de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 4 de noviembre de 2008

REVISTA LOBBY

ESTA SEMANA
AÑO XX, 6 al 12 de noviembre 2008

LA NOTA DE LA SEMANA: Colin Turner se aleja de la gerencia de Radisson Chile
LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR: Savinya: en el casino también apuestan
LOS APUNTES GASTRONÓMICOS DE LOBBY: Xabala, Palomo y Guzmán: Un blend de lujo
DE BEBISTRAJOS Y REFACCIONES: Fuente Mardoqueo: ¿Bávaro o Bárbaro?
EVENTOS: Organizan primer Chef&Hotel Show 2008
BUENOS PALADARES: Las críticas gastronómicas de la semana
EL NOTICIARIO: Las noticias de la semana

LA NOTA DE LA SEMANA


COLIN TURNER
SE ALEJA DE LA GERENCIA DE RADISSON CHILE

Tras 14 años de ininterrumpido trabajo, primero como gerente del Radisson Plaza Santiago y luego como gerente general de Radisson Chile, a cargo de los cinco hoteles que maneja la multinacional en el país, Colin Turner decidió dejar esa gerencia a fines de este año para asumir en enero un nuevo desafío hotelero.

Su próximo destino será Puerto Varas donde llegará a ejercer similar cargo al hotel Cumbres Patagónicas, un nuevo establecimiento y centro de convenciones de lujo que abrirá sus puertas a mediados del 2009.


El sentido alejamiento de Turner de la cadena Radisson es lamentado por todos los que trabajaron con él este tiempo, sin embargo la posibilidad de convertir a Puerto Varas como la capital turística de Chile lo tiene más que motivado para enfrentar este nueva etapa de su carrera, emprendimiento que no cabe duda, cumplirá a cabalidad.

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR



SAVINYA
EN EL CASINO TAMBIEN APUESTAN

Fueron los primeros que se atrevieron. Y eso tiene su gracia. Corría el año 2002 cuando se inauguraba el Hotel del Mar y anunciaban que el chef italiano Gionata Nardone se hacía cargo del Savinya. Era la primera vez que un restaurante de región intentaría trasladar la gastronomía santiaguina para placer, en este caso, de los turistas y viñamarinos que visitaran este nuevo establecimiento.


La historia posterior es conocida. Su éxito fue inmediato y el Savinya logró el año 2005 convertirse, según el Círculo de Cronistas Gastronómicos, en el mejor establecimiento de regiones. En Viña, Enjoy había apostado. Y había ganado.


Con todos los galardones obtenidos y la fama que lo acompañaba, este escribidor llegó una noche de la semana pasada a una planeada degustación preparada para la prensa capitalina. Habían pasado seis años desde su inauguración y tres que no asistía a este restaurante. Y, a pesar de que la oferta gastronómica de esa ciudad ha experimentado un gran crecimiento, volvió a sorprenderme gratamente. La muestra fue grande y larga. Seis entradas, cinco pastas y pescados, un número igual de fondos de tierra y de postres. La gracia, platillos pequeños para conocer parte de la nueva carta esta vez preparada por Luis Segovia, chef del Savinya, ya que Nardone oficia en la actualidad de chef ejecutivo y viaja constantemente a todas las ciudades donde Enjoy posee casinos. En nuestra mesa, el nuevo gerente general de Enjoy Viña, Eduardo García, y en la mesa contigua y vigilando todo, el gerente de Alimentos y Bebidas, Adrew Wallace, conocido por muchos por haber participado en la apertura del santiaguino Hyatt.


Tras un aperitivo donde lució un agradable pisco sour y unas variantes no muy agraciadas de sour-wasabi y un mojito de albahaca -ideal para la piscina-, acompañados de unos originales sushi y sashimi muy adecuados para tranquilizar los espíritusgolosos de los visitantes, pasamos al comedor, donde dos mesas estaban dispuestas para esta gran cena de la que lógicamente no podré comentarla completa, pero si destacar lo mejor que degusté.


