de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 23 de febrero de 2011

BUENOS PALADARES

LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(18 febrero) ACQUA (Hotel Radisson Acqua, Av. Borgoño 23333, Concón, fono 32 – 254 6400): “Con un acogedor estilo rústico, este nuevo hotel posee una de las todavía escasas cocinas de estilo más refinado en el camino costero desde Viña del Mar” “Esta vez comenzamos por la degustación de una buena variedad -para compartir- de mariscos a la parrilla (ostiones, camarones, pinzas de jaiba), que incluía machas gratinadas, calamares apanados y algunos vegetales ($11.500), y un chupe de jaiba que -como suele ocurrir- era en verdad un buen pastel sin pan pero cremoso, con zanahoria picada y presentado en ollita de greda ($5.400). Los demás platos fueron corvina a la plancha "a la española" ($7.400), mahi mahi polinesio en suave salsa de coco y vino blanco ($7.700) y reineta grillada estilo oriental, la más seca por lo bajo de las presas ($6.100).” “Un buen restaurante, aunque no llega a la altura de otros de la misma cadena hotelera.”

ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(18 febrero) PASTA E BASTA ISIDORA (Hotel InterContinental, Isidora Goyenechea 2885, fono 394 2000): “Aquí se nota una vocación por sabores algo hogareños, un amor por la crema y una disposición presta a atender a grandes volúmenes de comensales. Por lo mismo, es cocina franca y llana y hay televisores prendidos en el salón.” “Para empezar, un carpaccio de pulpo con trozos de alcachofa ($4.600) y un chorrito de mayonesa que podría haber sido hecha en casa. Luego, dos platos que liquidaron cualquier posibilidad de pensar en un postre. Primero, el risotto del día ($7.200), en este caso de albahaca, aceitunas y trocitos de pollo. Matador. Y una trilogía de pastas ($8.800), en este caso una pasta rellena de ricota con salsa de nueces, otra rellena de atún con crema, jamón y arvejas y unos ñoquis con salsa rosada... y si se toma en cuenta la panera, uf.”

DANIEL GREVE (Qué Pasa)
(18 febrero) OSAKI (Santa Beatriz 135, Providencia, fono: 727 787): “Con una decoración modesta -como la de un departamento piloto-, pero pulcra y efectiva, entrega un adelanto de la refinería que viene: un Cebiche Ozaki ($5.900), impecable, hecho con el pescado fresco del día -cojinova-, pulpo, cebollín, pepino -que adiciona un frescor alucinante- y leche de tigre; Tiradito de la pasión ($6.900), una avalancha preciosa de pulpos, camarones y pescado blanco, perfectamente armada y bañada en una salsa de maracuyá, huacatay -hierba andina- y limón; Tambo Maki ($6.300), un roll con palta y crispy de quínoa que junta varios mundos; Tacu-tacu ($8.600), un tacu-tacu de pulpo confitado y grillado, que es verdaderamente un vicio; y cuando uno recuerda el dicho "menos carne que un wantán" sabe que Ozaki rompe toda regla, porque sus Wantanes chalacos ($4.900), rellenos con pescado y camarones, son contundentes y se acompañan por julianas de cebolla morada y pimentones, para dejarse bañar por una sabrosa crema de tigre.”

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(20 febrero) ZAFRÁN (Hotel Radisson Petra, Comandante Malbec 12851, La Dehesa, fono 937 4100): “La carta denota influencias mediterráneas con acentos del norte de África en sus platos, lo mismo que nos explicó el amable maître.” “Partimos picoteando unos falafel con salsa de yogur, que venían hirviendo, recién fritos, aunque no en bolitas como yo recordaba esta pasta de garbanzos, sino como pequeñas rodajitas. Estaban ricos. De fondo probamos un estofado de cordero con alcachofas y tres tipos de arroz, que imaginamos como torrecitas distintas, pero venían mezclados en una sola. El cordero era blandísimo y sabroso, pero las alcachofas pasaban desapercibidas -el cordero tiene demasiada personalidad en su sabor-. El arroz, Ok, pero nada especial. Otra opción fue un magret de pato a la naranja con puré de camote, pato no tan blando, pero rico, bueno el puré. Y un tahine de pollo al limón con aceitunas y burgol, bien agradable, si bien el burgol no era el mejor acompañamiento.” “El lugar es muy agradable y muy buena la atención. Le falta mejorar algunos detalles, pero es una opción a considerar.”

CARLOS REYES (unocome.cl)
(19 febrero) SABORES DEL INCA (Ernesto Pinto Lagarrigue 251, Recoleta, fono 777 3505): “Es peruano pero además italiano. Quizá un adelanto de lo que Gastón Acurio pretende instalar en Chile: una fusión -otra más- entre comida de nuestros vecinos más el recetario tano. Pero acá las cosas van por otro camino. Uno bien pedregoso. De partida el garzón indicó que no había pasta ni nada italiano. Por lo demás nunca se supo si el garzón era un runner sin experiencia o como sentenciaba un legendario entrenador de fútbol: “el cabro era pavo”.” “De los platos probados -Chicharrón mixto ($ 5.500), Pulpo al olivo ($ 4.800), Tiradito de corvina ($ 4.800), Lomo saltado ($ 6.900), Corvina a lo macho ($ 5.500), Picante de camarones ($ 6.800), más los postres-, sólo la correcta fritanga del primero dio pie en bola en corrección y sabor. Del resto, no mucho más que decir, salvo un tirón de orejas para los dueños y luego para los clientes: no puede ser tan fácil que a uno le pasen reineta por corvina. La carne más firme, de rosado claro y opaco (o blanco cuando está a la plancha) y las rayitas delgadas y uniformes de las orillas, delatan la carne del primer pescado, frente a cualquier otro. Impresentable en un local que se afana más en la forma que en el fondo.