de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 10 de septiembre de 2008

REVISTA LOBBY

ESTA SEMANA
AÑO XX, 11 al 17 septiembre 2008

LA NOTA DE LA SEMANA: Las mejores empanadas de Santiago
LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR: Comer en Iquique como en Santiago
LOS APUNTES GASTRONOMICOS DE LOBBY: Mancini: Buenos Aires en Santiago
DE BEBISTRAJOS Y REFACCIONES: In Vitro: Un peruano en el Paseo El Mañío
SOCIEDAD: Emporium Los Domínicos
BUENOS PALADARES: Las críticas gastronómicas de la semana
EL NOTICIARIO: Nuevos ejecutivos en Melía Patagonia

LA NOTA DE LA SEMANA


LAS MEJORES EMPANADAS DE SANTIAGO

Tras dos largas jornadas el Circulo de Cronistas Gastronómicos de Chile determinó cuales son las mejores empanadas de la ciudad. Durante el sábado y domingo pasado, siete jurados degustaron cuarenta y una muestras, provenientes de todos los rincones de Santiago. Una vez más el Circulo se compromete en estas fiestas dieciocheras para servir de guía a la población y premiar los mejores productos que se venden en la capital. La cata se realizó sin conocer el origen de las empanadas, ya que estas fueron compradas anónimamente en panaderías, amasanderías, supermercados y fabricas. Del total de las muestras degustadas sólo doce obtuvieron puntaje superior a 5 (en la escala del 1 al 7). Las empanadas fueron adquiridas en locales de Santiago Centro, Recoleta, Providencia, Ñuñoa, Vitacura, Las Condes y Lo Barnechea, y degustadas de inmediato. Las 12 mejores empanadas de este quinto Concurso, todas calificadas con una nota superior a 5 son las que se destacan a continuación. Se indica el nombre del fabricante o local, la nota obtenida por cada empanada, el lugar donde fue adquirida y su precio. En el caso del empate registrado entre las dos últimas, la más barata se situó en el lugar superior.
1. Rosalía (5,75), Pastor Fernández 15.521, Lo Barnechea ($950
2. Tomás Moro (5,72), Av. IV Centenario 1072, Las Condes ($800)

3. Las Hermanas (5,70), Río Tajo 8361, Las Condes ($1.000)

4. San Camilo (5,68), Av. Padre Hurtado 1321, Vitacura ($780)

5. Lo Saldes, de pino normal (5,56), Av. Vitacura 3379, Vitacura ($990)

6. La Punta (5,37), Los Abedules 3016, Vitacura ($1.050)

7. Budian (5,35), Las Hualtatas 5194, Vitacura ($1.000)

8. Laura R (5,28), Av. Vitacura 3414, Vitacura ($1.000)

9. La Méndez (5,16), Av. Las Condes 9571, Las Condes ($700)

10. Tinita (5,07), Santa Beatriz 55, local 7, Providencia ($950)

11. Líder de La Dehesa (5,04), El Rodeo 12.850, Lo Barnechea ($689)

12. D’Gustar (5,04), José Alcalde Délano 10660, local 21, Lo Barnechea ($920)


Entre las empanadas de mayor puntaje, cabe destacar la de San Camilo por su relación precio-calidad y por un alza con respecto al año pasado de sólo 8,3%. También destaca por su precio la de La Méndez, el segundo menor de la lista y que aumentó apenas un 7,7%. La de Líder de La Dehesa, si bien la más barata de las 12 destacadas, experimentó un alza de 15%. Otras empanadas de esta lista observan incrementos de hasta un 25% con relación al concurso del 2007.
Las alzas se explican principalmente por el fuerte aumento del precio de la harina, la carne y los combustibles durante el último año, y en menor medida el de la mano de obra. No todos los fabricantes traspasaron al precio final de sus empanadas los mayores costos de elaboración, pero eso se notó en una disminución de calidad de muchos productos tradicionalmente testeados en este concurso, que obtuvieron puntajes inferiores a los de años anteriores.En la evaluación de las empanadas y sus componentes los miembros de la comisión tuvieron en cuenta diversos criterios. Una buena masa ha de ser delgada, suave, consistente y ligeramente quebradiza; con suficiente manteca, pliegues proporcionados (no toscos ni excesivamente gruesos) y bien horneada (es decir, doradita, pero no quemada). Un pino de calidad corresponde a un guisado jugoso, hecho con carne de vacuno picada (no molida), sin nervios ni trozos de grasa; con cebolla de guarda picada, algo de comino, ají y/o ají de color, aceitunas negras (sin cuesco), huevo duro y, opcionalmente, pasas de uva. Es importante prestar especial atención a la calidad de los ingredientes de la masa y el pino; al equilibrio entre ambos; a la proporción adecuada de la carne con respecto a la cebolla, y a la textura y sazón del pino. En cuanto a este último, llamó la atención de los miembros del jurado de este quinto concurso el poco cuidado que se está prestando a su condimentación. Abundaron los rellenos desabridos, sosos, sin esos aromas y sabores irresistibles que hacen de una buena empanada chilena una preparación irresistible. (Foto: Mariana Martinez)

