de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 18 de mayo de 2011

REVISTA LOBBY

ESTA SEMANA
AÑO XXIII, 19 al 25 de mayo, 2011

LA NOTA DE LA SEMANA: ¿Turistas o viajeros?
LOBBY PLUS: Las novedades de la semana
LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR: Epicúreo
MIS APUNTES GASTRONÓMICOS: Piegari
BUENOS PALADARES: Las críticas gastronómicas de la semana

LA NOTA DE LA SEMANA



¿TURISTAS O VIAJEROS?

Ahora que por fin llega la baja temporada, es bueno pensar dónde ir a pasar unos días de descanso, aunque, la verdad, uno que nunca se ha caracterizado por realizar grandes viajes o “epopeyas”, nunca tiene demasiado que contar. ¿Descanso?... creo que no. Uno regresa reventado de los viajes.

Los motivos por los que cada cual se plantea viajar pueden ser muy diversos, casi siempre movidos por la curiosidad del saber, la gastronomía, la oferta cultural, la diversión o un compendio de todo ello y, también por qué no, que los hay, el pertenecer a la “Champions League” de los viajeros. Me explico, hay una corriente humana cuyo mayor placer en el viajar no consiste en el viaje en sí mismo, sino en la “previa” (la preparación del viaje, la supuesta ilusión por viajar) y el “regreso”, es decir, el placer de contar con todo lujo de detalles el “inventario” de las “maravillosas” jornadas vividas en el Congo Belga, por poner un ejemplo.

Llegados a este punto, me asalta la duda, ¿somos turistas o viajeros? Identifico al turista como aquel que va cámara en ristre, con sus mapas y sus guías en plan Marathon Man con el objetivo de ver la mayor cantidad posible de sitios en el menor espacio de tiempo. Dudo mucho que lo lleguen a apreciar en su verdadera valía, es quizás mejor darle el sentido de placer al viaje, al dejarse llevar, ir a ver algo en concreto, pero detenidamente, ahí se ve la diferencia con el viajero. El turista acumula la mayor cantidad posible de experiencias distintas en un corto espacio de tiempo, mientras que el viajero se deleita en algo muy determinado, como el buen gourmet puede apreciar una buena comida.

Es la mentalidad del cómo viajar lo que importa, se puede sacar más valor personal a un pequeño gesto que a una gran historia. Quizás haya que plantearse que el viaje que más valoraremos es aquél que menos planificamos, aquél que hacemos a un sitio cercano, en este país que a tantos y tantos sitios se puede ir sin el acelerador pisado a fondo.

LOBBY PLUS



LAS NOVEDADES DE LA SEMANA


La cadena hotelera Hilton abrirá en junio su primer hotel en Santiago (Hilton Garden Inn Santiago Airport) y estará ubicado en el Parque Empresarial ENEA, a un par de kilómetros del aeropuerto AMB.

El chileno Marcelo Pino (autor de la Guía del Agua y sommelier de Casa Silva), fue el único chileno en obtener la "Sommelier Certification" de la corte de Master Sommelier, tras un exigente curso efectuado la semana pasada en Buenos Aires, Argentina.

La primera quincena de junio reabrirá sus puertas CasaMar. El restaurante de la Av. Padre Hurtado ahora estará en manos del chef Tomás Olivera.

Este lunes 23 de mayo el hotel Sheraton realizara una tallarinata en beneficio de los alumnos de la Fundación Credere, organización que trata a niños con discapacidades cognitivas. Prometen consumo libre de pastas (elaboradas por Josef Gander), postres vinos y bebidas. El evento parte a las 19.30 horas y las reservas pueden hacerse al fono 707 0186

Turismo Chile y LAN acuerdan por primera vez una inversión conjunta por 2,5 millones de dólares con el objetivo de realizar promoción turística de Chile en los mercados extranjeros. Este acuerdo abarca los mercados prioritarios de Argentina, Brasil, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, España y Alemania, países donde se busca llegar al cliente final para que considere a Chile como su próximo destino turístico.

Este 20 de mayo Pisco Bauzá lucirá su mejor etiqueta en Inglaterra, ya que será el pisco oficial de la ceremonia de conmemoración de las Glorias Navales en ese país. En la ocasión más de 400 invitados, entre ellos el Ministro de Relaciones Exteriores y de Defensa inglés, degustarán pisco sour y una variedad de cócteles elaborados con Pisco Bauzá.

El famoso restaurante peruano La Rosa Náutica, abrió sus puertas en Bogotá, la capital de Colombia. Alejada del mar y a más de 2.600 metros sobre las olas, el restaurante de la familia Puga se dejó llevar por nuevos vientos para encontrar un rumbo diferente que los animó a sembrar su segundo local.

