de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 29 de julio de 2014

BUENOS PALADARES

CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(JULIO) CASTILLO FORESTAL (Av. Cardenal José María Caro 390, fono 2664 1544): “De las entradas, un par de tártaros del mar ($7.900), uno de salmón con tumbo (fruto nortino) y el otro de atún con papaya, con "especias de aquí" dice la carta, las que penaron en ausencia y desabridez. Ambos servidos en frasquitos más propios de un autoservicio que hay que terminar raspando para capturar los últimos pedacitos. Un montaje debatible -coronado con hojitas y frutas-, al igual que con la sopa de cebolla Bellas Artes ($7.900), que viene "deconstruida": pote de vidrio con ostiones crudos, a los que el mozo vierte el caldo -que venía derechamente tibio- con el objeto casi imposible de pocharlos. Al costado, el queso rallado y una espuma de alioli con el espíritu de algún ajo peregrino. Ricos los ostiones fresquísimos, pero el queso tampoco se derretía en esa sopa. En este caso, el resultado fue menos que debatible.” “Unos ñoquis minute (nombre irónico a la luz de la realidad, $7.900), intensos en roquefort y con toque de verduritas, sabrosos y rotundos. Y un filete de merluza patagónica a punto ($8.900) sobre puré de camote, con una "emulsión marina de vainilla y pebre de cochayuyo a la guayaba de Codpa" que si no se leyera en la carta, ni se preguntaba uno de qué sería.” “…habrá que esperar un rato a que en este restaurante calce la estética con lo gastronómico”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
GAON (Manquehue Sur 674, Las Condes, fono 22420082): "La cocina coreana suele tener entre nosotros mala fama, como la mexicana… Pero, aceptémoslo: ambas cocinas requieren aprendizaje. Sin ser un "gusto adquirido", hay que familiarizarse con ellas para apreciarlas.” “En el Gaon comprobamos las injustificadas alharacas y excesos en estas descalificaciones de una cocina que, diferente de la china y la japonesa, tiene sus méritos propios.” “La carta contiene variedad de platos, y algunos típicos de Corea, que es a lo que hay que ir. Los nombres están en coreano (con mala traducción), por lo que se recomienda pedir ayuda al garzón (la atención, a propósito, nos pareció muy buena e informada). De entradas pedimos Tok Bo chi ("dedos" fritos de harina de arroz, con salsa picantita aparte) y Kun man du (empanaditas fritas de chancho y verduras; ambos a $4,900): las dos cosas muy agradables para comenzar. Con los picoteos de entrada llegan a la mesa pocillos con anchoas picantes, almejas picantes, porotos negros, kimchi, brotes de soya con salsa de ajonjolí, y otras cosas. Buena oportunidad de probar exotismos.” “Fondos. Ojingeo Bokum ($8.500): anillos de calamar blandísimo y sabroso, con salsa moderadamente picante. Jeyuk-bokhum ($9.000): delgadas láminas de carne de chancho con verduras y salsa picante (para quienes disfrutan del picor...); nos pareció muy bueno. Y, para tímidos, Dolsot Bibim Bap ($6.500), que hay que pedir con "piedras calientes", es decir, simplemente caliente (porque también lo hay frío): olla con arroz, verduras, láminas de carne y un huevo frito, que se rompe y mezcla con el resto, añadiéndosele, si se quiere, salsa picante. Buen y armónico plato.”

MUJER
PILAR HURTADO
(JULIO) CARLO COCINA (Boulevard del Parque Arauco local 396, fono 7968 1370): “Entramos y nos sentamos, pero después de un rato nos dimos cuenta de que es un autoservicio más gourmet, pero autoservicio al fin. Partimos en la sección fría, con un pote de ensalada de mote con palmitos y tomate cherry, un poco de zapallitos grillados y una tentadora pichanga. En la parte de los pescados, probamos el jurel asado y el salmón ahumado. En los calientes, la elección fue un delicioso caldo de choritos y una empanada de pino que estaba deliciosa. Y un par de postres: tartaleta de peras y uvas al vino y un queque de zanahoria y nueces, ambos muy buenos. Sacamos también un jugo.” “Pedimos un poco de pan, pero también lo venden, sería todo un detalle, como dice Serrat, que los sirvieran calentitos de cortesía. La comida estaba bien sabrosa, con lo que probamos confirmo que es un autoservicio gourmet.”

QUÉ PASA
DANIEL GREVE
(JULIO) LE COQ (Av. Nueva Costanera 4323. Vitacura, fono 2207 4424): “Murmulla. Pasa casi desapercibido. Pero aun así, casi sin esquema de verdadero restaurante -cuenta con sólo una garzona-, Le Coq entrega una respetable cocina, sin pretensiones fuera de lugar. A cambio, recetas auténticas, llenas de sabor. Si piden unos Camarones al Pastis ($6.200), conocerán unos de no mucho calibre, en una contundente y anisada salsa -desbordada de mantequilla- en la que resulta imposible no pasar el pan. Al carajo el protocolo. El Paté ($5.500) es lo que conocemos por terrina: firme, deliciosa, especiada. El Magret de pato con peras especiadas ($12.600) es un festín de estímulos, con exquisita materia grasa y graciosos contrapuntos. Y el Filete envuelto en entraña ($12.800) bueno, pero con un puré de topinambur algo flojo en textura y un cuchillo que no le hace justicia. Con todo, Le Coq sabe cuándo cantar. Y lo hace bien."