de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 27 de enero de 2015

BUENOS PALADARES


CRONICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

MUJER
PILAR HURTADO
(ENERO) SANTA PIZZA (Orrego Luco 066, Providencia / 2 2361 0470): “Mientras tomábamos nuestros ricos jugos de la casa -piña con coco y iced tea de durazno y limón- llegó un pan esponjoso y rico con tapenade (pasta de aceitunas y anchoas) y aceite de oliva. Pedimos una ensalada piamontesa, de hojas verdes, espárragos arrebozados en harina de tempura, quínoa, pimentón, alcachofa, tomates secos, champiñones salteados y aderezo de balsámico; estaba muy sabrosa y bien aliñada, aunque en cantidad nos pareció pequeña para su precio ($6.900). Entre las pizzas, elegimos la Dominga, con hojas de rúcula, ricota, mozzarella fior di late, tomates secos y pesto, con masa de harina blanca (aunque la carta ofrece también la opción integral). Hace tiempo que no probaba una pizza tan rica, buenísima la masa, delgada, y justa la combinación de ingredientes; nos encantó. En la carta, las pizzas están divididas en vegetarianas, marinas -todas con camarones- y de vacuno y cerdo.” “En suma, una muy buena experiencia como para repetirla.”

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(ENERO) MAPRAO THAI (Manuel Montt 784 local 8, Providencia / 2 2811 0980): “Su oferta es para servirse o para llevar, con una carta que pide escoger los ingredientes que irán en cada plato, por un precio de $4.900 (también hay wraps a $2.400 y unos pares de brochetas a $2.000).” “Después de pedir, una espera algo larga. Más de veinte minutos, sentados en unas mesitas en el exterior (hay otras en un segundo piso). Había más gente esperando no muy feliz, hasta que llegaron los pedidos. Con bebidas (no tienen patente de alcohol aún), un pad thai en su punto de sabor y cocción. Se pidió con picante bajo y pollo. Y, al igual que los otros platos, vino servido en un envase de cartón, de esos para llevar. Los cubiertos, de plástico.” “En resumen, buen sabor en general. Con los currys, ojalá cambien de formato (aunque el otro debe ser más molesto para el delivery). Y ojalá también, consideren que si alguien opta por un local de estas características, es para que la food llegue más fast, señores.”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(ENERO) CLUB ALEMAN WASSERMUHLE (Camino a Ensenada km. 21,5, Puerto Varas /65-330140): “No se trata del interés comercial, naturalmente, sino del interés por cocinar, por hacer las cosas bien, por ofrecer un buen servicio en un ambiente acogedor y agradable, por aprender. Es con este interés que nos encontramos, para satisfacción nuestra, en el restorán del Club Alemán Wassermuhle (molino de agua), de Puerto Varas.” “El estilo alemán, presente en varios platos de carnes "especialidad de la casa" (en la carta figuran con el añadido Wassermuhle), consiste en el acompañamiento de papas, puré de manzanas y repollo morado. Se trata, ciertamente, de cosas que traen a la memoria la cocina alemana, pero en Alemania se exhibe una gran creatividad en la presentación de esta triple combinación, que nos hubiera gustado ver también aquí (ah, esas enormes y esponjosas albóndigas de papas que absorbían la salsa, que comimos en cierto restorán de Alemania...)”. “Razonable carta de vinos. Buen servicio. Fácil estacionamiento. Precioso lugar.”

EL MOSTRADOR
CARLOS REYES
(ENERO) LAS CABRAS (Luis Thayer Ojeda 0166, Providencia): ““Este nuevo local del nuevo centro de Santiago existe lo necesario para sostener cualquier fuente de soda: una barra con pisos empotrados, sillones dobles mirando a una pequeña mesa, barra de schop, neones (“comida rica”, dice), espejos para ilusionarse con más espacio, servilletas de papel duro y todas las ganas de ser la versión criolla del dinner gringo de las películas, pero tan chilenizado como el completo. En estos tiempos de congelados masivos y radicales, la comida hecha con las manos, casi a la minuta y con producto fresco, se hace valer. La Palta Reina ($ 3.800) atrae por el fruto fresco, el relleno generoso de pollo picado fino, pero sobre todo por la enjundia de la mayonesa de la casa embadurnando las abundantes hojas verdes y el medio huevo duro que complementan esa entrada. En el sabor del Crudo ($ 6.000) se adivina un aderezo parecido, moderado por los cortes de cebolla y cilantro. No es el cebiche de carne que suele aparecer en otros sitios, cosa que se agradece, sobre todo si la carne está cortada a cuchillo.” “En sí el desafío de Las Cabras partirá cuando se vayan los adictos a la novedad y quede el transeúnte diario. Ahí va aparecer la fuente de soda real y la integración al “centro social” de Providencia. Como va, está bien perfilada.”