de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 28 de marzo de 2012

BUENOS PALADARES

LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(23 marzo) MENDO’S (Seminario 96, Providencia, fono 3418964): “…así es Mendo's, con sus pancitos tibios y la atención gentil, en un espacio no muy grande y con una cocina harto sabrosa. Un ejemplo de esto: un pulpo con salsa al olivo, con salsa de aceitunas verdes y un toque de aceite de oliva ($6.200). Blando-blando, y no tan marcado por el amargor de la receta más clásica. Un acierto. Y con ánimo de abusar de la frescura, un trío de abundantes tiraditos, con salsa al rocoto (muy suave...), otra de ají amarillo y otra de cilantro ($8.800).” “Después de semejantes entradas parecía una locura pasar a dos platos de fondo, pero la sazón estaba buena. Y siguió así con un ají de gallina y su arroz blanco ($4.800), y con una corvina a lo macho, con salsa de mariscos y las justas papas fritas ($6.800).”

SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(23 marzo) HAMBURG (O'Higgins 1274, Valparaíso, fono 32- 2597037): “En la lista no faltan machas en salsa verde o a la parmesana, palta York, tomate relleno, niños envueltos, arenques de estilo nórdico, diversos pescados con salsas de otros tiempos y kassler con chucrut, y en postres hay desde strudel a panqueque Celestino y macedonia. Optamos por un suculento tártaro (300 gr.), pero cometiendo el error de pedirlo aliñado, pues además de los pickles de pepino cortados a lo largo llegó con un exceso de limón que prácticamente lo cocinó ($6.650); sopa de goulash, ligeramente picante, muy espesa porque incorporaba trozos de carne y un picadillo de verdura, hasta parecer casi un guiso, eso sí de sabor delicioso ($2.950); una escalopa Duma envuelta en jamón y rellena con queso fundido, sumamente grasosa, acompañada de gran cantidad de papas preparadas en formato alemán e igualmente pesadas por la grasa y un salteado disparejo ($7.800), y un pernil de respetable tamaño, blando y algo ajamonado, con abundante chucrut de repollo blanco, bastante salado ($6.950). Después de eso, cualquier postre habría sido un exceso.”

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(23 marzo) THE DINING ROOM (Hotel The Aubrey, Constitución 299, fono 940 2800): “Con aperitivos personalizados, como un novedoso sour de pepino, su atractiva carta de entradas tiene propuestas tan variadas como un gratin de jaivas, camarón con cuscús y “solterito” peruano, plato de queso cabra con ostión rosado y habas. El chef es Mauricio Valdovinos y Matías el jefe de garzones. También está en su oferta un tártaro de atún, ceviche de corvina y pulpo al olivo, notablemente tierno ($7.900, combinado con un Casas del Bosque reserva sauvignon blanc, o pinot noir Terranoble reserva)." "Platos principales: un dim sum de centolla, envuelta en pasta casera sobre espinacas a la crema con pesto y espuma de finas hierbas ($8.600, con malbec argentino Renacer, de Punto Final). Un notable plato de 400 gramos de tapapecho de wagyú ($12.500), braseado por cuatro horas, que se deshace al tenedor, servido en una demiglace con setas, con puré de camote con tocino y cebollas asadas (cabernet sauvignon de Machalí). Filete de vidriola a la plancha ($11.200, con camarones salteados al merquén con tortilla de yuca y rúcula y semillas de amapola (con Amayna Barrel Fermented sauvignon blanc). Culminó con la degustación de los postres de la carta: parfait de chocolate, bavarois de tapioca, melón calameño y torta de hojarasca; confite de papaya y helado de mote y huesillos, y helado artesanal (para rematar con oporto Ferreira blanco).”

BEGOÑA URANGA (El Sábado)
(24 marzo) SOTITOS BAR (Av. Bernardo O'Higgins 1138, Punta Arenas, fono 61- 243 565): “Y pese a la emergencia que vive Punta Arenas por el desborde del río Las Minas, del que la fortaleza del magallánico habrá de recuperar pronto, no puede dejar de nombrarse al Sotito´s Bar, verdadero ícono de Punta Arenas, que atrae por igual tanto a público local como a los numerosos turistas que visitan la zona, como uno de los afectados por la prohibición del Minsal. Su memorable centolla fresca era lo más parecido a un pedacito del paraíso en la boca. Sublime. Igual que sus locos blanditos, albos y grandes.” “Por eso se volvía siempre feliz, sabiendo que su mesa era un verdadero placer. Pero hoy, prohibición mediante, don José, su dueño, se niega a usar huevos pasteurizados. No sabe por qué, ni estuvo dispuesto a explicarlo, pero la centolla ya no sabe igual y los demás mariscos perdieron gracia. Los garzones reciben los reclamos y los transmiten, pero don José se mantiene inflexible.”

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(25 marzo) EL CAMARÓN DE GORBEA (Manuel Montt 1631, Providencia, fono 789 7025): “El espacio es luminoso, sencillo, ventanales con un camarón sonriente como logo, el mismo que está en los individuales de papel. Servilletas de papel y 'baberos' de género rojo para comer a sus anchas sin mancharse. Por eso aprovechamos de compartir el plato estrella de la casa, camarones de río en mantequilla, ajo y trocitos de ají cacho de cabra.” “De fondo, él probó un pastel de jaiba muy sabroso pero con demasiado queso encima para nuestro gusto. Yo pedí un congrio frito cuya costra estaba como para quebrarla con cincel de lo dura, pero por dentro el pescado estaba OK. La palta y el tomate de la ensalada estaban a punto. De postre, hartos higos con nueces. Me extrañó que a pesar de tener Redcompra, el mozo pidiera la propina en efectivo, cosa que otro colega ya comentó de este restaurante.”