De una amplia selección de entradas (ostras, carpaccio de wagyu, centolla, ostiones, foie gras y pato) me sorprendieron las ostras con un gelèe de lemon grass y caviar (falso) de menta. Un alarde de combinaciones que realza el sabor metálico de la ostra y muy destacable en su presentación. Otra de las entradas que me cautivó fue la centolla marinada sobre un gazpacho de arvejas, con brotes de alfalfa, berros y menta. Dos estupendas formas de comenzar una gran cena en este lujoso restaurante a cargo de su maître, Alex Henríquez, de gran desempaño y ya parte de la historia de este local.


De los fondos, dos imperdibles que encontré sobresalientes. De su carta de pastas, un plato de gnocchis de coral de ostión con camarones ecuatorianos, tomate asado y aire de cilantro. Esta fue una de las sorpresas de la noche por su calidad y factura. Otro acierto fue el confit de pato servido con cannelonni de zucchini gratinado. Un trozo maravilloso, blando y muy bien elaborado. No se cuál de estos dos fondos me sobrecogió más. Definitivamente la nueva carta vale para más de una visita.


El dulce final fue tan contundente como la muestra de mar y de tierra que nos tenían preparada. Acá hay para todos los gustos y sabores. Sin embargo me encanté con un sencillo tubo de chocolate relleno con sopa de fresas, acompañado de helado de queso fresco sobre galleta de chocolate y pétalos caramelizados. Un poema.


Inalterable en su calidad, el Savinya continúa cosechando clientes y aplausos. Elegante y fino, es la carta gastronómica de Viña del Mar y por ello tiene un público cautivo que lo premia con variadas visitas. Es una carta cara. Pero es buena y segura. La gente de Enjoy apostó ya hace años por la calidad de su restaurante estrella. Y ha obtenido muchos bunus track en su corta vida. El desafío ahora es equilibrar las cocinas de sus otros establecimientos, pero esa es y será otra historia. (Juantonio Eymin. Fotos, Enjoy)
Savinya. Hotel del Mar. San Martín 199, Viña del Mar, fono 32- 2500600

LOS APUNTES GASTRONÓMICOS DE LOBBY



ZABALA, PALOMO Y GUZMÁN
Un blend de lujo

Pura cepa. Por un lado el vasco Xabier Zabala. Por el otro el mexicano Matías Palomo y el chileno Rodolfo Guzmán. Tres chefs mediáticos que han sabido de aplausos y fama. La misión no era sencilla. La Cámara Española de Comercio en Chile les encomendó elaborar la cena anual que hace un par de semanas se realizó en el Club Hípico capitalino. Un tarea de titanes para estos tres cocineros que aparte de revolver las ollas debieron involucrarse directamente en la estrategia necesaria para servir y atender a setecientas personas al mismo tiempo. Y vaya que difícil ya que sus propuestas son generalmente trabajadas para grupos reducidos de comensales. Acá sería todo lo contrario. Un menú moderno y de calidad, pero masivo.


De la ingeniería aplicada a la logística de la ocasión poco supimos. A lo más divisamos un ejercito de mozos y mozas que recorrían los salones sirviendo el aperitivo de rigor que serían champagne y vino al unísono con tortilla de papas y unos originales camarones cuya salsa -brava- venía en un gotero que hacía de pincho, además de queso manchego y salchichón salmantino. Un largo aperitivo en espera de las infaltables autoridades que para respetar su rango, siempre llegan -como si nada- una hora después que los mortales asistentes.


Tanta cantidad de invitados en un comedor no era viable, así que una gigantesca carpa sirvió para realizar la cena. Luego de los discursos y premios de rigor, el objetivo de de la noche: la cena. Matías Palomo fue la estrella de la entrada: un timbal de atún de la Isla de Pascua coronado con finas láminas de rabanitos acompañado de puré de cascaras de limón y caviar de soya y brotes de alfalfa. Una apuesta sólida ya que es uno de los “caballitos de batalla” del Sukalde, su restaurante. Para acompañar, sauvingon blanc Chicureo 07 de la viña J.Bouchon servido por un grupo de sommeliers, como de costumbre, impecablemente ataviados.


