de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 17 de junio de 2009

REVISTA LOBBY

ESTA SEMANA
AÑO XXI, 18 al 24 de junio, 2009

LA NOTA DE LA SEMANA: Solidaridad gastronómica
LOBBY OPINA: Los periodistas multiuso
LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR: C: Carpentier también quiere un trozo de torta
LOS APUNTES GASTRONÓMICOS DE LOBBY: Loco por los locos
DE BEBISTRAJOS Y REFACCIONES: La casa de los espíritus
NOVEDADES: De oveja negra a best seller
EVENTOS: Los ángeles de Montes en el Latin Grill
BUENOS PALADARES: Las críticas gastronómicas de la semana

LA NOTA DE LA SEMANA


SOLIDARIDAD GASTRONÓMICA SE POSTERGA PARA EL 4 DE JULIO

Es difícil en estos días ser solidario. Más cuando los presupuestos están apretados y en riesgo. Sin embargo en las Aldeas Infantiles SOS han pensado que la solidaridad y la gastronomía pueden coexistir sin provocar grandes problemas en los bolsillos.

¿Cómo? Fácil. El sábado 4 de julio una gran carpa ubicada en el sector de Las Terrazas del Parque Bicentenario servirá de escenario para una gran fiesta gastronómica, social y solidaria. Doce restaurantes de la capital estarán presentes para entregar lo mejor de sus especialidades a quienes cancelen una entrada cuyo costo será de $ 14.000. La idea: que junto con saborear lo más representativo de los restaurantes Rai, C, Danubio Azul, Sushi House, Infante 51, Barcelona, México al Chile, Mercat, Mancini, Strada, Adra y La Mar, junto a catas de vino y otras especialidades, tengamos la oportunidad de ayudar a los más de 4.500 niños que viven en esta organización.

A decir verdad, es casi como un evento imposible de perdérselo. Desde las 19 a 24 horas todo estará dispuesto para el goce culinario y para entregar un futuro decente a los niños que acoge este hogar.

Gourmet Solidario es patrocinado por importantes empresas y personas. Solo faltamos nosotros, los que con nuestra presencia daremos un especial realce a este singular evento social. No sólo es importante. Es necesario.

Nos vemos ese sábado en el Centro Cívico de Vitacura. Ojalá lo llenemos.

LOBBY OPINA


LOS PERIODISTAS MULTIUSO

Saben de todo: de fútbol, de automovilismo, de farándula, de accidentes aéreos y sus causas; de vericuetos en los juzgados y de Palacio. Conocen de cervezas y no hay vino que les haga collera. Son capaces de entrevistar tanto a Stephen Hawking como a Anthony Bourdain siempre y cuando le pongan un traductor. Ni hablar de cine, saben tanto o más que Héctor Soto y Ascanio Cavallo juntos. ¿Y de arte? Se pasean por las galerías como Pedro por su casa. Usan Avon y escriben de Carolina Herrera y Chanel. Se visten en Johnson’s o en Marie Claire y comentan de Ermenegildo Zegna y de Hannah Marshall (¡Ah… los pillé!). Escriben de Borges, Joyce y Octavio Paz y en su velador tienen un libro nunca abierto de Roberto Ampuero. Y hablan de gastronomía como si hubiesen pasado su vida cocinando, comiendo, oliendo y mirando. Para ellos, las habitaciones de los hoteles son piezas; las morcillas son nuestras populares prietas y no dudan en escribir del prosciutto San Daniele como San Michele o de los Top Blanches en vez de Les Toques Blanches.

Así son los monstruitos que ha creado la sociedad periodística actual. Los periodistas de hoy deben realizar tantas actividades como horas tiene el día. No importa dónde los manden a reportear. Buscan un par de datos en Internet (su nuevo fetiche) y se lanzan a la faena. Escriben en la noche ya que no tienen tiempo durante el día. Un par de copy – paste también es necesario. Total, sus jefes son tan ignaros en esas materias como ellos. Los correctores de pruebas ponen algo de su ego también. Lo que no les parece lo cambian a su criterio. Y así aparece publicado.

Y nadie dice nada.

La gomita de Rony Dance vende más que una crónica gastronómica o de vinos, se excusan. Entre las pechugas de la Marlen y el confit de pato de Olivera no hay donde perderse, prosiguen. Además -y concluyen-, la gastronomía en Chile vale un carajo.

