensan que siempre se ha bebido de todo en nuestro Chile.

Antes del 60, ni idea, respondí, ya que mis primeros recuerdos se remontan a la época en que Chile fue sede del Mundial de Fútbol del año 62. En esos entonces la lista era larga, pero casi todo elaborado de forma artesanal, salvo dos o tres ejemplos. Vino blanco y tinto (olvídese de las cepas, valles y otros demases, ya que ello sólo se aprendió a inicios de los noventa). Aguardiente de Doñihue y Chillán, coñac Tres Palos, anís del Mono, menta (frappé), pilsener (Malta, Bilz y Pilsener, como debía ser en los trenes de la época), un símil de champagne para las fiestas de Año Nuevo, y unas incipientes botellas de pisco Control de 30°, completaban el panorama alcohólico nacional en aquellos entonces.

Poco a poco la industria local fue amononándose para entregar otras variedades. El “fuerte” como le llamaban, creció de la mano de Licores Mitjans y de una pequeña fábrica valdiviana bajo la marca Fehrenberg. En los bares sólo entraban hombres (una ley no escrita pero absolutamente valedera), y lo más alcohólico de las fiestas juveniles eran unas grandes poncheras con champagne (poquito), mucha Ginger Ale y helado de piña.

El pisco comenzó a ganar terreno en los años 70, cuando alguien descubrió que, uniéndolo con Coca Cola, era un placer. Mucho antes de que el pisco sour fuera aperitivo de moda (junto a la vaina, elaborada con un pésimo vino añejo nacional, la piscola se convirtió en uno de los tragos más consumidos por los chilenos, obvio que tras el vino.

El gin también tuvo su época. Más que nada en los bares y discotecas en los años setenta. Booth’s y elaborado bajo licencia por Mitjans, y gin con gin como bandera para los más exquisitos de la época. Años que también conquistó paladares el Martini, cuando descubrieron mezclarlo con pisco y creando el pichuncho.

De los 60 a los 70 fue una larga década. También el whisky comenzó a ser bebida de las familias pudientes, esas que podían traerlo desde Mendoza o Buenos Aires. Old Smuggler era su marca y muchos aún lo recuerdan como uno de los placeres más grandes de sus vidas.

Pasados los años 70 y con el dólar a $ 39 y una verdadera etapa de la “plata dulce”, comenzaban a llegar al país las primeras importaciones de whisky, donde el etiqueta roja era el súmmum. Un poco más de cuatro dólares la botella era el precio en el comercio de esos tiempos. Miro para atrás y creo que nunca se bebió más whisky que en esos años.

Aunque no lo crean, el vino seguía igual: blanco y tinto. (A decir verdad, la industria vitivinícola estaba en pañales aún). La Fundación Chile logro el año 1988 traer a dos expertos de la Universidad del Vino de Francia, Michel Mathieu y Albert Golay, quienes dictarían el Primer Seminario de Catación de Vinos y Pisco. La meta era “buscar las fórmulas precisas para que cada día se sepa más como seleccionar y servir el vino”. Los asistentes, varios empresarios vitivinícolas descubrieron ese año que aparte del cabernet sauvignon, existían una gran variedad de cepas en el país.

Desde los años 90 en adelante, se comenzaron a vivir las modas: creció la industria vitivinícola a la par con el descenso de bebedores de vino per cápita. México se puso de moda y el tequila apareció sonriente en Santiago, pero fue solo un sueño fugaz. Se llenó el país de licores importados y el marketing se impuso a la calidad del producto. Hoy la gama llega incluso a la venta de Absenta, por años prohibida en muchos países del mundo.

Hoy manda la variedad. El pisco sour (el nacional) ha bajado de su pedestal y ahí apareció el espumante. Los tragos mixológicos tienen su target y la cerveza es lo que más se consume en el país (80 lts. per cápita). En la actualidad, -creo y pienso-, que se bebe menos, pero mejor calidad, y a pesar de la Ley Tolerancia Cero, no ha disminuido la venta de alcohol. Eso merece un ¡salud!

MIS APUNTES


LOS CINCO MEJORES GINS DEL MUNDO

La publicación británica Short List ha elaborado una lista con las mejores ginebras del mundo. Si es un amante de los Gin Tonic, la bebida de moda, le invitamos a que eche un buen vistazo, tome ideas y haga planes para conseguirlos. La ginebra es un aguardiente inglés derivado del nombre 'Genever' o 'Jenever' holandés. Su graduación alcohólica varía entre 43º y 47º y se obtiene de la destilación de la cebada sin maltear, rectificándola con bayas de enebro y aromatizado con cardamomo, angélica y otro tipo de hierbas. Para elaborarse correctamente es preciso emplear alcoholes de cereales frescos de 96º, altamente neutros.

