de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 18 de marzo de 2009

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR





W SANTIAGO
WHATEVER / WHENEVER

Y entraron en tierra derecha. De aquí en adelante todo será nervios y terminaciones. Fijaron la apertura para el primer día de mayo y para ello están trabajando, aunque creemos que abrirán a finales de ese mes. Fuimos la semana pasada a la presentación de los chefs que tendrán a cargo este anhelado hotel. Jean Paul Bondoux, un francés que lleva mucho tiempo viviendo en Latinoamérica. “Estoy aquí desde hace más de 25 años, a pesar de que tuve muchas resistencias interiores, hasta que algo se abrió en mi interior y me adapté. Es una hermosa región, la gente me encanta y pude desarrollar gran parte de mi carrera. También aquí creció mi familia: con Evelyn, mi mujer, tenemos tres hijos que nacieron en estas tierras”. Su propuesta más conocida por todos es la del restaurante La Bourgogne del hotel Alvear de Buenos Aires. Allí destaca por su excelencia en cada detalle de una cocina perfecta: desde el pan con distintas variantes, la presentación de los platos, la definición de los sabores y la alta calidad de la materia prima. Aparte, maneja su propio establecimiento en Punta del Este, Uruguay, y ahora llega a Chile de la mano del hotel W, con el fin de sofisticar la calidad de la comida en Santiago y dar un plus a la gastronomía que tendrá el cuarto piso de este establecimiento.

Otro de los que llegará al ya esperanzador cuarto piso del W es el Osaka. La historia, corta pero intensa, cuenta que dos jóvenes peruanos de regreso de una gira por Asia se percataron que los restaurantes japoneses que existían en Perú no aprovechaban los productos de su país. Se contactaron entonces con Daniel Delgado, un chef de ascendencia nipona y abrieron el Osaka, restaurante que les ha dado más que grandes satisfacciones. El local chileno (el tercero de la saga ya que además está en Buenos Aires) tendrá una capacidad de 65 comensales y ofrecerá cocina peruana con técnicas de corte japonés y tintes de cocina tailandesa y china. Su carta varía desde los sashimi (clásicos con shoyu y versiones dulces con miel de maracuyá y leche de coco), pasando por los cebiches y misoshiru (caldos japoneses en base a soya), hasta gyosas de pato con salsa de huancaína. Según cuenta Diego Herrera, director de Osaka en Chile, la oferta también se ampliará a productos nacionales como el salmón, el atún y lenguado.

Otra de los retos será el Whiskey Blu. Un bar-disco-lounge, que será manejado por el empresario y marido de la modelo Cindy Crawford, Rande Gerber y su hermano Scott. Ellos tienen a su cargo otros bares de este tipo en los hoteles W a lo largo del mundo. La idea es que sea un espacio lleno de vida, de buena música y muy exclusivo. Es un nicho que no existe en Santiago, señaló con orgullo James Hughes, gerente general de W Santiago.

La apuesta no deja de ser provocadora y exigente. Si bien los hoteles basan sus utilidades en el servicio de habitaciones, en el W pretenden que sus mayores ingresos provengan de los alimentos y bebidas. Un centro de convenciones para 1.100 personas se convertirá en el salón más grande del país. Además de otros espacios que estarán dispuestos para la comunidad y que aun los mantienen en secreto.

Ubicado estratégicamente frente a la plaza Perú en la Av. Isidora Goyenechea, contempla 16.320 m2 construidos y es parte de un complejo inmobiliario que cuenta además con además tiendas de retail, W Residences y oficinas premium.Tendrá 196 habitaciones donde se incluyen 16 “cool corner rooms” y 20 suites, todas con una altura promedio de tres metros lo que favorece la sensación de amplitud. La atrevida mezcla de colores y el uso de temáticas por nivel relacionadas con la geografía de Chile serán otros de los atractivos que marcarán la experiencia W. Todas las habitaciones cuentan con LCD de 42’’, reproductor de DVD, dos líneas telefónicas, dos teléfonos (uno de ellos inalámbrico), Wi-Fi Internet, “docking station” para reproductor de mp3, caja de seguridad, secador de pelo y una caja “Munchie” con una deliciosa selección de snacks y bebidas.

Whatever / whenever es el concepto del hotel. De difícil traducción significa que todo lo que el cliente o huésped requiera lo podrá tener a su disposición… mientras tenga crédito suficiente (decimos por acá).

Suerte. Se la merecen. (Juantonio Eymin)

W Santiago. Isidora Goyenechea 3000, Las Condes, Santiago, fono 947 2043