Y así hemos ido perdiendo páginas gastronómicas en los diarios y revistas a nivel nacional. Ni hablar de la televisión o las radios (Ok. Radios no tanto, pero una golondrina no hace verano). Lo que antes era la biblia para los amantes de la gastronomía hoy es un compendio de música, cine, farándula y cualquier otro tema más comercial para los editores. Como los restaurantes y hoteles no hacen grandes campañas publicitarias, los jefes se encargan de buscarles con lupa y luces especiales el más mínimo riesgo sanitario… mientras engullen una tibia y sospechosa sopaipilla comprada en el carrito que se ubica debajo de sus oficinas.

Nuestro periodista debe, entonces, escribir de los nuevos restaurantes que llegarán a la capital mientras le da mordiscos a una marraqueta con una lámina de mortadela y bebe una lata de Coca Cola Zero. Y habla de inversiones millonarias, de especialidades, de las nuevas bondades del chef y de los novedosos diseños y productos mientras busca desesperadamente en la red alguna imagen que lo inspire.

La culpa no es de los medios. Es de la sociedad actual. Sin ingresos no hay retorno y debido a ello la gastronomía tiene cada día menos presencia en la prensa nacional. Sólo salvan a esta debacle algunos medios especializados ya sea en papel o Internet.

Para que un periodista adquiera los conocimientos necesarios para conocer más o menos en profundidad un tema en específico requiere años de especialización. Por ello poco les importa a los editores cubrir estas áreas del periodismo con jóvenes recién egresados de la universidad, además con pagas bastante exiguas. Acá no hay (salvo excepciones) posgrados en ninguna materia. Así que tendremos que acostumbrarnos a continuar leyendo paté fuá cuando lo que realmente comimos fue foie gras.

Lamentable. Es lo que hay. (Juantonio Eymin)

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR



C
CARPENTIER TAMBIÉN QUIERE UN TROZO DE TORTA

Christopher Carpentier es un tipo especial. Coquetea con el glamour como ningún otro chef nacional. Se codea con lo mejor de la sociedad farandulera de la capital y aparece a menudo en los medios de comunicación ya sea cocinando o participando en actividades que lo necesitan. Le gusta lo fashion y él lo sabe y explota. Sus fiestas y lanzamientos de productos ABC1 son de antología y las páginas sociales de los diarios y revistas couché lo ensalzan hasta el infinito. Sin embargo, de eso no se puede vivir eternamente. Mas aun cuando hace unos meses comenzó a vivir una nueva etapa: la de empresario gastronómico. La parte difícil del negocio.

Se le ve más maduro y reflexivo. Atento a lo que sucede en el C, su chiche recientemente reabierto luego de una (¿otra?) descoordinación municipal que lo mantuvo clausurado durante nueve meses. Un calvario, nos comenta mientras sirve un huevo trufado con papas hilo, sal Maldon y ciboulette. Un lujito de esos que se han visto poco este año. Huevos y trufas. Anótelo. Es realmente una mezcla que se transforma rápidamente en vicio.

Carpentier nos quiere mostrar su nueva carta. Aterrizada, obvio, debido a las vicisitudes de esta temporada de vacas flacas. Su propuesta es atractiva y audaz. Se mueve bien en su cocina a la vista y sus ayudantes están empapados de buenos conocimientos culinarios. Un potaje de plátano con caldo de pollo y camarón de río es un buen ejemplo. Un sabor exótico para un público experimentado. Más allá, un raviol de wagyu estofado en una reducción de rabo y huesos que estimula al más escéptico, para finalizar con un must y de los buenos: merluza austral con salsa atomatada y ajos confitados acompañados con ñoquis en salsa de calamar.

Pero hay más. Con la finalidad de revitalizar las horas del mediodía, Carpentier ideó un menú de almuerzo (C Almuerza), donde por un precio fijo de 12 mil pesos por persona se podrá optar por una entrada, sopa o postre, tres alternativas de platos de fondo, copa de vino, cerveza o bebida y café. Sin duda una buena opción para los diarios almuerzos de los ejecutivos del sector y para quienes aun no conocen estas buenas dependencias.

