de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 21 de junio de 2016

MIS APUNTES


 
LOS SÁBADOS DEL RUBAIYAT

Es difícil encontrar restaurantes donde los niños no sólo sean bienvenidos, sino que también bien atendidos. Uno de ellos es el Rubaiyat de Santiago que se sumó a la costumbre invernal de todos sus locales en España, Brasil. México y Argentina, para ofrecer los días sábados (durante el invierno) una feijoada: un buffet que va mucho más allá de lo que muchos piensan, ya que el producto es realmente sabroso y se elabora en todos los locales de la cadena de la misma forma, con recetas elaboradas por el chef español Carlos Valenti, presente el sábado pasado con el fin de inaugurar la temporada de feijoada de este nuevo restaurante capitalino.

Decir que la Feijoada es sólo un plato brasileño es quedarse corto. Los comensales que asisten por primera vez a su celebración, sean de la parte del mundo que sean, suelen sentirse abrumados ante tal explosión de texturas, colores y cantidades. Porque este es sin duda uno de los platos más contundentes a los que uno tiene que enfrentarse. Pensado para vivirlo en familia, supone un humilde viaje gastronómico a los aromas y sabores del imaginario de cualquier brasileño, pero al mismo tiempo es tan exótico y colosal que es percibido con trascendencia y solemnidad.

Con la llegada del frío, el Rubaiyat ofrece la oportunidad de acercarse a este suculento desfile de ollas en ebullición con un despliegue único en Chile, dispuesto en modo buffet tal y como manda la tradición brasileña. Cerdo, chorizos, salchichas, feijãos (porotos negros), farofa (plato típico brasileño elaborado a base de harina de mandioca, huevos, carne seca y perejil)… La base de la Feijoada se compone de porotos negros y arroz, que se acompaña de una gran variedad de carnes ahumadas, saladas y frescas, como solomillo adobado, longaniza, lomo, costillas, chuletas a la parrilla, manitas, lengua, oreja y rabo de cerdo. También hay chicharrones, tocino, yuca, naranja y piña.

Como no hay dos personas iguales, no hay dos platos de feijoada similares. Cada comensal puede diseñar el plato a su gusto y las veces que desee. El precio es de $18.990 para los adultos y $ 8.990 los niños de 5 a 12 años.

Rubaiyat celebró su primera feijoada a inicios de junio. A partir de esa fecha, cada sábado mientras dure la temporada de frío en Santiago, se realiza la puesta en escena de la feijoada en el centro de su restaurante, de modo que todos los comensales puedan acercarse y participar de este festín gastronómico.

La feijoada es un guiso de tradición brasileña que tiene su origen en la época de colonización europea. Se dice que el origen del plato está en los esclavos, que añadían a las feijãos (porotos negros) que comían habitualmente la carne que sobraba de las fiestas de los dueños de las plantaciones. Es propia de los meses de invierno debido a su contundencia.

Un verdadero panorama invernal en un lugar tremendamente acogedor, con un servicio de primera y una cocina que no ha dejado a nadie indiferente. ¡Imperdible! (Juantonio Eymin)

Rubaiyat: Av. Nueva Costanera 4031 / Vitacura / 2 2617 9800