Después de esta pequeña introducción vamos a conocer los 5 mejores gins del mundo


WILLIAMS CHASE
Comenzamos esta lista de las mejores ginebras del mundo con William Chase. Los sabores de enebro, manzana y flor de saúco se unen a los aromas de cítricos sutiles, este último perfecto aliado de la tónica. Algunos lo sirven con una rodaja de manzana fresca, pero se puede servir perfectamente solo. La ginebra se destila más de 100 veces a lo largo de un proceso de dos años, desde que los ingredientes salen de la huerta hasta que llegan a la botella.



MARTIN MILLER´S
En el segundo escalón del podio de las mejores ginebras encontramos Martin Miller´s. Destaca por ser ligero en boca, aunque perfumado y con un toque intenso. Su producción se inició en 1990 empleando 10 ingredientes diferentes y mezclándolo con agua de Islandia. Es impresionante.



MONKEY KLEIN
Una ginebra increíblemente divertido proveniente del Bosque Negro, en Alemania. El nombre proviene de la cantidad de ingredientes botánicos que van en este ginebra única. Arbolado, picante, afrutado y herbáceo; estos aromas y esencias son los que se unen para la tercera posición del ranking.


BLACKFRIARS
Cuando hablamos de un gin económico, la gente habla maravillas de Aldi´s Oliver Cromwell Gin, sin embargo, Sainsbury's Blackfriars no está mal tampoco. Está fabricado por Greenall y se distribuye en una botella de 700 cc. En el año 2011 ganó el premio en su clase en el prestigioso International Spirits Challenge.


BLOOM
Entre las mejores ginebras del mundo, Bloom es una de esas marcas que no se puede obviar. Con aromas florales, se aprecian detalles de cítricos con toques de enebro. Es muy recomendable para todos aquellos que no están acostumbrados a la ginebra. Es perfecta para iniciar una velada en pareja.


MAGAZINE


PROPIEDADES MÁGICAS DE LAS HIERBAS Y ESPECIAS (PARTE II)
“No creo en brujos garay, pero que los hay, los hay”

Escarbando en la inagotable literatura esotérica, encontramos un escrito entretenidísimo. Un artículo lleno de conjuros y hechicerías con algo tan común como lo son nuestras hierbas y especias. Que se diviertan. En una de esas, en la cocina están los remedios para todos sus males




COMINO
Regido por el planeta Marte y el elemento Fuego, el comino (una semilla perteneciente a la familia del perejil) es empleado por las brujas para alejar el mal y exorcizar fantasmas de residencias embrujadas. Esta especia también se utiliza para los hechizos de amor o para provocar sentimientos de lujuria en otra persona y mantener al amante fiel. Durante mucho tiempo, las semillas del comino se han considerado poseedoras del "don de la retención". Lo que esto significa es que cualquier objeto que contenga semillas de comino está salvaguardado mágicamente contra robo de hombre, espíritu o elemento. De acuerdo con una creencia popular alemana, el pan en el que las semillas de comino se hayan horneado no puede ser robado por los duendes.



CÚRCUMA
Regida por el planeta Marte y el elemento Fuego, la cúrcuma es empleada de forma habitual por las brujas y otros practicantes de las artes mágicas en los siguientes tipos de hechizos: gobernar a otros, confianza, valor, exorcismo, pasión, sensualidad, rompimiento de hechizos y fuerza. En las islas hawaianas, donde la cúrcuma es conocida como olena, la hierba alguna vez se usó en ritos de purificación de los Kaunas, practicantes iniciados de una antigua tradición esotérica conocida como Huna, o antiguo conocimiento. En una cáscara de coco o cráneo ahuecado, la cúrcuma podría mezclarse junto con agua salada del mar y después, con una hoja, salpicarse sobre el altar y a través del espacio ritual para dispersar a los espíritus del mal y las malas vibraciones.


ENELDO
Regido por el planeta Mercurio y el elemento Fuego, el eneldo se ha considerado por mucho tiempo como una hierba de protección. Se ha usado por muchos siglos como un amuleto para desviar la brujería, romper maldiciones y alejar a los demonios y espíritus malévolos. Se dice que los duendes no se acercan a una casa o jardín donde se cultiva eneldo. Para prevenir que los enemigos entren a su casa, de acuerdo con una antigua costumbre pagana, cuelgue una bolsa llena con eneldo sobre su puerta principal. Para mantener a salvo a los niños mientras duermen y sueñan, pongan una bolsita llena de eneldo en sus cunas o camas.



