de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 23 de septiembre de 2014

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR

DANÉS
Buen futuro...

Si hasta hace poco la propagación de farmacias era uno de los fenómenos más comentados en temas de construcción comercial, hoy los strip center encabezan la lista. No es necesario hacer un estudio para percibir que la edificación de estos centros comerciales ha aumentado de forma significativa en todas las comunas del Gran Santiago convirtiéndose en un negocio que sin duda seguirá cambiando la cara de los clásicos barrios que mantenían los tradicionales almacenes y que hoy, se están transformando en pequeños polos que ofrecen minimarket, comida, las infaltables farmacias y un sin fin de otras alternativas como peluquerías y gimnasios. Por ello, no extrañé que en uno de ellos, ubicado frente al Museo de la Moda, se instalara el Danés, la nueva apuesta gastronómica de Cristian  Pérez, propietario de la cadena Sakura (1997), quien estudio un modelo diferente para una sanguchería y fuente de soda con valor agregado.

Si bien el primer piso del Danés tiene la concepción típica de una fuente de soda, con un gran mesón y taburetes ad-hoc; el segundo es un comedor hecho y derecho que por estos días se hace pequeño para recibir un ávido público que se entusiasmó con esta propuesta, donde si bien los sánguches son su leitmotiv, muchos van por sus platos, llenos de enjundia y sabor.

Acá valen las calorías. Salvo un par de ensaladas para las féminas que esperan un verano sin polera, el resto es definitivamente para los amantes de las grandes porciones. Buen producto sin duda, sin embargo y dada la cantidad de mise en place que utilizan sumado a la rapidez que deben salir los platos desde la cocina, es indispensable una mirada crítica a los platos antes de entregárselos al público. No es majadería, pero cuando uno de sus productos estrellas del lugar como son los arrollados, llegan secos  y desabridos, no hay excusa que valga la pena. Alguien –aparte del arrollado- falló en la cadena de elaboración y eso no debería pasar en un lugar que nació para convertirse en un modelo de negocios bastante bueno y eficiente.

Excelentes crudos, mejores sánguches al plato y buen surtido de cervezas y vino. El Danés va en camino a tener más sucursales. Buena idea y buen logro. Sin embargo les recomiendo que antes de aumentar sus locales, será necesario solucionar los cuellos de botella que se producen en la matriz. El modelo es bueno, pero una planilla Excel no es todo en un negocio gastronómico. Y los detalles no los corrige un computador. (Juantonio Eymin)

Danés, Av. Vitacura 4607, local 2, fono 22954 3140