Xabier Zabala, por su vinculación a la Cámara de Comercio Española, fue el “cerebro” de la gran cena. Y de él fue el primer fondo de la noche. Del mar, lógico. Y para ello escogió el mero a la plancha sobre puré rustico de papas chilotas aromatizado con puré de ajo y clorofila de espinacas. El mero, para mí actualmente el rey de los mares, perfecto en su cocción y con un acompañamiento que no defraudó a nadie. Un atrevimiento de parte de los chefs para llegar con un plato a su temperatura justa a todos los invitados al evento.


El fondo de tierra fue más que aplaudido: un trozo de asado de tira (sin hueso) braseado con champiñones rey, tiras de espárragos y salsa trufada. Una de las técnicas preferidas de Matías Palomo para sus carnes, las que trabaja a fuego lento y al vacío durante largas horas, lo que permite un producto delicado, sabroso y blandísimo. Un gusto extra que se permitieron los presentes ya que no todos conocían las genialidades de Palomo, la que fue acompañada de un excelente carménère Reserva Tres Palacios.


La repostería final estuvo a cargo de Rodolfo Guzmán. Demás está decir que estos tres chefs han sido distinguidos con los máximos galardones por el Circulo de Cronistas Gastronómicos de Chile y tenerlos juntos en una cena es un privilegio que costará repetirlo. Guzmán, uno de los chefs más estudiosos y dedicados del país presentó un turrón crocante y helado de murra con chocolate cítrico y galleta criogenizada de mentol. Lógicamente la galleta de mentol provocó sorpresivas reacciones de quienes no conocían su estilo. Todo un buen final de fiesta para una cena inolvidable.


¿Por qué escribir de un evento privado en páginas públicas? Quizá para advertir al lector que estas iniciativas ya se están comenzando a realizar en el país. Hace un tiempo, en los meses de invierno, un grupo de chefs entre los que se encontraban Tomás Olivera (Ritz Carlton); Carlos García (Fábula); Benjamín Cienfuegos (Cienfuegos); Pamela Fidalgo (Alma) y Matías Palomo (Sukalde) se unieron en una humorada gastronómica que tuvo un gran éxito. Una cena, cinco platos y cinco chefs. Eso, nunca visto en nuestras mesas serán parte de las nuevas propuestas que veremos durante los próximos meses. Y de paso, creer en esta nueva generación de chefs, que se entretienen cocinando y que a pesar de tener negocios distintos, son amigos y pueden trabajar juntos por el bien de una causa... y de sus comensales.


Esta vez fue el turno de Zabala, Palomo y Guzmán, una combinación de lujo que se robó la película. ¿Mañana?. Esperemos por nuevas experiencias. (Juantonio Eymin. Fotos: Gastón Bezanilla)

DE BEBISTRAJOS Y REFACCIONES



FUENTE MARDOQUEO
MÁS QUE BÁVARO... BÁRBARO

Los comentarios iban y venían. Que en la Fuente Mardoqueo se comían los mejores lomitos de la ciudad; que eran mejores que los de la competencia; que la oferta de mostazas es la más grande del país; que sus sándwichs eran gigantescos... y suma y sigue.


Tan buenos comentarios merecían una visita a Santiago Poniente. Un barrio viejo pero con una moderna infraestructura ideal para parejas jóvenes y gente “urbana”. Barrio provinciano por así decirlo. Plazas propias, gente propia y vida propia. Una vida más sencilla y menos estresada. Quizá otra “República” dentro de un gran Santiago estresado y snob.


Calle Libertad a pasos de la plaza Yungay. Unas pequeñas puertas de vaivén que imita las de una catedral gótica me dan la bienvenida. Un pulcro y limpio interior me da la seguridad necesaria para quedarme esperando un lugar en un atiborrado local. No hay mesas. Solo barras. Y una cocina más que higiénica, con cocineras preparando lomitos o chacareros con guantes de látex, mascarillas y gorros (coquetos incluso). Tras la espera, no larga, nuestro pedido. A falta de cerveza, lo ideal para este dinámico almuerzo, bebidas en lata. Para pedir un sándwich hay que acercarse a la cocina -a la vista- y la cocinera lo prepara al momento. Un trámite algo lento pero tiene ese encanto especial de que a uno le preparen los pedidos “a la minuta”. ¿Ingredientes? Los que usted estime dentro de una larga lista de agregados. Pronto lo entregan. Y realmente es algo inimaginable.


