de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 3 de marzo de 2015

REVISTA LOBBY


REVISTA LOBBY Año XXVII
5 AL 11 de marzo 2015

ACTUALIDAD: Sabores griegos en el Grand Hyatt
MIS APUNTES: Rishtedar: Vitacura se engalana
NOVEDADES: Los diez restaurantes más caros del mundo
BUENOS PALADARES: Crónicas y críticas de la prensa gastronómica

 

ACTUALIDAD


SABORES GRIEGOS EN EL GRAND HYATT

Aprovechando el mes de la independencia de Grecia, el restaurante Senso del hotel Grand Hyatt Santiago, será escenario de una exclusiva muestra gastronómica llamada “Festival Griego” que se desarrollará entre el viernes 6 al sábado 14 de marzo, con apoyo de la embajada de Grecia en Chile.

Felipe Moraga, chef del restaurante mediterráneo, será el encargado de recibir en su cocina a Konstantinos Avgoulis, chef ejecutivo del lujoso “Iconic Santorini, a boutique cave hotel”, con quien desarrollará un inédito viaje culinario sensorial a la magnífica isla del mar Egeo, a través de un variado menú con platos tradicionales de la zona.

En esta oportunidad, los comensales podrán disfrutar – durante el almuerzo y cena - de los particulares sabores de la gastronomía helénica, en la cual juegan un rol protagónico las frutas, verduras, hierbas aromáticas, queso feta y el famoso aceite de oliva.

El tradicional almuerzo ejecutivo (de lunes a viernes) contará con  buffet de appetizers griegos, una estación en vivo, 3 alternativas de plato principal y buffet de postres con alternativas de ese maravilloso país.

El menú de la cena estará constituido por platos que serán llevados a la mesa en un estilo para compartir, más conocido como family style, donde estarán presentes desde las Keftedes que son  las albóndigas de carne típicas en las celebraciones griegas que pueden ser también de tomate o zucchini, además los Souvlaki, mini brochetas de carne acompañadas de pan pita y salsa Tzaziki, hasta la afamada Mousaka, un pastel caliente que alterna capas de berenjena, papas, carne picada con tomate cubierta con salsa bechamel.

Los postres  también son un imperdible, donde hay una amplia variedad de especialidades dulces elaboradas con frutos secos y miel en su mayoría que también darán que hablar.

Por su parte el tradicional brunch dominical de Senso también tendrá  gratas alternativas de preparaciones de esta isla que sorprende por su variedad de sabores y su importante tradición. Mayores antecedentes y reservas: 2 2950 3145 o santi-senso@hyatt.com

MIS APUNTES


RISHTEDAR
Vitacura se engalana

Algo tiene la comida india que hace sacar suspiros a quienes ya la adoptaron como una buena alternativa gastronómica. Poco a poco los sabores de los curries y las especias del oriente han ido conquistando a los que gustan de esa cocina. Por eso, conocer el nuevo Risthedar que Vik Ram Thadani instaló hace un par de meses en plena avenida Vitacura, es una muy buena noticia.

Una gran casa esquina alberga este nuevo local. Con terraza (para fumar sus famosas pipas de agua) y comedores en dos pisos, la tranquilidad que produce este albo restaurante decorado con diseños dorados e imágenes de Ganesh, el dios de la abundancia y de la buena suerte, acá se respira tranquilidad.

Hay que ser prácticos en la materia ya que tratar de aprenderse los nombres que le ponen a los platos indios es una larga tarea. Está bien saber del naan, de las samosas o el lassi,  pero obligar a conocer la carta en su idioma es sencillamente una tarea de largo aliento. Por ello la carta y los mozos explican todo en español. Sus chefs,  Rams Sinhg y Atul Negi se especializan en la cocina de la costa de la india y los resultados son bastante buenos para los amantes de los picantes curries. Claro está que en este sur del mundo, lo ofrecen en una escala del uno al cuatro. ¡Menos mal!, ya que aguantar el picor de sus preparaciones es toda una proeza.