JENGIBRE
Regido por el planeta Marte y el elemento Fuego, el jengibre se ha usado durante mucho tiempo en hechizos para atraer el dinero. Un método mágico requiere de una raíz de jengibre secada al sol durante 9 días y después hecho polvo en un mortero. Cuando la Luna creciente esté en el signo de Tauro, visualice el resultado de su hechizo mientras salpica sus bolsillos con el jengibre. Si su magia funciona apropiadamente, pronto éstos se llenarán con oro y plata. Es costumbre entre algunas brujas y otros practicantes de las artes mágicas comer un poco de jengibre antes de lanzar un hechizo con objeto de añadir más potencia a su magia. Además, para atraer el dinero y añadir poder extra al hechizo, con frecuencia se utiliza el jengibre en los trabajos rituales para mejorar la salud, incrementar los poderes psíquicos individuales, alcanzar el éxito y lanzar maldiciones contra los enemigos, siempre y cuando este acto esté justificado.



LAUREL
Regido por el Sol y el elemento Fuego, el laurel es una hierba que alguna vez usaron las sacerdotisas de Apolo para inducir mágicamente las visiones proféticas. Para ver el futuro a través de los sueños, duerma con hojas de laurel entre su almohada. La quema de hojas de laurel, en combinación con las palabras de poder, trabaja bien para exorcizar a fantasmas y demonios de residencias encantadas y de los poseídos. Cuando se combinan con madera de sándalo y se queman en Luna menguante, las hojas de laurel rompen la mayoría de las maldiciones y hechizos negativos. Se cree que si quema hojas de laurel sobre las que haya escrito con su propia sangre un deseo, logrará que se haga realidad.



martes, 14 de abril de 2020

LOBBY MAG




Año XXXII, 16 al 22 de abril, 2020

LA NOTA DE LA SEMANA: Día de la cocina chilena
CONSULTORIO ETÍLICO: Los 5 cócteles que más se venden en el mundo
MAGAZINE: Propiedades mágicas de las hierbas y especias (Parte  II)



LA NOTA DE LA SEMANA




EL DÍA DE LA COCINA CHILENA

Cada cierto tiempo la cocina chilena sale a la palestra, más aún cuando esta semana conmemoramos su día oficial. Desde hace tiempo diferentes autores han escarbado sus orígenes y publicado sus descubrimientos en cientos de libros que generalmente mueren en las estanterías de las librerías o se consiguen en ferias, en esos puestos donde se venden revistas viejas, discos de antaño y ediciones de libros añejos y poco interesantes.

Si tomamos el ejemplo del Perú, donde una serie de cocinas foráneas han logrado, con el tiempo, convertirse en propias de una cultura gastronómica que admiramos, acá seguimos tratando de adaptar conceptos con el fin de crear una cocina propia. Los peruanos crearon una gastronomía de múltiples ascendencias y la adoptaron. Africanos, chinos y japoneses y la cultura inca son sus fuentes iniciales. Nosotros nos quedamos con la aburguesada comida francesa y uno que otro toque español.

Pasan los años y aún no podemos definir ni ponernos de acuerdo con la cocina chilena. A decir verdad, cada uno tiene su teoría. Desde la antropóloga Sonia Montecino hasta el más neófito en la materia dan su opinión. Es posible que todos tengan razón. Para este cronista, la cocina chilena es la que extrañamos cuando estamos fuera del terruño. Sin embargo, existen talibanes gastronómicos que desean llegar a puntos extremos. Y esa no es la idea.

¿Qué las empanadas se hacen en todo el mundo hispano? Es cierto. Igual que la cazuela, los porotos y el curanto. Todo es similar, pero a la vez todo es distinto. A decir verdad, nuestra cocina debería caracterizarse más que nada por los aliños y especias que ocupamos y no por la materia prima. Una cazuela preparada en un pueblo perdido de Alemania, no es para nada comparable con una similar elaborada en cualquier lugar de Chile.

Hemos experimentado la cocina de nuestros aborígenes y realmente no es para alabarla. Hemos comido platos de siglos pasados que no entusiasman a nadie. Hemos buscado, en los escondidos pasajes de nuestra historia, algo que nos hiciera únicos. Sin embargo, todo afán ha sido infructuoso.

Al final, ¿qué debería ser la cocina chilena? Definitivamente una mezcla de pueblos y de razas. Al igual que los peruanos, pero no la hemos sabido aprovechar. Acá llegaron italianos, yugoslavos, árabes, españoles, alemanes, franceses y muchos otros que literalmente les dimos la espalda y no integramos su gastronomía a la nuestra. Y ese es un error que habrá que corregirlo en el tiempo. Somos hijos de inmigrantes y nuestra gastronomía se debe intrínsecamente a ellos.