Menos show y más trabajo parece ser la nueva etapa de Carpentier. Y a los que nos gusta su gastronomía estamos encantados del cambio. Ese que cuando termina la jornada su cuerpo esta impregnado a olores de cocina y no a perfumes de moda. (Juantonio Eymin)

C: San JoseMaría Escrivá de Balaguer 5970. Vitacura, fono 2180876

LOS APUNTES GASTRONÓMICOS DE LOBBY



LOCO POR LOS LOCOS

Para muchos, y también para este cronista, Santiago se corta en dos por culpa de la autopista Norte - Sur. No hay caso y definitivamente es una tranca que nos costará bastante eliminar. Es del otro Santiago el tema de esta crónica. Allá en la calle Catedral esquina Maturana abrió hace unos meses un bar y restaurante que dará que hablar bastante. Bar Austral le llamaron y nació de una de las cervecerías más completas que haya conocido en mis peregrinajes gastronómicos. Más de trescientas marcas de todo el mundo en sus anaqueles. Un tesoro para los amantes de esta bebida.

Sin embargo no fueron las cervezas las que me llevaron a ese bonito lugar de la capital. Iríamos a comer locos. Locos y más locos, preparados en todas sus formas. Hace un par de años habría sido un delito casi comparable al tráfico de drogas, pero en la actualidad la oferta de las pesqueras sureñas ha crecido enormemente y se pueden encontrar con mayor posibilidad.
Pulcro y decorado con motivos marinos, más que bar oficia de restaurante y cebichería. El público asistente el mediodía de mi visita era adulto. La gente joven poco o nada sabe de locos, me advirtieron, mientras llegaban a la mesa unas empanadas fritas de locos, con una fritura fuera de serie y un relleno de película. No resistí la tentación y prácticamente me devoré dos de tamaño bastante considerable. Luego le toco el turno a un tierno y gran loco con salsa verde y mayonesa hecha en casa. ¡Me sentía como de veinte años, edad en que comí los últimos locos grandes de mi juventud!...

Locos en causa (buena idea); en caldo (algo salado); en carpaccio (poca gracia); en chupe (magistral); apanados (algo duros); risotto de locos (genial); al ajillo…. En fin, mil y una receta que salen de la cocina para placer de los clientes.

Obvio que acompañamos el almuerzo con vino. No podría ser de otra manera. Las cervezas quedarían para otra ocasión. Elki de la viña Falernia fue nuestra apuesta y fue uy bien escogido. Lo mineral de este sauvignon blanc proveniente del valle del Elqui, potenció el sabor de los locos y quedamos más que contentos. Tanto que dejamos pasar los postres para retirarnos con ese sabor único que nos aportan estos gasterópodos tan esquivos estos últimos años.

El Bar Austral abre diariamente. No hay hora ni restricciones para comer locos. Tanto lo puede hacer a las 10 de la mañana (cuando abren) o las cuatro de la mañana (cuando cierran). O sea, no existen excusas para “bajar” a Santiago Centro. Ese que de vez en cuando hace noticia…gastronómica. Y hoy, con las supercarreteras, llegar y disfrutar es cosa de minutos.

Una locura (Juantonio Eymin)

Bar Austral: Catedral esquina Maturana, Santiago Centro, fono 688 0892

DE BEBISTRAJOS Y REFACCIONES





LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

Por Karla Berndt

No, no me refiero a la gran obra de Isabel Allende. Tampoco a un encuentro literario, sino más bien a una experiencia real… aunque misteriosa…

Fue en Santa Cruz, hace pocos días, cuando tuve la oportunidad de conocer la Casa Espíritus de Colchagua. En la calle Nicolás Palacios, a pocos metros del Hotel Santa Cruz, se encuentra esta casa de adobe construida hace más de 120 años y muy bien mantenida, habitada por un matrimonio bastante singular. Ella se llama María y él, Cristián. No hay fotos del dueño de casa ya que no permite que lo enfoquen con cámaras. Por algo será. De todas maneras, con su delgadez y altura, su largo pelo y su singular barba plateada, impresiona desde el primer momento. Un ambiente particular, sobre todo al atardecer, cuando tenues luces aumentan la magia del entorno.

En el patio, al lado de unos braseros brindamos con una copa de agua de vertiente, materia prima de los licores, agradeciendo al viento y a la tierra de Santa Cruz por la cosecha de uvas, frutas y hierbas.