Como no quería ahogarme con los picores, partí por lo básico. Ricas famosas (empanaditas con comino rellenas de papas y verduras y acompañadas de una salsa de cilantro y menta, $ 3.800 las cuatro unidades) de agradable sabor y consistencia. A su lado, siete champiñones con salsa blanca y castañas de cajú y cardamomo (4.600). Gigantes los naan (1.500 y 2.000 dependiendo de su sabor) ese pan indio que ayuda a empujar. De fondo, y para placer, tres preparaciones entregadas el lindas ollitas enchapadas en cobre: pollo, camarones y lentejas rojas. Estas últimas con especias indias y crema al curry, un poema. El pollo macerado en salsas indias y los camarones con salsas indias y coco, fueron acompañados de un buen y graneado arroz basmati.

Al postre, dos maravillas: Plátano frito con helados artesanales de almendra y pistachos, además de unas deliciosas bolitas de almidón de leche maceradas en agua de rosas (3.200) para un dulce y agradable final.

El lugar es cómodo y bastante económico ya que los platos no sobrepasan los $6.500. Ideal para un almuerzo o una cena diferente. Si no conoce la comida india, es hora de comenzar a degustarla. Si la conoce, el Rishtedar de Vitacura se convierte en un imperdible. (Juantonio Eymin)

Rishtedar: Vitacura 5461, fono 23204 0981

NOVEDADES


LOS 10 RESTAURANTES MÁS CAROS DEL MUNDO

Cenar en un restaurante de lujo es una experiencia inolvidable no sólo por la degustación gastronómica sino también por otros factores como el ambiente, atención personal o el entorno. Comer en el salón de un castillo o bajo el agua no tiene precio (más bien sí) y no es precisamente algo barato. The Daily Meal ha elaborado una lista en la que recoge los diez restaurantes más caros del mundo según el precio de su menú degustación que no incluye vinos, bebidas ni impuestos.

1. KITCHO, JAPÓN
Una de las experiencias más caras para comer en Japón -y en todo el mundo- es el restaurante Kitcho. Al frente del mismo el galardonado chef Kunio Tokuoka que vende cada plato que sirve a sus clientes como una obra de arte que representa las vistas y olores de la cultura japonesa. Una comida en este establecimiento de lujo no bajará de los 450 euros por persona aunque según el artista Kunio Tokuoka “vale la pena cada centavo”.

 
2. LE MEURICE, PARÍS
El famoso cocinero Alain Ducasse sitúa al restaurante Le Meurice en París  segundo en la lista. Su menú degustación varía según sea comida o cena. En el primero el costo medio es de 130 euros, algo asumible en un restaurante de lujo. Es el precio de su menú de cenas lo que le otorga la medalla de plata. Quien se siente a la mesa a partir de las ocho de la tarde en los salones de Le Meurice -inspirados en el salón de la Paix en el Château de Versailles- deberá asumir los 380 euros por persona y sumar las bebidas, impuestos y propina. Todo un lujo, sin duda.

 
3. MASA, NUEVA YORK
Situado en el Time Warner Center en el corazón de la ciudad de Nueva York, Masa es uno de los restaurantes de lujo más valorados de la Gran Manzana no en vano cuenta con tres estrellas Michelin.
Dirigido por el chef japonés Masa Takayama, el restaurante sólo ofrece un menú degustación que cuesta cerca de 330 euros por persona a lo que habrá que sumar bebidas, impuestos y propinas. Es tal la demanda de mesa que tan solo no acudir a su cita y cancelar la reserva le podría costar algo más de 140 euros por persona.

 
4. MAISON PIC, FRANCIA
Maison Pic es un clásico restaurante francés situado en Valence que cuenta con tres estrellas Michelin. Dirigido desde su inauguración en 1930 por la familia Pic hoy en día es Anne- Sophie Pic, nieta del fundador, la que ha sabido darle un nuevo aire al menú degustación. Este menú “Colección Pic” cuesta alrededor de 325 euros por persona y ha sido la clave para mantener durante las tres generaciones -abuelo, padre e hija- las tres estrellas Michelin.

 
5. ARAGAWA, TOKIO
Si lo que busca es un restaurante que combine una sala de lujo con una carne de primera categoría Aragawa en Tokio es sin duda un lugar verdaderamente único. El restaurante selecciona el ganado de pura raza de Tajima con más de 28 meses en los pastos de la región de Sanda. Sólo los animales que cumplen con todos los requisitos de carne de res Sanda serán seleccionadas para ser servidas en el restaurante. Todo este proceso se refleja en el precio que no bajará de los 272 euros por persona.

