de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 9 de febrero de 2011

BUENOS PALADARES

LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

SOLEDAD MARTINEZ (Wikén)
(4 febrero) PORTOFINO (Bellamar 301, Cerro Esperanza, Valparaíso, fono 32 – 262 9939): “Ahora sí un sitio ya clásico de Valparaíso que mantiene (y mejora) la calidad de su mesa.” “Esta vez los comensales éramos varios, y así pude probar bastante de una carta que privilegia los pescados y mariscos y una inspiración italiana que aún cabe perfeccionar, acompañada de toques peruanos en un cebiche y un "tricarpaccio" de corvina o reineta, ostiones y pulpo (ambos $6.900), o una "bistecca alla peruviana" en juliana, con cebolla pluma, arroz con choclo, papas fritas y huevo de codorniz ($7.900). Los "frutti di mare in góndola" ($14.500) traen abundancia de finos mariscos marinados y salteados en aceite de oliva para compartir. En pastas y risotti, hallé originales los fettuccine Portofino con camarones, ajo, perejil y palta fresca, y muy sabrosos los spaghetti di mare con líquida salsa de bisque al fondo del plato y diversos mariscos (ambos $7.500), así como un risotto con azafrán, jugo de carne y camarones flambeados al anisette ($7.900).” “Alabo el progreso del local, pero para ser realmente italiano, aconsejaría aligerar las recetas... y que el chef se dé una vuelta por Italia.”

ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(4 febrero) HE HIN (Santa Isabel 0285, Providencia, fono 634 9276): “Este restaurante tiene un local en la esquina de Bilbao con Infante, pero la novedad es su filial recientemente abierta en calle Santa Isabel. Amplio y luminoso, este espacio ofrece lo mismo que su casa matriz: comida china y japonesa.” “Otro fue el caso al ir pidiendo y encontrarse con que no había atún ni pulpo. Ok, llevan poco. Pero unas gyosas ($2.300) llegaron frías en el centro y crudas por uno de sus costados. ¿Señorita moza? Mire esto... y ella, como si oyera llover. Luego un tempura mixto ($4.900) donde ganaba lejos la coliflor y con algo ya definitivamente heterodoxo: con salsa katsu en vez de la usual salsa tentsuyu. Un revisionismo algo extraño, por decir poco. Lo mismo que unos rolls vegetarianos envueltos en masago... huevitos de pescado. Plop.”

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(4 febrero) SOUL OF INDIA (Av. Vitacura 4111, fono 228 2825): “Deepu Gobind Alamchandani es el entusiasta empresario que ofrece un menú con samosas, las típicas empanadas de papas, arvejas y pasas; nan, pan cocinado en el horno de barro o tandur y un buen número de combinaciones de semillas, cortezas y raíces orientales de vivos colores y sabores sorprendentes, amortiguadas en cuanto picor e intensidad de especias para la capacidad local. El resultado es atractivo y recomendable. Además, los vecinos de Vitacura y Las Condes pueden pedir combos a domicilio (desde $16.900 para dos personas). Como novedad disponen de cervezas típicas de la India y de descuentos de 30% en el local a la hora de almuerzo.”

BEGOÑA URANGA (El Sábado)
(5 febrero) LA MAR (Nueva Costanera 3922, Vitacura, fono 206 7839): “Recientemente introdujo nuevos platos a su carta y, aprovechando las noches veraniegas, nada mejor que ir a probar lo que ofrece. Como por ejemplo el roll. Crocante, camarón, jaiba, palta, queso, salsa dulce, envuelto en panko. Delicioso. O las cocochas (la parte inferior de la barbilla de la merluza; kokotxas, en el país vasco) al ajo rocoto, con un toque de ají panca. Increíbles.” “Ahora, si se está ya en su terraza, lo mejor es no irse sin pedir una plancha La Mar. Fuera de serie, sin exagerar. El plato en cuestión viene sobre una plancha con patas de jaiba, enormes camarones de río (de esos con los que se puede perder la compostura y comerlos con la mano) y hongos portobellos al pisco naranja, que le da un toque exacto de dulzor. "

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(6 febrero) HANSEL Y GRETEL (Los Refugios esquina El Remanso, El Arrayán, fono 321 6073): “Adentro, los grandes pedimos un barros luco en pan de molde, que estaba Ok, un café helado de tamaño medio con helado y harta crema, y un chocolate caliente que mi marido encontró rico, pero mi hermana -experta en este brebaje- no 'cotizó' mucho. Probamos un pie de limón con la masa un tanto gruesa, aunque el relleno estaba bien, y un strudel de manzana, que no era de los mejores que he probado, pero cumplía. La atención fue muy amable y rápida, si bien el local estaba más bien despejado.” “Cuando los niños volvieron, les pedimos copas de helado, que venían decoradas como un payaso, con el cono de sombrero y chocolates de colores. Y también otro sándwich, esta vez un churrasco tomate mayo, con mayonesa envasada, que no nos gustó demasiado. Y también un café con leche, aguachento y malo de frentón.”