de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 14 de julio de 2010

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR


LA MESA DEL CHEF

Imagínese. Una rustica mesa de madera con capacidad para 12 comensales frente a una cocina a la vista. El lugar: uno de los comedores más elegantes y top de Santiago. El cocinero: Sébastien Fontes, un francés a cargo de la cocina del NoSo, el principal restaurante del hotel W. El planteamiento: un menú degustación con lo mejor de la temporada.

¿Buena idea, no?

Buena y mejor aun si logro entusiasmarlo para que viva una aventura gastronómica de las grandes. El cuarto piso del hotel es apoteósico. Triple altura para un comedor de líneas modernas y comida francesa actual. Pisco sour para iniciar la memorable jornada. Muchas veces lo había desechado pero ese día opte por ver la mano del barman y me gustó. ¡Buen inicio!, pensé. Uno a uno los comensales iban llegando a la mesa del chef y poco a poco se comenzó a llenar. A las dos en punto parte la degustación: Cual mago, Sébastien Fontes saca de su sombrero una deliciosa mousse de coliflor con juliana de manzanas y un glaseado de naranjas. Raro pero delicioso. Qué interesante ver la cara de los comensales cuando le ponen algo diferente y que no esperaban al frente. Al rato todo se transforma en sonrisas cuando le explican que es la partida, un gusto que se da el chef para el disfrute de los asistentes

Luego a la comida propiamente tal: un tártaro de langostinos con un consomé caliente de crustáceos al lemon gras y jengibre. Refinamiento francés para un plato con mucho de thai. Lo acompaña un Casas del Bosque Sauvignon blanc del 2009. Plato profundo y a la vez suave y en tierra derecha para una degustación de lujo.

Mero rostizado con una costra de almendras, risotto de hinojo, mantequilla de ostras y aceite de oliva para un plato de categoría. Lo acompaña un Lapostolle Merlot. Un juego rico y diferente. Sin embargo el plato estrella del almuerzo estaba por llegar: pecho de cerdo cocinado por 24 horas con puré de papa camote, leche de coco y una salsa de miel y especias logra la aprobación y los aplausos de todos los comensales. Una cofradía de amantes de la buena mesa que por 49 mil pesos se dejan llevar por los desafíos de un chef que está comenzando a hacer historia en nuestro país.

Sopa de frutos rojos con salsa de oporto acompañado de un late harvest Montes gewürztraminer da el punto final a una mesa sibarítica. Y eso es lo que se trata de hacer con la mesa del chef. Que se junten amantes de la gastronomía a disfrutar cenas que si bien no son a ciegas son al libre albedrío del chef. No todos los almuerzos o cenas son iguales, todo depende del mercado y de su creatividad. Y eso es interesante ya que nadie se defrauda y sale y con la sensación de haber estado en un lugar diferente, en una mesa exclusiva y con el espíritu renovado.

Las mesas del chef no se arman todos los días. Hay que averiguar e inscribirse. Vaya por una de ellas y verá lo entretenidas y diferentes que son. Si ama la gastronomía es un imperdible dentro del panorama gastronómico santiaguino.

Doy fe. (Juantonio Eymin)

La Mesa del Chef. Restaurante NoSo: Hotel W Santiago, Isidora Goyenechea 3000, piso 4, Las Condes, fono 770 0074