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR





COMER EN IQUIQUE
COMO EN SANTIAGO

Hay iniciativas que merecen destacarse. Y la que está realizando en el hotel Sunfish de esa ciudad debería servir de ejemplo a muchos hoteleros de regiones. No es una tarea fácil ni exitosa aun, pero es tremendamente necesaria para el crecimiento de la gastronomía regional y el fortalecimiento de la zona. Los hermanos Sciaraffia, propietarios del hotel y constructores de la gran mayoría de los últimos edificios que están convirtiendo esta ciudad en una urbe de moda, decidieron hacerse asesorar por un chef santiaguino para mejorar toda la gastronomía de su establecimiento. Para ello se contactaron con Giancarlo Mazzarelli, propietario del santiaguino Puerto Fuy para cambiarle la cara a sus restaurantes y convertir este lugar en un referente gastronómico. Hace unos días viajamos a Iquique gracias a la gentileza de LAN para conocer este nuevo proyecto que realmente impresiona.

Cuarenta y ocho horas en la zona permitieron a este escribidor y un grupo de periodistas conocer las bondades del hotel y de un privilegiado clima. También, relajadamente conocer los lugares turísticos de la región: Humberstone, La Tirana, Pica, Mamilla y aprovechar los templados anocheceres de la ciudad. A un costado de la piscina del hotel, un aperitivo donde no faltaron los jugos y sours de mango, guayaba, pomelo, naranja y tumbos traídos del oasis. De noche y en pleno agosto, cenar a la luz de las velas y al aire libre unos delicados sushis preparados por Manuel Etcheverry, un chef uruguayo que recaló en Iquique y ejerce la titularidad en estas cocinas. La vista y el ambiente, ideal. La bahía de Cavancha en todo su esplendor conversando de todo y de nada con unos anfitriones de lujo.

Nos cuentan que la vida social en Iquique es muy activa. Una región minera con grandes recursos y una población flotante muy interesante. Por ello el gran crecimiento de la ciudad. Impresiona ver a lo lejos grandes torres de departamentos a orillas de la playa. Da la sensación - a ratos- de estar en otro país. Inmigrantes yugoslavos y españoles le dieron el vamos a esta ciudad que actualmente se ha enriquecido gracias a sus actividades económicas y al tratamiento de zona franca. Peruanos, paquistaníes e indios son parte de la segunda legión de inmigrantes que han llegado a la capital de esta región y que viven del comercio con países vecinos. Quizá por ello la importancia de este proyecto gastronómico. Una ciudad que crece necesita imperiosamente generar buena gastronomía con el fin de posicionarse en el mercado.

Y esta gastronomía la probaríamos la noche del sábado. Para comenzar, una crema de zapallo con raviol de ricotta y panceta. Mano de Mazzarelli obvio. Aparte, vajilla nueva y moderna para un restaurante que pronto cambiara de nombre. El Sunfish Club será pronto el "Rialto", con entrada directa desde la calle y con una decoración más de acuerdo a la nueva gastronomía que ofrece este local. Luego, un blando pulpo al olivo con coulis de tomate, papas hilo, salteado mediterráneo y ensalada de cilantro de muy buena factura. La gracia, los productos del mar de la zona. La oferta es entretenida y variada. A pesar del desaparecimiento de algunos peces propios de la zona, como el hacha, aun se consiguen sabrosas variedades marinas.