Después conocimos las habitaciones donde se preparan los licores caseros según los secretos de los antiguos destiladores. Son elaborados según recetas medicinales traídas por sacerdotes jesuitas hace más de cinco siglos, con alcohol destilado de vino al cual se le agregan diferentes frutos, especias y hierbas

En uno de los antiguos dormitorios ahora reposan hasta por 28 meses: “El tiempo es la clave”, sostiene Cristián. “El momento de la cosecha de las frutas y hierbas, el estado del secado y la maceración determinan la calidad del producto y sus bondades”.
Por un angosto pasillo, con atados de hierbas secas colgados del techo, canastos con frutas, lámparas tapadas con velos de color y antiguas herramientas de fierro oxidado, llegamos a la cocina. Que maravilla aquella. Como la antigua cocina de mi abuelita…

Después, en un comedor, probamos varios de los 20 licores, todos deliciosos. De mora, arándano y murta; de cereza, ciruela y corteza de naranja; menta, romero, toronjil y poleo; de café y canela... Con aceitunas de la zona, chicas y sabrosas; guindas secas y almendras.

“La mejor manera de mantener la salud es la prevención de la enfermedad.
La mejor prevención es el medicamento.
Y el mejor medicamento es el alimento, incluyendo aperitivos y bajativos…”.

Así dice el dueño de casa. Ya lo creo.

Tour Casa de los Espíritus de Colchagua:
Lunes a domingo (11.00, 15.00, 19.00 horas) Por $15.000, incluyendo la degustación. Teléfono 72 -209 600

NOVEDADES

DE OVEJA NEGRA A BEST SELLER

En el marco de la reciente Feria de Londres, el Oveja Negra Sauvignon Blanc-Carménère 2008, recibió una medalla de oro en su tercera versión del Sommelier Wine Awards 2009, organizado por la revista Imbibe de ese país.
“Es quizás la mezcla de varietales más inusual en la competencia (una cepa blanca y una tinta) pero que ciertamente conquistó al jurado. Limpio, fresco, con notas a grosellas en nariz, buenos aromas herbáceos y a pasto con un muy buen final”, señaló Agustín Trapero, sommelier de The Randolph Hotel, Londres.
El criterio de los jueces, mayoritariamente sommeliers, es que los vinos se muestren amistosos con la comida, sean versátiles, tengan carácter y una buena relación precio-calidad.
Con más de mil vinos participantes, trescientos cumplieron con el criterio de los jueces, conformando la “Lista Corta de los Sommeliers”. Después de una segunda degustación, sólo cien pasaron a la “Lista de Oro”.
En tanto, durante el International Wine Challenge 2009, uno de los concursos de vino más importantes del Reino Unido, Rafael Tirado, enólogo jefe de la bodega, efectuó una presentación sobre el Valle del Maule. Organizada por Wines of Chile y ante un público que repletó la sala de conferencias en el recinto ferial de Londres, Tirado expuso sobre las condiciones de clima, suelo y variedades plantadas que hacen del Valle del Maule un terroir de excepción. En la oportunidad se degustaron sus vinos Oveja Negra provenientes del viñedo San Rafael de VIA.

EVENTOS


LOS ÁNGELES DE MONTES EN EL LATIN GRILL

¡Sencillamente imperdible! En la segunda degustación de vinos ultra Premium del año, será el mismo Aurelio Montes del Campo, enólogo de Viña Montes, quien guiará cada uno de sus premiados y reconocidos vinos durante la cena de cuatro tiempos creada por el Chef del Hotel Santiago Marriott Luis Cruzat.

El cóctel de bienvenida y antesala a la noche de los Ángeles de Montes comenzará con sauvignon blanc Limited Selection del valle de Leyda y Rosé Montes Cherub. Luego el maridaje continúa con una entrada compuesta de delgadas láminas de pato ahumado con crocante de queso y dressing de membrillo ensalzado con el elogiado Purple Angel 2006.

Como primer plato de fondo, Cruzat ofrecerá una suave carne de wagyu con risotto de champiñones y crema de morrillas que acompañará al también galardonado Montes Alpha M 2006. En el segundo plato de fondo, un delicioso jabalí con puré de lentejas, junto a un confit de cebolla en una reducción de carne con foie gras que se fusionarán perfectamente al premiado Syrah Montes Folly 2006.