Mi elección fue un chacarero. Con cuchillo y tenedor obvio. Laminas y láminas de carne de churrasco, tomate pelado, porotos verdes y ají verde en una verdadera torre cercana a los 20 centímetros de altura. Una torre de sabor imposible de trabajarla sin herramientas. La primera mitad, para comerlo en absoluto silencio, degustando cada ingrediente como si el mañana no fuese a existir. Tiernos porotitos verdes, tomates de los mejores que entrega la primavera (que no son los de categoría estival pero salvan la ocasión), ají verde picantito y carne laminada de buen sabor, blanda y consistente. Saciado el apetito, la segunda mitad sirvió para conversar y echarle una mirada al local. En sus paredes, ordenadísimas (pareciera que es un alemán el patrón sin embargo es tan chileno como nosotros), se ven colecciones de radios antiguas y platos. En los baños... una colección de “pelelas” aporta la calidez y originalidad a este local.


Me costó darle el bajo al chacarero. Mi pedido, que incluyó una lata de bebida llegaba a esos momentos a los cuatro mil pesos. Pero me entusiasmé con un helado de lúcuma con puré de castañas, crema y ron que tienen de postre. 1.200 pesos más y una cuenta final de $5.200. Como no existen mozos, la propina, para las cocineras y el servicio de retiro de los platos está a un costado de la caja.


¿Detalles? Dos. El café debería ser de grano y no Nescafé. Este último ya perdió protagonismo en las ligas gastronómicas de cualquier nivel. Lo segundo: la cerveza -aunque juraron tener pronto la patente- es infaltable. El resto, muy recomendable y uno de los must de Santiago Poniente. Anote y guarde esta dirección en su billetera. Algún día sentirá la necesidad de comerse un sándwich como el que le comenté... y me dará las gracias por este dato bávaro, ¿o bárbaro? (Juantonio Eymin. Fotos, Carlos Reyes)


Fuente Mardoqueo: Libertad 551, Santiago Poniente, fono 681 4211
Lunes a sábado de 10.00 a 23.00 horas

EVENTOS

CHEF & HOTEL E INACAP VALPARAISO
ORGANIZAN PRIMER CHEF&HOTEL SHOW 2008


Durante dos días (11 y 12 de noviembre) se desarrollará la tercera versión del concurso de Gastronomía “Jóvenes Talentos de Cocina”, dirigido a las escuelas y universidades de gastronomía más importantes del país. En esta ocasión el evento se desarrollará en la sede Valparaíso de INACAP, donde además se presentará el Primer Show Chef&Hotel 2008. Una amplia feria de equipamientos, productos y servicios para el rubro gastronómico y hotelero con más de 40 expositores.

Valparaíso se convertirá, durante estos dos animados días, en la sede gastronómica del país y en el lugar de encuentro de los más destacados profesionales de la gastronomía y hotelería, tanto de la Quinta Región como de otras regiones del país, con show de cocinas a cargo de destacados chefs nacionales y extranjeros, seminarios y show artísticos todo en el marco del Primer Show Chef&Hotel 2008.


En tanto el certamen de competencia contará con un destacado jurado compuesto por: Xabier Zabala, chef español dueño del restaurante Infante 51; Oscar Gómez, chef peruano del restaurante Astrid y Gastón; Richard Knobloch, chef alemán asesor; Frank Gross, chef francés asesor y el chef nacional Guillermo Muñoz, del Hotel Santa Cruz.

BUENOS PALADARES



LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(31 octubre) SANTA BRASA (Boulevard Parque Arauco, local 400, fono 224 3840): “ Con su chef argentino Claudio Noriega, ofrece óptimos productos, jugosos y tiernos en el punto exacto de cocción. Para cortar con un cuchillo de verdad, que es la última condición de una buena carne antes de comerla. Los precios, que suben en los cortes especiales, son sin embargo de una excelente relación precio calidad. Ya no es necesario salir del país para comer una carne notable. Y el ambiente, los vinos y el espacio de este restaurante acompañan adecuadamente a este culto de los grandes carnívoros.”


ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(31 octubre) DEHLI DARBAR (Nueva Providencia 2345,Providencia, fono 321 8102): “cuando abre un nuevo restaurante de comida india - una de las más sabrosas, gustosas, especiadas y elegantes del mundo- , la expectativa es caer flechado. Pero no. A este recientemente abierto restaurante de Providencia le falta apurar la marcha y corregir la sazón. Rápido, por favor.” “De lo probado, una correctas samosas ($2.400) y unas croquetas de choclo (corn tikki, $3.500) con el grano algo fané. Luego, una gran porción de arroz con comino (jeera rice, $1.900) y un clásico del cordero, rogan josh, $5.600, con cero picor. Unos camaroncitos - casi sietemesinos- jaipuri, $6.900, en una salsa con castaña de caju, y unos champiñones en puré de espinaca ($3.900).” “e los panes, un ítem aparte, todo impecable: tandoor roti ($800), garlic naan, un poderoso anti-vampiro ($1.800) y aloo pratha ($1.500), sabrosísimos.” “En general el servicio fue disperso y sus tiempos muy laxos. Nada que más energía - y ají- no puedan mejorar. 4 tenedores.


SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(31 octubre) BRISTOL (Alameda B. O'Higgins 816, Santiago Centro, fono 639 3832): “Hoy es Axel Manríquez, por largo tiempo colaborador directo de Guillermo, quien lo reemplaza luego que éste optara por independizarse...” “Un par de cocciones pueden perfeccionarse, pero el Bristol - que nunca perdió su calidad- vuelve a situarse alto en la visibilidad pública que lo caracterizó, tanto por los variados mesones del almuerzo como por esta carta de platos sabrosos y elegantes, que armoniza bien la raíz criolla con los gustos actuales y una presentación que no cuida sólo de cada receta sino también del ambiente y la vajilla renovados.” 7 tenedores



BEGOÑA URANGA (El Sábado)
(1 noviembre) CKUNNA ( Tocopilla 359, San Pedro de Atacama): “...un bonito y sencillo lugar, abierto a un patio central, donde el fresquito de la sombra es un escape al achicharrante sol que azota sus calles. Con mesas de madera, hay una pasta medio secreta de queso y hierbas para untar el pan, exquisita.” “Fusión andina, así define el estilo de cocina. La tortilla de albahaca con salmón y tomate resultó un acierto. Así como el pollo al pesto con quínoa, aromatizado al limón. O los champiñones con salsa de chañar y quínoa, deliciosos.” “Creativo e ingenioso, un pastel de polenta con queso que devoraba con fruición un mochilero. De postre, una torta de chañar, realmente buena. Música agradable y unos impecables baños. El servicio, amable e informal, aunque a su ritmo. El ritmo de San Pedro.


CESAR FREDES (la Nación Domingo)
(2 noviembre) PÚBLICO (Bellavista 0850, Providencia, fono 884 8672): “El Público, pintado íntegramente de negro opaco, sugiere bar, casi cabaret, cualquier cosa menos buena comida. Pero desembocando el estrecho pasadizo que conduce a los comedores, las mesas correctamente puestas, vajilla blanca y buena iluminación aportan un soplo de esperanza. Ya se sabe que las especialidades son pizzas y pastas, aunque con ocasión de la reserva una administradora de voz educada y cortés nos indicó que también habría pescados.” “Como había apetito sólo pudimos refrenarnos en el último cuarto de este clásico italiano, para dejar espacio y ganas para el plato de fondo, una arriesgada opción de risotto con ossobucco. De nuevo, y confesamos que nos sorprendió, dimos en el blanco. El risotto, con arroz arbóreo en el punto justo de humedad y cocción, muy buen sabor y notable cremosidad, nos pareció una pequeña hazaña. Es verdad que fue espesado con queso mantecoso, muy bien fundido, y no con parmesano legítimo, pero también es de los mejores que hemos probado en bastante tiempo.” “ Ese sería un buen comienzo, ya que el lugar lleva sólo mes y medio de abierto y en la cocina hay gente diestra.


PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(2 noviembre) PASTA E BASTA (Shopping La Dehesa. El Rodeo 12850, Lo Barnechea, fono 394 2000): “Partimos con unas cervezas y luego elegimos un carpaccio de pulpo con pimiento y queso gruyere. Estaba agradable, pero me pareció que las lascas de queso eran muy gruesas y grandes; a mi marido no le molestó eso. Luego pedimos una lasaña Del Buco, con carne de osobuco, su salsa, ricotta y reggianito, que estaba OK, pero nos llamó la atención que la capa de abajo viniera casi crujiente. Efecto del horno, nos dijeron.” “...ideal para una familia como la de nuestros vecinos de mesa. Dos adultos y dos niños, que piden una de estas fuentes más una enorme porción de torta con cuatro tenedores, quedan más que listos.” “El lugar estaba repleto y la gente se veía contenta. Cuando llegó la cuenta, comprendimos.” Calificación: Cumple

EL NOTICIARIO



LANZAN EN CHILE ABSOLUT 100
En busca de propuestas provocadoras y sin precedentes, la bebida sueca lanza en Chile Absolut 100, un innovador concepto de vodka que no pasará inadvertido por ser la primera vez que la firma da vida a un producto dirigido a un segmente específico: el mercado masculino.

Su botella sobresale por su color negro, con un diseño simple y de elegancia rústica. Su sabor es intenso intensidad y fresco, con toques de frutas secas y hierbas. Con una graduación alcohólica de 50º, es una experiencia de sensaciones únicas e irresistibles.
Su valor es de $14990 y puede adquirirse en las principales tiendas de licores especializadas.

SOMMELIERS DEL REINO UNIDO EN CHILE
Los más reconocidos sommeliers del Reino Unido, principal mercado de exportación de vino chileno, se encuentran en el país participando en el Sommelier Summit UK 2008. Once expertos, junto a destacados representantes de la industria, enólogos y sommeliers nacionales se encuentran participando en catas y seminarios y recorriendo los valles vitivinícolas de la zona central, en una actividad que ubica a Chile en una posición de privilegio como competidor en la categoría de los productores Premium.

La cumbre comenzó sus actividades en la V región, con un recorrido por las localidades de Viña del Mar y Valparaíso, donde se presentaron los mejores vinos del valle del Elqui y del Limarí, del Maule y Curicó. El domingo próximo será el turno para los mostos del Choapa, Aconcagua, para terminar el día en el Chiringuito de Zapallar degustando los mejores vinos de Itata, Malleco y Bío Bío.

Actividades como ésta se enmarcan en el trabajo de marketing internacional que Wines of Chile, bajo el alero de la Asociación de Vinos de Chile, realiza desde 2002 y que se enfoca a promover la industria vitivinícola en el exterior y lograr mayor participación de en el on-trade del mercado internacional.

NUEVO STOLICHNAYA VAINILLA
El nuevo vodka Stolichnaya Vainilla, integrante de la familia de la prestigiosa firma rusa, ya se encuentra disponible para el mercado local. El nuevo producto pertenece a la compañía SPI, productor oficial del licor a nivel mundial.

Este vodka se caracteriza por tener un real sabor a vainilla, logrado gracias a que en el proceso de producción se utilizan semillas de vaina provenientes de Madagascar e Indonesia. Asimismo, este licor se complementa con la más pura y cristalina agua de glaciar, así como con los mejores granos de trigo para el proceso de destilado, otorgándole así un distintivo y sofisticado sabor.
El nuevo Stolichnaya se encuentra disponible en los principales supermercados del país a un precio referencial de $5.500.

ELIGEN AL MEJOR BARMAN DE CHILE
El bartender Jorge Morales obtuvo el primer lugar en la sexta versión del Torneo Nacional de Coctelería MIX 6, que se realizó en el Hotel César Business Santiago. El torneo eligió al mejor barman de Chile, donde participaron 10 bartenders, que representaban a las principales regiones de Chile.