Una ensalada caprese con caviar de berenjenas, mozzarella y tomates de diversos tipos sorprende a los "nortinos" presentes en la ocasión, tanto como una versión libre de un caldillo de congrio sabroso y reconstituyente. Más tarde, unos fetuccini de crepe de espinacas con huevos de lumpfish (salmón), una receta que sacó aplausos entre los presentes. Como fondo de tierra, Mazarelli y Etcheverry presentaron un filete Rossini con papas rosti, espinaca blanqueada, demi glass con hongos, foie gras y aceite de trufas, de gran e intenso sabor. Este tipo de comida no sorprende a los capitalinos, sin embargo es una novedad en Iquique más acostumbrados a la cocina local.

Las frutas de la zona sirvieron para el dulce final a una cena de lujo: una textura de guayabas y mangos en que nuevamente la destreza de Mazzarelli se ve en acción. Es interesante verlo trabajar, como en una actividad extra, acompañarlo al terminal del Agro de Iquique a comprar productos de la zona como mangos, granadillas, zapallos italianos, verduras frescas y luego en el mercado comprar filetitos de albacora y encontrar un "bonito" de delicado sabor que sirvieron después para ser parte de un almuerzo buffet.

La aventura de Mazzarelli en Iquique está recién comenzando pero ya tiene adeptos y seguidores. Es un orgullo para la ciudad que uno de los mejores cocineros de Santiago esté colaborando en este proyecto. Hay un cambio y se nota. Y también se agradece por el bien de la gastronomía nacional.(Juantonio Eymin)

Rialto. Hotel Sunfish, Amunategui 1990, Cavancha, Iquique, fono 57-541 000

LOS APUNTES GASTRONÓMICOS DE LOBBY



MANCINI:
BUENOS AIRES EN SANTIAGO

En el mismo lugar donde vivieron y murieron los restaurantes Etna y Baobab, Enrique Rozental, un empresario chileno abrió hace un par de meses el restaurante Mancini, una franquicia del bonaerense Mancini ubicado en pleno centro de Buenos Aires. La idea, comida italiana abundante y sabrosa, con una ambientación de primera calidad y buen servicio.

La apuesta es interesante. Nuestra visita coincidió con un ajuste a su larga carta donde predominan las pastas elaboradas en casa. No hay chef, algo tradicional en las trattorias, pero si hay sabor y buena presentación. Albos manteles y buena vajilla recibe a los clientes. La oferta y la carta es interesante. De entrada nos reciben con un muy buen pisco sour y algunas etiquetas de vino argentino para degustar unos grissinis con ricotta mientras preparaban los antipasti de la ocasión. Los ofrecen sencillamente como "entradas" y de ellas puedo destacar unas muy bien logradas aceitunas rellenas de ternera y rebozadas acompañadas de salsa tártara (3.900), ideales para ir tomándole el pulso a este nuevo restaurante. La oferta de entradas incluye jamón crudo (5.400); tablitas de quesos (5.900) y pulpo condimentado con pimentones y aceite de olivas (5.400). También degustamos una agradable Ciambotta, un revuelto de berenjenas, cebolla y morrón frito (4.500) y unos delicados Malfatti Mancini, albóndigas de espinacas y ricotta fritas (5.400), muy al estilo italo-argentino.

La carta de entradas es más grande a la descrita. Como para ir "de tapeo" al Mancini y quedar contento. Sin embargo la oferta de pastas, ya sean frescas o secas, crêpes, risottos, algunos pescados, carnes y aves es tentadora. Los fondos, a un promedio de 7.800 pesos el plato, son abundantes, sabrosos y muy bien pensados. Como buenos argentinos, el Mancini tiene una oferta grande y variada destacando las "cuerdas de guitarra alla calabresa", con aceitunas negras, los "ñoquis con salsa boloñesa" y el "risotto de ossobuco" (la estrella de la casa) y el risotto di mare.