Recientemente nos enteramos del cierre del restaurante Cuore Matto, (ex Bel Paese), del chef Roberto Illari. Lamentable, ya que su cocina era de muy buen nivel. Problemas municipales (era que no), provocaron el cierre del local.

El manuscrito “Los secretos de El Bulli. Recetas, técnicas y reflexiones”, del chef español Ferrán Adrià, se vendió en una subasta en Barcelona en 77 mil dólares. El original es una pieza especial y única en la que uno de los mejores cocineros del mundo reflexiona sobre la creatividad, los sentidos, sus proyectos y profesión.

La próxima semana se lanzará en Iquique el libro Tarapacá: Sabores de Caleta, Pampa y Altiplano, un largo trabajo de investigación de la Universidad Santo Tomás dirigido por Christian Linzmayer, Director de Proyectos de Desarrollo Turístico de esa casa de estudios. La ceremonia contará con la presencia de Álvaro Castilla, Director de Sernatur.

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR



EPICÚREO

Interesante es conocer un restaurante que no tiene un tipo de cocina definido, pero si una personalidad propia. Acá, en Epicúreo, ubicado a pasos del Patio Bellavista y en una antigua casona refaccionada, se pueden degustar platos de diferentes orígenes. Desde una cocina de producto, donde los erizos, las ostras y los locos se alternan con una cocina de autor… o de mercado, o como quieran llamarla, de gran gusto y calidad.

Tras la idea está Javier Espinoza, quien tras terminar sus estudios en Culinary tuvo la oportunidad –junto a su padre- de comprar esta propiedad para destinarla a la gastronomía. Ya llevan cerca de tres años abiertos y ya se están consolidando en el barrio, algo no fácil por la gran propuesta gastronómica que existe en esas calles.

Sin ser un restaurante de mantel largo, es acogedor y cumple con las perspectivas del cliente. Buen cebiche de mero con salsa verde para iniciar la velada, más un gran plato de erizos del norte que cautivaron por su sabor y color. Luego, un buen trozo de atún con unas bolitas de risotto apanadas en panco y salsa de berries sobre un guiso de setas y espinacas (8.800). Tan destacable como un magret de pato con membrillos al vino tinto (12.400).

Tienen una buena selección de vinos en medias botellas y ¾. 90 etiquetas de veinticinco viñas y una buena cantidad de cócteles a disposición (3.900). Los postres, desde un volcán de chocolate, pasando por un milhojas de crema y frambuesas hasta helados de muy buena factura (3.900).

Hay buena materia prima y buena mano en la cocina. Y eso es lo fundamental. Los precios son los adecuados para el barrio y eso ya lo saben los habitúes que visitan el lugar. Es posible que Epicúreo no tenga la espectacularidad escénica de los locales que están a su alrededor, pero la cocina cumple con todos los requisitos para convertirse en un buen referente. Mal que mal, encontrar erizos frescos en Bellavista no es fácil…y aquí los tienen.

Epicúreo: Constitución 74, Barrio Bellavista, fono 732 4697

MIS APUNTES GASTRONÓMICOS



PIEGARI EN CHILE
Una avant-premiere

No dejan sacar fotos ni menos filmar. Y con sigilo preparan la apertura de este hotel – boutique de la Av. Nueva Costanera. Y realmente promete. Nueve pisos con noventa habitaciones, salones de reuniones, dos comedores (uno de comida internacional y el famoso Piegari de Buenos Aires), Spa, piscina en el último piso.Mucho cristal y madera… Un lujo que sobrecoge.

Noi, nosotros en italiano, es una cadena chilena de exclusivos hoteles creada por la familia Pirola Gianoli. Noi Vitacura, Casa Atacama y Puma Lodge son las puntas de lanza para iniciar un proyecto que contempla hoteles no sólo en Chile sino también en exclusivos destinos latinoamericanos como Mancora, en el Perú.

Quizá lo más atractivo del proyecto santiaguino es el restaurante Piegari, famoso por sus pastas en Buenos Aires. Tras un acuerdo con sus propietarios, el Piegari llega a Chile lleno de estrellas y premios. Ubicado en el piso menos uno del Noi, 180 comensales podrán disfrutar los mismos platos que hicieron famoso al local madre.


Tuve la suerte de participar en una de las pruebas de su cocina. Pruebas de esas de ensayo/error; ensayo/corrección y ensayo / aprobación. Prosciutto con mozarella y tomates secos para iniciar la degustación junto a una copa de Titillum de Undurraga. Luego, con Arboleda Sauvignon blanc, las entradas. Malfatti de espinacas, mozzarella y ricota con salsa pomodoro y luego unas delicadas berenjenas “al forno” (5.600), un plato ideal para enseñarle a los niños que las berenjenas son más ricas de lo que se piensa.