El jurado del torneo estuvo compuesto por Pascual Ibáñez, sommelier de la Escuela de Los Sentidos; Tomás Olivera, chef ejecutivo Restaurante Adra, Hotel Ritz Carlton; Rocío Lineros, cronista gastronómica y periodista especializada y Nicolás Kraemer Gerente de Negocios de Licores Mitjans, quienes fueron encargados de evaluar a los concursantes, respecto a su creatividad y frescura.

El ganador, que representaba a Plaza Casino de Puerto Varas, y quien se adjudicó el título al mejor barman del país, también obtuvo el galardón por crear el mejor cóctel, donde presentó Caribean Sour (ron blanco, licor de coco, triplesec, limón de pica y azúcar granulada) y Mandari Mitjans (a base de mandarina, azúcar rubia, hielo pille, ron limón, licor de durazno y bitter).
Otros de los premiados fueron Jorge Muñoz, representante de Restaurante La Barquera del Casino de Viña del Mar y Daniel Pizarro, representante del Restaurante Gladys de La Serena.

VINOS CHILENOS Y ARGENTINOS
CONCURSAN EN MENDOZA
La III Cata de Vinos de la Cordillera, organizada por el editor mendocino Enrique Chrabolowsky, se llevó a cabo el sábado 01 de noviembre en el recién inaugurado Hotel Sheraton de Mendoza, con un panel de degustación de 60 catadores, distribuidos a la par entre argentinos y chilenos.
El gran reto de este evento que ha enfrentado ya en dos ocasiones (Mendoza 2005 y Colchagua 2007) a 12 grandes vinos argentinos contra 12 grandes de Chile, era romper con los dos empates técnicos de las dos versiones anteriores; en los cuales si bien Argentina se había llevado siempre una medalla de oro más que Chile (con vinos sobre los 90 puntos), el malbec chileno Viu 1 de Viu Manent -ambas veces- obtuvo el mayor puntaje promedio, con 92 puntos.

Contrario a lo esperado por ambos “amistosos” bandos, los resultados tampoco ayudaron a marcar grandes diferencias. Lo que sí hicieron fue validar el empate técnico con pequeño revés, pues esta vez Chile resultó ser el ganador de un mayor número de medallas (con 8 versus 7) mientras Argentina obtuvo por primera vez el mayor puntaje (92) gracias al fabuloso Malbec Alta Vista Alto 2005.

Los vinos finalistas fueron:
92 (ARG) Alta Vista Alto Malbec (con un 25% C/S) 2005,
91 (CH) De Martino Carménère Single Vineyard 2007
91 (CH) Casas del Bosque Pequeñas Producciones Sauvignon blanc 2008
91 (ARG) Las Moras Black Lavel Sauvignon blanc 2008 (San Juan)
91 (ARG) Perdriel Malbec/Cabernet sauvignon 2005
91 (CH) Pérez Cruz Quelén (Petit verdot/ Cot / Carmenère) 2006
91 (CH) Viu Manent Malbec Viu 1 2006
90 (ARG) Cobos Bramare Malbec 2006
90 (CH) Emiliana Ge 2005
90 (CH) Errázuriz Carmenère Kai
90 (ARG) Luigi Bosca Los Nobles Malbec/Petit verdot 2005
90 (CH) Matetic Syrah EQ 2006
90 (CH) Montes Carmenère Purple Angel 2006
90 (ARG) O.Fournier Syrah/Malbec 2005
90 (ARG) Trapiche Malbec Vitorio Colheto 2006

ABREN LA CASA DEL VINO
Este viernes 7, la Municipalidad de Vitacura y la Corporación Chilena del Vino inaugurarán la “Casa del Vino” en el exclusivo sector de la Av. Bicentenario, en Vitacura.
La construcción, moderna y de 500 metros cuadrados, invitará a los asistentes a recorrer sus pasillos con la historia y rutas de los valles vitivinícolas de chile y conocer el proceso de vinificación de las distintas cepas.

La Casa del Vino se transformará en un lugar relevante donde se podrá conocer visualmente la industria del vino y convertirse en un lugar de encuentro para enólogos, cofrades del vino y sommeliers. Asimismo podrá ser sede de seminarios especializados, cursos de cata, degustaciones y otras actividades propias de la industria vitivinícola. Una buena noticia que alegrará a todos los seguidores de los vinos chilenos.