de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 2 de septiembre de 2014

LA NOTA DE LA SEMANA


LAS MEJORES EMPANADAS DE LA CAPITAL

El sábado recién pasado, un calificado equipo de cronistas gastronómicos y chefs se reunieron en el Espacio Gastronómico Guillermo Rodríguez, para calificar –una vez más- las mejores empanadas que se ofrecen en la capital, considerando como base y tema principal la empanada de horno. Una vez finalizada la cata, los resultados entregados por la comisión evaluadora, fueron los siguientes:

5,70 BOKATO, Eliodoro Yáñez 2209 esq. Ricardo Lyon, Providencia ($1.350)
5,64 LA PUNTA, Los Abedules 3016, Vitacura ($1.330)
5,54 LO SALDES, Av. Luis Pasteur 6011 ($1.290)
5,52 TOMÁS MORO, Cuarto Centenario 1072, Las Condes ($1.200)
5,43 BOMBÓN ORIENTAL, Merced 345, Santiago Centro ($1.500)
5,35 PAULA A, Los Militares 6946 ($1.300)
5,00 LA TINITA, Antonio Bellet 58, local 7, Providencia ($1.300)
5,00 AMBASSADOR, Tobalaba 975, Providencia ($1.390)

Como es usual, las empanadas ganadoras se concentraron mayoritariamente en el barrio alto de la capital a pesar de que la organización las adquirió en la mayoría de las comunas del Gran Santiago. Es posible que influya la calidad y la materia prima en cada producto, sin embargo y personalmente, me inclino a creer más en la confección de las empanadas, ya que muchas amasanderías no has elaboran a diario y las mantienen refrigeradas hasta que se terminen, para luego –quizá en domingo- hacer otra producción. Es por ello que varios lugares insignes de comunas tan alejadas como Puente Alto o San Bernardo, no hayan alcanzado la puntuación necesaria para ser incluida dentro de las mejores de la ciudad. Para muchos la empanada recién elaborada es organolépticamente superior a una muestra refrigerada. Aun así, y basándose en los puntajes, ninguna de las nominadas logró nota seis, algo que debe preocupar a todos los fabricantes de este tradicional producto que durante septiembre se convierte en parte de la alimentación básica de los chilenos.

En esta oportunidad fue Reserva de Pueblo de viña Miguel Torres el vino que acompañó la ardua tarea de los catadores, con las que maridaron las muestras que se probaron. También apoyaron esta iniciativa agua mineral San Pellegrino, aceites de Oliva Petralia Canepa y Casta de Terramater, Inacap y Espacio Gastronómico del chef Guillermo Rodríguez. (JAE)