Para los que gustan de los postres, en el Mancini estarán en su salsa. El famoso y bienamado acaramelado de manzana aquí se presenta en todo su esplendor. Un delgado panqueque con manzana verde y helado de vainilla, además de los ya clásicos "volcanes" con chocolate caliente uno y con dulce de leche el otro, son realmente enviciantes. Más de noventa platos están a disposición de los que gustan de la comida italiana. La oferta del Paseo El Mañio se complementa con esta apertura y bien vale una visita esta primavera. Y no quedará con hambre. (Juantonio Eymin)


Mancini: Paseo El Mañío 1632, Vitacura, fono 953 6044

DE BEBISTRAJOS Y REFACCIONES


UN PERUANO EN EL PASEO EL MAÑIO
IN VITRO REINVENTADO

El Paseo el Mañío se está transformando esta primavera. A los "veteranos" Alma, Cuerovaca y le Fournil, se ha sumado recientemente la oferta del Merendano, del nuevo Mancini (ver crónica) y la reinvención del In Vitro, ahora con comida peruana. Sus propietarios, Ignacio Gundermann y Gonzalo Olmedo decidieron proponer a su clientela una nueva carta basada en los sabores del Perú, debido a la gran aceptación de este tipo de cocina en Santiago y al conocimiento que poseían de esta gastronomía, gracias a una larga estadía y trabajo en el país del norte.

Y no defrauda. Un trío de causas fue la prueba de fuego ante este cronista. De delicados purés (papas, betarragas y zapallo) para tres sabores diferentes: pulpo, centolla y locos. Intensos y sabrosos. Quizá el de centolla, por problemas de descongelamiento, el menos valorado. La oferta de entradas entusiasma y convence aunque aun deben corregir la sazón: cebiches (de atún, corvina y salmón); ostiones y mejillones a la chalaca, tiraditos y causas. Una carta pequeña pero encomiable, más aun cuando se acompaña de un rosé Kancura 2007 proveniente de Palmilla y una novedad. De las entradas calientes probé unas buenas empanaditas de ají de gallina y rollitos de chicharrones de cerdo con salsa de chancaca al cacao.

Los platos de fondo entusiasman y, al contrario de una buena cantidad de restaurantes peruanos en Chile, probé un muy bien logrado seco de cordero con puré de papas y tomates asados, en armonía con una cerveza Kross Scout. La comida peruana es así. Muchas veces es más conveniente degustarla con cerveza ya que el vino poco aporta a los intensos sabores de sus platos.

Unas brochetas de mero piña sobre un puré machacado de yuca y jaibas fue el broche de oro a esta muestra peruana del In Vitro. La gracia está en las manos del chef ya que sus recetas son adaptaciones locales al producto tradicional peruano. De mi visita, que terminó con una trilogía de postres donde destacaba una sutil versión de suspiro de limeña, un helado de canela y turrón de chocolate, puedo destacar el compromiso de sus propietarios para entregar una cocina pulcra en un ambiente cómodo y tranquilo. Comer sentados en mullidos sillones es una experiencia más que agradable, ya que cambia completamente el concepto de comedor. Como dato, solo les falta corregir sazón y atreverse más con los picores de esta comida. El resto, bueno. Y esperando su visita. (Juantonio Eymin)

In Vitro: Paseo el Mañío 1665, Vitacura, fono 717 3876

SOCIEDAD



UN NUEVO DELI:
EMPORIO LOS DOMINICOS

Para satisfacer la necesidad de encontrar una amplia variedad de productos de alta calidad en lo gastronómico, Emporium Los Dominicos reunió a un grupo de tiendas especializadas de primer nivel. Esta alternativa es ideal para quienes tienen poco tiempo y necesitan soluciones culinarias de calidad en un mismo lugar.En más de 500 metros cuadrados, Emporium ofrece al cliente una variada oferta de productos de la más alta calidad concentradas en su mayoría en platos preparados, sushi Nikkei, carnes de exportación, pastas frescas, cecinas y quesos, ostras, langostas de Juan Fernández y de Canadá, pizzas italianas, variedad de panes, frutos secos y especias, chocolates y dulces, helados naturales, tortas y postres, y una completa oferta de flores.Beef Point (carnicería), Casa Mare (pescadería), La Panetière (panadería), Zarabanda (rotisería), Fragola (heladería), Dulcería Presidente Riesco, Sushi Blues, La Buona Pizza y Flores Memories son las tiendas que hoy forman Emporium Los Dominicos y que tienen como común denominador una arquitectura interior moderna y estética inspirada en los mercados europeos. Este lugar se suma al actual Emporium La Dehesa, concepto que se replicará en otros espacios de la zona oriente de Santiago, ubicados al costado de los supermercados Lider.