 
6. ITHAA, MALDIVAS
Estar en la sala del restaurante Ithaa en las Maldivas es por sí mismo un lujo. Sentarse a cinco metros bajo la superficie y con unas vistas panorámicas de los jardines de coral y disfrutar de una cocina internacional puede costar desde los 90 euros por persona hasta los 235 dependiendo del menú elegido. El más barato consta de cuatro platos mientras que el segundo es un menú degustación -servido con champagne- de seis platos a base de caviar Malossol Imperial con crema agria y blinis de patata y jurel con risotto de azafrán.

 
7. HÔTEL DE VILLE, SUIZA
En Suiza, en el Hôtel de Ville, esta un restaurante con tres estrellas Michelin dirigido por el matrimonio Benoît Violier y Brigitte, famosos por ser maestros de chefs que han triunfado a lo largo de más de 40 años. El menú estrella que incluye entre otros platos tomate “Scarlet”, consomé con Imperial Ossetra, caviar y carne a la parrilla con pimienta salvaje tiene un precio aproximado de 233 euros por persona aunque es cierto que el establecimiento ofrece opciones más económicas.

 
8. THE DORCHESTER, LONDRES
En la cosmopolita Londres se sitúa el Dorchester uno de los lugares más interesantes para comer en la capital británica. Desde su galardonado té de la tarde a la auténtica cocina cantonesa pasando por la francesa contemporánea, sus restaurantes son supervisados por un grupo de talentosos chefs a la cabeza de los cuales está Henry Brosi -chef ejecutivo de The Dorchester- y Jocelyn Herland -Chef Ejecutivo de Alain Ducasse at The Dorchester con tres estrellas Michelin-. Más de 100 cocineros apoyan estos jefes de cocina, que ofrecen un menú degustación de temporada que cuesta 212 euros sin bebidas o vino.

9. MICHEL BRAS TOYA, JAPÓN
Disfrutar de unas impresionantes vistas panorámicas del volcánico Lago Toya en Japón es posible en el restaurante Michel Bras Toya, un exclusivo local de inspiración francesa, situado en la costa de Hokkaido. Cedric Bourassin es el chef y director del restaurante con un menú elaborado a base de ingredientes locales de Hokkaido con un toque francés. El menú más caro cuesta aproximadamente 210 euros por persona. La vista no tiene precio.

10. SCHLOSS SCHAUENSTEIN, SUIZA
Nombrado como uno de los 50 mejores restaurantes del mundo por la revista Restaurant en 2013, Schloss Schauenstein ofrece la oportunidad de disfrutar de un cuidado menú en el interior de un impresionante castillo suizo del siglo XII. Dos nombres propios hacen de este establecimiento merecedor de tres estrellas Michelin. Por un lado el chef Andreas Caminada -frente de la cocina- y por otro Oliver Friedrich -premio “Sommelier del Año 2013”. Como todo tiene su precio, sentarse a la mesa de este prestigioso restaurante y comer su menú degustación ronda los 197 euros por persona

BUENOS PALADARES

CRONICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONOMICA

MUJER
PILAR HURTADO
(FEBRERO) EL CAMARÓN DE GORBEA (Manuel Montt 1574, Providencia / 22503 2870: “La carta se centra en los crustáceos a los que debe su nombre el local, aunque también hay platos de pescados y carnes, como lengua a la sevillana, plateada o costillar” Mi madre pidió su ración de camarones que en verano no son los del río Limarí, nos explicaron, si no de Copiapó; son 500 gramos y los pidió al ajillo. El plato que llegó era monumental, con camarones de buen tamaño, algunos bien grandes. Al lado, una fuente para dejar las cáscaras y un aguamanil para lavarse los dedos, ya que evidentemente se comen con las manos. Un alicate hubiera sido perfecto para poder partir las tenazas, pero se nos ocurrió muy tarde pedirlo (ideal si llega de todas maneras). Yo opté por unos crepes con camarones que me sorprendieron, pues estaban realmente muy bien hechos: panqueque delgadito, salsa suave y equilibrada, cebolla frita, colitas de camarón en proporción justa, un toque discreto de queso; ¡deliciosos! Pensamos que no seríamos capaces de terminar con los camarones al ajillo, pero sí, se pudo”