Para finalizar el encuentro una trilogía conformada por una torta densa de chocolate sobre carpaccio de peras y jugosos frutos rojos, acompañada de un cilindro con crema de finas hierbas y un suave crème brûlée de cacao con un fresco Late Harvest 2008, de la cepa gewürztraminer.

Esta especial cena se realizará el jueves 25 de junio a las 19,45 horas. Las reservas se pueden hacer al 426 2064

BUENOS PALADARES


LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA
SOLEDAD MARTINEZ (Wikén)
(12 junio) PUERTO FUY (Nueva Costanera 3969, Vitacura, fono 208 8908): “Si bien hay productos que se repiten en Puerto Fuy, pero en diferentes formas y texturas, Giancarlo Mazzarelli promueve también otros menos utilizados de los que saca efectos inesperados (como el jurel o la makarela), y me parece significativo para alguien de cocina tan elaborada y sutil que lo que la carta destaque sea el ingrediente principal y no - como hacen otros- los complementos o adornos. Luego de un exquisito potaje de ostiones en vasito y mariscos en cuchara, como appetizer, y de saborear el buen pan con aceite de oliva, tuve ocasión de degustar varias novedades” “… lo que realmente convierte en acontecimiento cada nueva carta de Giancarlo es la perfección a la vez original y equilibrada con que realiza sus creaciones y lo novedoso de los sabores que logra.”

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(12 junio) BEL PAESE (Apoquindo 7741, Las Condes, fono 212 7086): “Illari se la juega. Eliminó limoneros apestados, papeles desteñidos y aportó gigantografías de bellos paisajes italianos a la decoración. Y en lo principal, trabajará cocina de mercado, con una carta que se guía por los mejores productos de estación. Incluyendo erizos y locos notables en estos días.” “Aquí las pastas hacen diferencia, tan coloridas como sabrosas, aunque lleven como salsa apenas hojas de salvia y mantequilla. O más complejos ravioles con conejo, tortelli con cinghiale (jabalí). La oferta incluye clásicos como el contundente ossobuco milanés con risotto ($12.600), el mejor pescado que encuentre en el día, o la delicada ternera. Y novedades como el recomendable fritto misto, para dos personas ($11.900), con congrio, corvina, camarones, calamares y las más deliciosas verduras. Y suma y sigue: los postres, a la altura.”

CARLOS REYES (La Tercera)
(12 junio) SENSO (Hotel Grand Hyatt, AV. Kennedy 4601, Las Condes, fono 950 3145): “A la hora de los sabores, por un lado, aparecen ganas de aportar una sensación de carácter al comensal. Eso se notó en las lonjas del jamón de wagyú ($ 9.500), de especial salazón al paladar; que no era el semidulce clásico del prosciutto ni tampoco la potente curación del cerdo a la española; lo que surgió fue una elegante y untuosa expresividad, potenciada por el vigor vegetal de la rúcula y una salsa roquefort en igual tono: un carpaccio en su versión más ruda. Esa vocación por la fuerza se evidencia en la cobertura de hierbas que complementó una corvina rostizada ($ 12.500) de notable factura y frescura, equilibrada con una guarnición de verduras al dente y un canelón de espinaca de pasta sabrosa, aunque demasiado blanda para contener su relleno.” “…una cocina de producto a la altura del lujo que ostenta en cada uno de sus rincones.”