BUENOS PALADARES


LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA


ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(5 septiembre) LA FUENTE CHILENA (Apoquindo 4900, local 110, Las Condes, fono 228 6756): "...ésta es una fuente de soda donde importa más la cocina que la decoración. Con sus servilletas de papel, una carta precisa (con sándwiches de lengua, pernil y otras carnes), servicio risueño y todo bien higiénico, es súper digna y nada de pituca. Entonces, a comer (y sin pensar en la cuenta, ya que no es caro): dos PERFECTAS empanadas fritas, de pino ($800) y de queso camarón ($950). Luego, una mechada italiana ($3.150) con mayo casera y una ensalada "nortina" ($2.900), con un generoso mix de hojas y el justo toque de quínoa. Y como el pan de la mechada era una frica suave y livianita, imposible no tapar el huequito que quedó con una fricandela, sabrosa aunque, como todo lo probado, corta de sal (no es crítica, ojo, y el que quiera su alza de presión, que le eche más no más).6 Tenedores


SOLEDAD MARTNEZ (Wikén)
(5 septiembre) EL ESTABLO (Boulevard Los Ingleses, local 9, Chicureo,fono 7388533): "El gran tamaño de este restaurante y la diversidad tanto de los espacios en que se subdivide como de los estilos de comida que presenta permiten que acudan allí públicos de edades y gustos diferentes, cada uno de los cuales encontrará lo que busca. Si bien el diseño básico es el de una granja norteamericana, con gran parrilla, variedad de carnes y rústicos comedores, en uno de los cuales las mesas se instalan en cubículos como de caballeriza, hay también terraza y patio con juegos infantiles, un negocio adjunto con helados, café y dulces finos, y en el recinto principal se puede elegir además mariscos, pescados, ensaladas, sushi, kabab, hojas de parra, pizzas, hamburguesas y sándwiches. Por su amplio horario de atención es, aparte de almuerzos y cenas, ideal para grupos y familias en fin de semana." 5 Tenedores


YIN Y YANG (La Segunda Internet)
(5 septiembre) MANCINI (Plaza El Mañío 1632, Vitacura): "...una carta bien abastecida en la que destacan recetas más bien simples, pero con el atractivo característico de todo lo bonaerense." "Para comenzar hay entradas frías y calientes, donde sobresalen por su sencillez el jamón crudo con rúcula y parmesano ($ 5.800) y por su originalidad el sabor de las olivas rebozadas y rellenas con ternera ($ 3.900), y las berenjenas a la romana, con mozzarella y gratinadas al horno con bechamel y pomodoro ($ 4.800). Pastas hay frescas, como los tarteleti rellenos con espinacas y carne y acompañados por salsa “legui” ($ 7.800), y secas, como los linguini alla vongole bianco, con almejas, vino blanco y crema de limón ($ 7.200). Pero también tienen crêpes rellenas de centolla, con cebollines, champiñones, vino blanco y crema, gratinadas al horno ($ 8.400), y varios risotti, como el llamado primavera, al azafrán y tricolor con zapallo, brócoli y morrones ($ 7.600)."

BEGOÑA URANGA (El Sábado)
(6 septiembre) DON PEYO (Manuel Montt 1631, Providencia, fono 823 7359): "... hace poco se inauguró en Manuel Montt una sucursal de Don Peyo, aquel restaurante que comenzó por los años 80 como una picada sin permisos en Ñuñoa y que, a poco andar, se convirtió en todo un hito. Era un lugar muy modesto, en el que en épocas más difíciles daba el bolsillo para solventar la comida y era el lugar propicio para hablar de todos los temas sin preocuparse del vecino." "Unas empanaditas de queso y camarones resultaron exquisitas. Sencillas, de buena fritura, nada de pesadas. La carta, extensa, está llena de cosas ricas, caseras, sabrosas y sin más pretensión que recordar esos guisos y platos de toda la vida. Así resultaron las escalopas con jamón y queso, acompañadas de papas fritas y un charquicán con huevo frito, en el que la carne venía en pequeños cuadraditos ¡deliciosos!" "Un buen lugar para recordar y comenzar septiembre .