Las cuerdas de guitarra que hicieron famoso al Piegari, al pomodoro y basílico (9.900), donde prometen, al igual que en Buenos Aires, un plato para dos personas por lo gigantesco. Buena pasta hecha en casa y un apronte de los grandes.

A continuación, Ravioles de verduras y espinacas a la crema. No vayan a creer que las porciones degustadas eran las normales. Pequeñas porciones para conocer parte de la carta. La idea era comentar las debilidades y los atributos de los platos ante la atenta mirada de uno de los supervisores argentinos del Piegari. Nos separa una cordillera y también nos separa de Argentina algunos gustos. Para eso estábamos allí.

Risotto al fungi como buen final y un Volcán de chocolate (enorme), de postre (5.400), fue la culminación de un almuerzo que me deja un par de conclusiones. 1) La propuesta viene seria y contundente aunque no sabría decir qué respuesta dará el público chileno a eso de compartir platos en un restaurante de un hotel boutique de alto nivel. 2) Se amplia la oferta de restaurantes italianos en Nueva Costanera. Al Da Carla y Mezzanotte se suma ahora Piegari.

Definitivamente el beneficiado es el cliente. Con acceso directo desde la calle (no es necesario entrar al hotel), Piegari será otra buena alternativa a la oferta gastronómica de este barrio. Los precios son referenciales ya que aun no están oficialmente fijados, pero son una guía para saber lo que viene pronto.

Según los ejecutivos de Noi, todo está preparado para abrir la primera quincena de junio. Según mi experiencia, apuesto por el inicio de julio. Pero sea cuando sea, Noi y Piegari llegan para quedarse. Y eso es bueno. (Juantonio Eymin)

Piegari: Hotel Noi Vitacura, Nueva Costanera, fono 354 3456

BUENOS PALADARES

LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

ESTEBAN CABEZAS
(Wikén)
(13 mayo) CIUDAD DE MÉXICO (Rancagua 406, Providencia, fono 848 8684): “Aunque los nachos con puré de porotos, carne y queso derretido no estaban malos, necesitan rebautizo. La segunda alarma fue al pedir un "agua" (refresco en México), con la consiguiente cara de interrogación de la moza. La tercera fue con una michelada que venía casi a temperatura ambiente. Se pidió una fría, pero todas -fue la respuesta- estaban iguales. Ojo, nuevamente: el nombre viene de mi-chela-helada.” “Para los fondos, dos mix de preparaciones, ambos sabrosos pero sin ni pizca de picante. Hubo que pedir una salsa de chipotle. Los platos fueron un "Igualado" ($5.500), una enchilada (de maíz, con pollo, champiñones y crema, salsa de tomate y gratinada) y un burrito (en tortilla de trigo con mucha pasta de frijoles, trocitos de carne, chorizo, tomate, cebolla y queso). Y el otro fue un trío, llamado Ciudad de México ($6.900), con uno de carnita (chancho caramelizado con queso, arroz y frijoles), uno al macho (chips de tocino, queso fundido, pimentón, cebolla y alguna carne... no se consultó cuál se quería) y un DF de pollo (lechuga, queso, tomate y pollo).” “Es ingrata la sensación de probar una mano que tiene su sazón, pero que se desvía de lo que ofrece.”


SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(13 mayo) CUORE MATTO (Apoquindo 7741, Las Condes, fono 212 7078) Nota: Este restaurante cerró la semana pasada. “Comenzamos con dos porciones ligeras y sabrosas, como pequeñas entradas de estilo casero (la primera, una "receta de la abuela"): melanzane alla parmigiana, con la berenjena en cortes gruesos de consistencia suave, cubiertos con salsa de tomate natural, queso y albahaca fresca ($3.500), y pequeñas machas salteadas en vino blanco con una mezcla de ese mismo tomate y bastante mozzarella, todo puesto sobre varios trozos de pan tostado ($3.200). Pedimos también una suculenta porción de grandes lenguas de erizos nortinos, servidos en plato hondo y con dos pocillos, para el cilantro solo y mezclado con cebollín, además del jugo de limón, el aceite de oliva y tostadas embebidas en buen aceite ($10.800). De fondo, una gran presa de congrio Garibaldi, horneado y algo pasado de cocción, con cebolla y trozos de aceitunas negras y de anchoas, al estilo siciliano, además de papas asadas ($7.800), y tierno cabrito lechón "que no alcanzó a comer pasto" ($8.900).” Un almuerzo excelente.”

