de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 16 de enero de 2018

BUENOS PALADARES


CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS
RODOLFO GAMBETTI
(ENERO) OSAKA (Nueva Costanera 3736 / 22381 9070): “Un carnaval de sabores y vibraciones donde mandan los colores y los trazos y texturas del plato. Como un ceviche llamado “mar poderoso”, Uni Pawá ($15.000), de pescado blanco, leche de piure, camote y furikake (condimento típico nikkei). Color y forma toman nueva fuerza. En otros, con sabores tan occidentales como el foie gras. En el sake foie ($6.000), el tentador hígado galo reencarna con salmón, pisco y salsa. O una golosa papada de cerdo (butá, $6.000) con pisco y salsa shoyu, que encanta a quien no la habría comido en los cortes y presentaciones comunes. La manzana combina con la salsa de sésamo, el puré de prieta toma otro sentido, el pescado crudo reconoce su nuevo destino con el nombre de “nigiri inca” ($4.000). Pero no es por extraño, ni por inesperado que encanta, sino porque, con el mismo tino que se combinan las notas, Ciro Watanabe ha dispuesto deliciosos bocados que nos vuelven a entusiasmar. Shiromi en brasa, un  pescado en soyu, ajo y ajíes; Pepoh gohan, arroz al piure y chicharrón de mariscos. Completo nikkei, en bao (pan negro japonés) salchicha de mar y otras rarezas.”

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(ENERO) TÍO TOMATE (Avenida Italia 975 /  22316 2176): “Un restaurante es su comida y también el lugar en que se come. En el caso de Tío Tomate, hay que decirlo, le pegan mucho en el segundo ítem, el espacial.” “Se trata de un espacio abierto y fresco (menos en el sector fumadores...), con un techo alto en exterior y gran cantidad de mesas. Una arquitectura perfecta para este verano, un lugar obligado para estas tardes sobre los 30 grados (hay una carta generosa en bebestibles con y sin maldad) y también para fines de semana con la prole (tienen unos macarrones con queso de lujo).” “Al igual que en sus pares, aquí la dupla es pizza y ensaladas muy llenadoras, aparte de postres chanchos y algunos aperitivos. Para partir, un tártaro muy en su estilo ($6.700), que funciona muy bien, con su yema cruda, cebollita picada, buena carne -filete- y unos toques heterodoxos de balsámico (¿y soya?). Grandes tostadas rústicas para acompañar.” “De fondos, para un verano CON polera, un par de pizzas. Fue difícil, porque las ensaladas -con huevo pochado una, con pulpo grillado otra, entre varias- se ven generosas y entretenidas,” “Entonces, bien ubicado, bien cocinado (con sus errores, pero igual), bien atendido y bien recomendable. Para llevar tan poco tiempo abierto, ya están para visita casi obligada.”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(ENERO) KARAI (Isidora Goyenechea 3000, 4° piso, Hotel W / 22770 0081): “Nos presentamos puntualmente a la hora reservada, cuando todavía había poco público, y fuimos recibidos atentamente. Entradas: unos Karai spring rolls (cinco, de buen tamaño, $6.900), rellenos con un fino picadillo de mariscos y acompañados de un potecito con una rica salsa de aroma cítrico; y un Nikkei Philly Cheesesteak ($6.900), que aspira a hacer un mestizaje tomando como base el famoso Philly Cheesesteak de Filadelfia: esta versión nikkei resulta ser un pequeño bollo alargado, de la forma y tamaño de un éclair chico, relleno, como quien rellena un mini hot dog, con un picadillo de carne, cebolla, queso, papas hilo... Nos trajo por un momento a la mente esos estupendos baos que se comen en el Barrio Chino de Lima. Pero no: no había mucho en común entre ambas cosas, salvo la cocción al vapor de la masa. El relleno, por lo demás, estaba algo salado. Sobre todo, muy poco para el precio (se despacha en dos bocados).” “Pero ¡el servicio! Comenzamos bien, y a medida que se llenaba el local, fuimos totalmente abandonados. Pedimos auxilio a varios garzones de otras mesas, sin mucho resultado. ¡Qué manera de estropear una experiencia que pudo haber sido muy placentera! Es una pena tener que tomar en cuenta estos aspectos, pero en realidad no son secundarios: un servicio atento y ágil es esencial.”