CESAR FREDES (La Nación Domingo)
(7 septiembre) LUNG FUNG (Agustinas 715, Santiago Centro, fono 6396550): "Volvimos al restaurante chino Lung Fung luego de muchos años, con sólo un intervalo de hace tres o cuatro, nada más que discreto. Y el regreso nos entusiasma, nos satisface y casi nos emociona. La comida es muy buena y muy abundante y los precios (43 mil pesos para cuatro personas con una botella de Don Luis, de Cousiño Macul) absolutamente abordables. Hubo también un pisco sour, una cerveza, wantanes, camarones de masa de arroz y arrollados primavera que no son solamente de repollo, sino con buen relleno de cerdo , y luego cuatro platos y buen arroz chaufán, como decíamos antes, o chaufa, como se dice ahora." "Los platos de fondo fueron nuestros clásicos de hace cuarenta años, que con raras excepciones se mantienen inalterables en nuestras preferencias: pato Pekín y arrollado de mariscos, que ni antes ni ahora fue de mariscos ni allí ni en restaurante chino alguno sino de pescado blanco, en este caso corvina." "...una buena alternativa en donde comer en serio y con un buen grado de exotismo y autenticidad."

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(7 septiembre) FINITEZZA (Vitacura 5255, esquina Pío XI, segundo piso, Vitacura, fono 218 1353): "Su carta sólo tiene pizzas, pero la verdad es que me parecieron excelentes las que probé. Son para dos personas, pero se pueden pedir mitad y mitad para probar sus sabores. Probamos la caprichosa, con aceitunas, cuartos de alcachofa, jamón y salame ahumado, muy buena. También la Palermo, con rúcula y pepperoni (especie de salchichón aliñado y picante, muy rico), entretenida; la jugada pizza peruana, con cebolla morada, choclo diente de caballo, tomate y rocoto, que pareció un poco seca; y finalmente la reina del día, la pizza griega (en la foto), con queso de cabra, tomate, aceitunas y un genial toque de refrescante albahaca." Calificación: muy bueno

CARLOS REYES (La Tercera)
(5 septiembre) TATACU VAVE (Caleta Hanga Piko s/n, Hanga Roa, fono 32-2551544): "Le basta con ser un sitio cómodo, limpio, ordenado; con amplia terraza y alma de picada playera. De esos donde se dejar pasar el tiempo sin ansiedad, cultivando la paciencia mientras llegan los platos. En eso, el servicio ayuda: sabe ser persuasivo a punta de amabilidad frente al impaciente de turno. La carta es pequeña y como en buena parte de Pascua, transita entre cebiches, pescados a la plancha y mariscos al vapor. Pero acá el plus surge en los sutiles y atinados alcances culinarios que no estropean los ingredientes con pretensiones salseras o sobrecocciones, marcando la diferencia: por ejemplo en un Rape Rape ($ 5.000), crustáceo endémico de sabor similar a la langosta, cocinado al vapor y sutilmente barnizado de mantequilla a la hierba." " En lugares como ese, con el pescado fresco del día llegando a cada momento, se cae en cuenta que en muchas ocasiones, la deliciosa cocina basada en productos locales, sencillamente no viaja. Hay que ir tras ella. Ojalá tenga pronto más y mejores vinos en su carta donde más resaltan las cervezas. Ojalá mantenga sus precios –por cierto, menores a la mayoría de sus pares isleños- y no rompa el delicado equilibrio ecológico-gastronómico que lo destaca. Así, como está, ante cualquier viaje a la isla pensando en septiembre o más al verano en vacaciones, es dato fijo." Calificación 6

EL NOTICIARIO



ASUMEN EJECUTIVOS
EN MELIÁ PATAGONIA

Dos nuevos ejecutivos de gran experiencia en el sector se han incorporado recientemente a Meliá Patagonia Hotel Convention Center & Spa, de Puerto Varas. En la dirección general de este hotel de lujo, centro de convenciones y Spa, asumió Rodrigo Ramírez Sánchez, profesional que desempeñó importantes funciones gerenciales anteriores ligadas a Enjoy del Mar y Termas de Puyehue, entre otras. En gerencia comercial, fue nombrada Cecilia Arriagada Reinhardt, ampliamente reconocida en el área ventas y producción de eventos y que ha desarrollado labores gerenciales en organizaciones como el Centro de Convenciones Espacio Riesco, además de los hoteles Radisson Ciudad Empresarial y Crowne Plaza.
Meliá Patagonia Hotel Convention Center & Spa está pronta a cumplir dos exitosos años en el rubro del turismo receptivo y local, turismo de negocios, realización de congresos de alto nivel, eventos y programas de incentivos para empresas y clientes.