BEGOÑA URANGA (El Sábado)
(14 mayo) LAI THAI (Franklin 602, Cel. 7-7592165): Un cartel con los siete platos de la casa, desde $2.500 a $4.000 (el de carne). Pad Thai, Panang kung, sate gai, neu namman, salmón Khang dang, espagueti khang dang y klang kleaw, con grandes camarones ecuatorianos, pollo y unas salsas maravillosas. Picantitas y no tanto, con varios curry, leche de coco, tofu, especies y maní.” “No hay bebidas, pero se puede llevar un vinito, envuelto eso sí. No se saca nada con hacer reservas. Lo mejor es llegar bien temprano y sentarse hasta que abran. Con paciencia. La espera vale la pena. ¡Un descubrimiento!

DANIEL GREVE (Qué Pasa)
(14 mayo) BORAGÓ (Nueva Costanera 3467, Vitacura. F: 953 8893): “En mi visita puntual -ya no será la misma mañana ni pasado- pude enfrentarme a un pebre de piñones con tierra vegetal y germinado de cilantro, para untar en un impecable pan; la mezcla radical de pino y pepinos, con helechos del cerro Manquehue, láminas de manzana y leche de oveja chilota; rubillones de Curanilahue, grandes setas puestas sobre un pequeño brasero individual, a fuego vivo; y, entre otros bocados alucinantes, un mero cocinado en horno de barro sobre puré de papa bruja -papa morada del Sur- y aceite de albahaca, con toda esa noble grasa del pescado, la clorofila fragante extraída de los vegetales y el punto perfecto de los tubérculos. En los postres, flores, lácteos, mieles, tisanas, cítricos, garrapiñados, helados y hasta tubérculos. En resumen: aquí desfila lo mejor de la cocina endémica chilena.”

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(14 mayo) TAMBO (José Victorino Lastarria 65, Santiago Centro, fono 633 4802): “Variada es la carta del local, ya se trate de chaufa de camarones ($6.200) o tequeños con guacamole (masas de wantán rellenas con queso fresco y palta, $3.900), jalea tambo, para 2 o 3 personas (con camarones, choclo, camote, $14.900). Ají de gallina ($5.800) o fideos saltados ($6.800). A lo que se agregan picantes, arroces, piqueos fríos y calientes, sándwiches ($2.800 a $4.400), ensaladas, postres ($2.500). Más las recomendaciones del chef, como seco de cordero, congrio mero macho o parihuela, tipo paila marina. Abre de lunes a domingo, el estacionamiento subterráneo está al frente y la estación de Metro es U. Católica.” “¿Cómo definir este restaurante en una palabra?: allí cocinan sabroso.

CARLOS REYES (Unocome.cl)
(14 mayo) ZINNIA (Nueva Costanera 3664, Vitacura, fono 935 7644): “…una cocina mediterránea de corte sencillo, competitiva en el barrio por medio de sus precios, pero sin transar demasiado en la corrección culinaria. Mal que mal, el hombre tiene su nombre en juego. Todo acorde a un espacio mucho más sencillo que los anteriores emprendimientos, pero espacioso y cómodo para ir de a uno, de a dos y de a tres, pagando por el precio de uno, en cualquiera de sus locales vecinos. En general la experiencia funcionó en la mesa y su breve carta augura eficiencia en esos del funcionamiento y rapidez de los platos que llegan a la carta. Es de esperar, que esta vez, la cosa se consolide en un barrio cada vez más competitivo en eso de comer bien, a precio si no módico, al menos más accesible.”

PILAR HURTADO (Mujer,La Tercera)

(15 mayo) DULCE ROCOTO (Tabancura 1530, Vitacura. Pedidos al 8810811): “Me llegó la noticia de este delivery y take away (pucha que estamos gringos!) de comida peruana y me entusiasmé a probar. Un exquisito ceviche de corvina al ají amarillo muy bien preparado. Un sabroso tiradito nikkei, con cebollín y toque de aceite de sésamo. Dos porciones de causa de camarones bastante okey. Pulpo al olivo no tan blando como era de esperar, pero la salsa era tan rica que mi cuñado, que es cocinero, lo perdonó. Acompañamos con cerveza mientras sacábamos los platos calientes del horno: original chicharrón novoandino, de pollo apanado en quínoa y con una salsa de maracuyá bien buena. Chaufa de pollo con bastante jengibre, harta carne y oscurito por la soya; aprobado. Escabeche de pescado muy sabroso y con un novedoso toque ahumado. Y un picante de camarones y locos que estaba de antología, los locos blandísimos, la base deliciosa preparada con caldo de locos y por ahí sus camaroncitos. Fue un verdadero banquete que coronamos con suspiro limeño casero.”