YIN Y YANG (La Segunda Internet)
(12 junio) BOULEVARD LAVAUD-PELUQUERÍA FRANCESA (Compañía 2189, Santiago Centro, fono 682 5243): “Una carta menú con apariencia de diario antiguo recibe a los comensales que se acercan a uno de los restaurantes más curiosos y atractivos de los “viejos barrios elegantes”, en el sector de la Plaza Yungay. Esta carta, que se puede llevar para la casa como recuerdo, ofrece cocina de estilo francés, venta de antigüedades, información sobre el patrimonio nacional e historias del sector y de la gran casona esquina que alberga a este Boulevard Lavaud-Peluquería Francesa.” “La cocina propiamente tal es variada en sus ofertas y posibilidad de combinaciones. Se puede tomar desayuno, onces y distintos tipos de té o de café; se puede pedir uno de los muchos tragos y licores para acompañar…” “Si lo que se quiere es almorzar o comer, liviano o abundante, hay platos como quiches y tartaletas ($ 3.600 a $ 4.000); carpaccios de atún, pulpo, avestruz o filete ($ 3.900 a $ 5.900); crêpes de jaiba, camarones o pollo ($ 4.800 a $ 5.800), y papillotes de salmón, mariscos o filete ($ 5.900 a $ 6.500). Hay ensaladas y entradas (entre $ 4.900 y $ 6.500): tártaro de cangrejo; ostiones a la plancha en mantequilla de limón y crocante; timbal de salmón y ricotta; tártaro de atún, y ensalada de tres quesos. Entre los platos calientes (de $ 3.800 a $ 8.900), la infaltable sopa de cebolla; atún con chalotas acarameladas y pastelera; coq au vin; pato a l’orange con papas rösti; pollo al cognac, o filete al oporto. Por último, postres del estilo de las crêpes Suzette; crème brûlée; la bombe Richelieu; tiramisú de la casa o Dulce Patria ($ 1.600 a $ 2.500).”

DANIEL GREVE (Qué Pasa)
(13 junio) EUROPEO (Av. Alonso de Córdova 2417, Vitacura, fono 2083603): “Imaginen una crema sedosa, consistente, con un sabor penetrante y expansivo, pero al mismo tiempo elegante y fino, que desaparece lentamente en efecto dimer como si el líquido alcanzase otro estado, fundiéndose más allá de su propia estructura. Bien. Imagínenlo ahora con su contrapunto perfecto. Toda esta profundidad, salada y reforzada por una exquisita lámina de trufa negra y aceite trufado, que muestra toda la pequeña inmensidad de esta grasa noble, con un ravioli dulce, de ínfima y perfecta acidez, que flota en el centro, levanta, perfuma y estimula. La Espuma de foie gras con ravioli de manzana ($7.500) es de esos platos que no se relegan. De ésos que te vuelan la cabeza y sólo dejan el registro en la memoria. Imperdible e inolvidable.

CÉSAR FREDES (La Nación Domingo)
(14 junio) LE FOURNIL (Constitución 30. Barrio Bellavista, fono 248 9699): “Un nuevo restaurante de cocina francesa de impecable ejecución e ingredientes de primera calidad acaba de abrir en lo que viene siendo la ampliación o última etapa del Patio Bellavista.” “La carta es magnífica: sopa de cebolla servida en un pan de campo, terrina de foie gras con chutney de cebolla, terrina de morcilla y manzana, rillete de dos salmones, timbal de ratatouille al pesto y vol-au-vent de camarones y ostiones. Todas son alternativas de entrada.” “De fondo, la carta tiene varios de los clásicos de la cocina francesa, sean de bistrot o de restaurante elegante: entrecôte de vacuno con gratín de papas, magret de pato Mulard con peras asadas, solomillo de cerdo en miel y especias, blanquette de conejo a la mostaza, tártaro de res con papas fritas a la francesa, costillitas y medallón de cordero asado con ratatouille, atún fresco salteado con aceitunas negras y lasaña de berenjenas y ostiones con salsa de coral y arroz salvaje.” “Le Fournil contribuye a elevar el rango de calidad y urbanidad del antes muy querido Barrio Bellavista. Si sigue como en sus primeras semanas, ya estaría instalado entre los mejores lugares para comer de todo Santiago.

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(14 junio) PHONE BOX (Av. Providencia 1652, interior, fono 235 9972): “Ochentero total es este local de la galería El Patio, en Providencia. Yo, al menos, no iba desde esas épocas.” “Nos sorprendió que ofreciera platos de cocina chilena al lado de clásicos británicos como el steak and kidney pie, un pastel de carne y riñones. Por supuesto que lo probamos y estaba sabroso, aunque mi acompañante, hija y nieta de ingleses, me dijo que el de la nana de su madre era cien veces mejor. También probamos un fierrito carioca que, cuando llegó a la mesa, nos pareció la chuleta de brontosaurio de Pedro Picapiedra. ¡Qué platos más grandes! Deben tener un público más bien masculino.” “Aunque la comida nos pareció bien, el lugar se veía detenido en el tiempo, incluso diría un poco sucio y desvaído, como esa tía que se dejó las canas y se ve más vieja, pero uno la quiere igual.