QUÉ PASA
DANIEL GREVE
(FEBRERO) BAUTISTA (Nueva Costanera 3950, Vitacura / 22207 1661): “El debut de Bautista ha ido in crescendo. Sus errores de principiante -punto de la pasta en una ensalada fría, tipo de pan en la hamburguesa- se han ido corrigiendo con las semanas. Ya en una segunda visita, estas Costillas de cordero ($13.000) sirven de ejemplo: jugosas, hechas en su punto, sobre un cremoso de mote -dócil, sabroso-, abundante pebre -quizás demasiado, considerando que aporta otra temperatura- y, bajo todo, un suculento aceto balsámico reducido, que resulta ser un buen puente dulce. Para coronar, sutiles granos de quínoa crocante, otro guiño lúdico. Como ven, mucha agua -bendita- sigue y seguirá corriendo por este río.

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(FEBRERO) SARITA COLONIA (Loreto 40, Centro / 2 2881 3937) “Un par de "abrebocas" -pequeños bocados por parte de la casa-, junto a pan y mantequilla de rosa y miel. Quien atiende conoce la carta, que es breve y -por lo mismo- sospechosa, pero el prejuicio es un error. Para empezar, un piqueo de mariscos a la chalaca ($6.900), servido en cucharitas chinas, y el mejor plato de la noche: rocoto relleno de carne sobre pastel de papas ($9.400).” “ ¿Pastel de papas en un lugar tan ondero? ¿De verdad? Bueno: es uno de los mejores que puedan probar en su existencia. Y era el plato favorito del mozo. Un punto por él.” “Luego, los fondos, de una carta que se ofrecía como "cocina peruana travesti". ¿No les pasa lo mismo, que cuando ven adjetivos arriesgados se les prende la sirena? Bueno, apáguenla. Primero, un cebiche de salmón con toques de salsas orientales que se acerca al tiradito, sabroso a más no poder (cebiche chino, $8.500). Y el punto algo bajo de la noche: un lomo saltado envuelto en una masa que no estaba malo (mim-pao, $8.100), para nada, pero que más parecía un wantán gigante relleno de filete mongoliano. Le faltó la crocancia de la cebolla y la textura del tomate salteado, señores. No basta con que esté rico, tiene que parecerse a lo que ofrecen.” “Entonces, hay que reservar. Ya tienen fanaticada. Ni se le ocurra ir sin llamar antes.”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(FEBRERO) MR. JACK (Tabancura 1108, Vitacura / 2 2326 3098): “Partimos con onion rings ($4.900) crujientes y grasosos (difícil de lograr), más llenadores que una comida china entera (alternativas: papas granjeras, tejanas, etc., todas con mucho lípido incorporado o adyacente). Después de este introito, una hamburguesa Mr. Caprese ($6.400; hay 18 otras posibilidades): croqueta de carne (buena) abajo; tomate, ¡pesto!, mayonesa, queso y otras cosas. Otro ejemplo: Mr. (todas son "Mr.") Brie, con carne, cebolla caramelizada, mayonesa, queso brie, jamón serrano, tomates secos, rúcula...” “Hay 4 sánguches en pan pita. El "Sr." (traducido, esta vez) Serrano ($5.500) tiene jamón, palta, queso fresco, aceitunas, mayonesa, lechuga (cosas que Ud. pondría por separado en un cóctel). Hay también ensaladas, enormes. Probamos la Morgan ($5.400), con lechugas, aceitunas verdes y negras, palmitos, alcachofas, tomatitos, todo en inmensa cantidad. Con cada sánguche, papas fritas y pote de kétchup. Las ensaladas, con potecito de "dressing". “Balance: comida limpia (cuán saludable, dependerá de la frecuencia de su consumo), creada por una imaginación sin límites. Muy buena croqueta (la próxima, la pediremos sola). Mucha cosa salada, crujiente, adiposa, dulcísima: éxito comercial absoluto. Algunos comensales comían silenciosos, ensimismados, celular al lado.”