de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 23 de febrero de 2016

Mis apuntes


CATAE
Otra sorpresa hotelera
En el último tiempo, las cocinas de los hoteles santiaguinos están dando de qué hablar y uno de los chefs que ha protagonizado esta revolución es Mariano Bambaci, hoy a cargo del restaurante Catae del nuevo hotel Renaissance.

El Catae no es cualquier lugar, deslumbra con su diseño vanguardista, que con su cocina novedosa y creativa, ha logrado ganarse el corazón de muchos comensales que van más allá de los turistas llegan al Hotel Renaissance, donde está ubicado.
Al argentino Mariano Bambaci siempre le gustó cocinar, pero fue mientras estudiaba Diseño Gráfico que se dio cuenta que su futuro estaba detrás de los fogones, ahí se volcó de lleno en una profesión que le apasiona y que aprendió desde pequeño gracias a su abuela. Su formación se inició en la escuela de Gato Dumas en Buenos Aires, para más tarde trabajar en los reconocidos restaurantes porteños Sucre y Algodón, ambos pertenecientes a cadenas hoteleras.

En 2012 llegó a Chile como sub chef de banquetes del Grand Hyatt Santiago, y un año después formó parte del equipo que pondría en marcha la cocina que hoy le pertenece. En primera instancia él era el segundo hombre a bordo, secundando al chef Mariano Cid -que abrió este restaurante-, pero al poco tiempo asumió como chef ejecutivo y pudo dar rienda suelta a su creatividad en este moderno y lujoso restaurante.

Sin bombos ni platillos, este lugar hace gala de una comida de gran nivel, osada e innovadora, pero sumamente aterrizada, partiendo por la utilización de distintos ingredientes chilenos, que sin ser forzados se realzan en maravillosas preparaciones. Además de sabrosos, sus platos son muy nobles, respetando las texturas y sabores de cada ingrediente que va agregando a la receta. Con una acertada carta de vinos, conocí algunos de los platos de su nueva carta como un Huevo azul pochado y cocinado a baja temperatura y luego unos maravillosos Langostinos antárticos a la parrilla con espárragos ahumados, aderezados con curry casero y piña ($11.500). Brillante contrapunto lograron también las Mollejas de cordero a la plancha acompañadas de una terrina de prietas y manzana ($8.600). A hora de los postres, elaborados por Roberto Muñoz, destaca un Queque de zanahoria con gel de hinojo, canela y clavo, con helado de mascarpone con flor de hinojo. ¡Una experiencia total! La cocina funciona como un equipo, no existe una guerra de egos ni el chef jefe, sino que todos se comunican y lo pasan bien guiados por un líder, cosa que se ve reflejada en lo que se sirve a los clientes. Aquí nada falla y eso ocurre principalmente porque todos abogan por una labor impecable. Es más, es el propio equipo de cocineros el que le ha ido mostrando al chef el abanico de ingredientes disponibles en Chile y todas sus regiones.

Definitivamente, el desafío no solo ha sido hacer una cocina que rinda tributo a las materias primas nacionales, sino que el chef se ha puesto una meta sólida: ser uno de los mejores gracias a su mente innovadora, sofisticada, sabrosa y noble.
Catae: Hotel Renaissance, Av. Kennedy 4700, Vitacura / 226 788 888