CONSULTORIO ETÍLICO


LOS 5 CÓCTELES QUE MÁS SE VENDEN EN EL MUNDO

Es curioso ver la lista de los cinco cócteles que más se venden en el mundo, sacada de 100 de los mejores bares del orbe, donde sus bartenders cuentan que es lo que más piden sus clientes. Es seguro que la mayoría los conoce y tal vez crea que el orden no es el correcto, debido a que cada país tiene una bebida popular, sin embargo, el mundo es muy grande y los gustos, diferentes...



OLD FASHIONED
En la lista aparece en primer lugar. Si el whisky es el mejor compañero de viaje, y si se pregunta el motivo, tal vez está descripción le anime a probarlo. De hecho, los barmans están convencidos que bien preparado (lo cual es sorprendentemente fácil), un Old Fashioned es verdaderamente uno de los mejores cócteles clásicos; tiene fuerza, pero es muy agradable a los sentidos; su apariencia es elegante y delicada, pero es decididamente masculino; su sabor es excelente, desde un sutilmente agresivo principio hasta el suavemente placentero final y siempre conserva un aroma excepcional. Dirán: "Demasiado para un poco de whisky con hielo". Después de todo, "ni siquiera es servido en una copa de cóctel.


MOJITO
El segundo lugar lo ocupa el Mojito, ¿quién no se ha tomado este caribeño cóctel en alguna ocasión? A la vista se presenta más armónico, sin hojas trituradas en su interior ni en la superficie. Su aroma es directamente provisto por la hierbabuena, que actúa como aromatizante y decoración, predisponiendo con su frescura al consumo. La entrada es suave y balanceada. En el paladar se aprecia refrescante y sabroso. El alcohol se mantiene presente sin ser demasiado agresivo. Perfectamente balanceado con la acidez de la lima y el dulce del azúcar. Refrescante pero seco, suave pero intenso, dulce, pero con un punto amargo. Su mezcla de aromas y esencias nos transportará al máximo placer. Sin duda alguna, una de las mejores y más populares creaciones cocteleras de la historia.


NEGRONI
El Negroni ocupa el tercer lugar en este top, un combinado que se remonta a la Florencia de los años 20, ciudad que en aquel momento se convirtió en el lugar favorito de reunión de la alta sociedad europea. Fue precisamente un aristócrata, el conde Camillo Negroni, quien cansado de beber el clásico Americano, (campari y vermouth en partes iguales), sugirió al barman del Café Casoni potenciar el sabor de la mezcla con otra parte igual de ginebra, y desde entonces marcó un antes y un después en el planteamiento de los combinados. Con este añadido, se consiguió un combinado más atrevido e intenso gracias al toque seco y aromático que aporta la ginebra, fiel reflejo del carácter rudo y varonil de los aristócratas de la época. Uno de sus fanáticos fue el actor y escritor norteamericano Orson Welles, quién lo elogió repetidamente durante su estancia en Italia para el rodaje de Cagliostro en 1947, por el extraordinario balance de sabores del cóctel. Así, el Negroni se ha consolidado como uno de los grandes clásicos, un cóctel que ha perdurado a lo largo de las décadas con un trago distinguido, algo amargo, pero que merece ser saboreado.


MANHATTAN
En la lista, en cuarto lugar aparece el Manhattan o el cóctel "de la serenidad y madurez". La primera aparición del Manhattan se podía encontrar en la “Bartender´s Guide” de O.H. Byron de 1884. Preparar un buen Manhattan no es ninguna ciencia; este cóctel no requiere procedimientos descabellados, ingredientes rarísimos o en cantidades infinitesimales o decoraciones rocambolescas, nada de eso. La persona que encare la elaboración de un Manhattan correctamente debería hacerlo de la misma manera que aquel que va al encuentro de un viejo amigo y se prepara para salir a recorrer la noche.


MARTINI & DRY MARTINI
Llegamos al quinto puesto con el cóctel Dry Martini y en el sexto lugar el Martini, apodado el "Rey de los Cócteles", el Martini es sin duda la mezcla capaz de expresar el valor de la Ginebra o Vodka, donde la calidad del destilado debe ser la máxima posible. Un Martini es una declaración personal, y no apto para todos los públicos. Podemos nombrar a Ernest Hemingway, William Faulkner, Truman Capote, Dorothy Parker, Wiston Churchill, Stalin, entre otros famosos adeptos a este preparado. Incluso Roosevelt se preparó un Dry Martini al terminar la Ley Seca. Un Martini perfecto debe conservar su translucidez, aspecto intemporal y lo más importante, su potencia.