de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 21 de junio de 2016

PÓCIMAS


 
SI DE PISCO SOUR SE TRATA…

Con tantos dimes y diretes sobre el pisco y el pisco sour, es justo reconocer que más allá del origen de la  pócima, de las certificaciones de origen y toda la parafernalia imperante en la prensa, el mejor sour siempre será el confeccionado por el que conoce el “know how” de la preparación, más allá del origen de la uva o del pisco utilizado. Como todo en la vida, para que las cosas salgan bien, deben hacerse bien. En esto no hay milagros. Para beberlo sin equivocarse, nuestros 10 mejores pisco sour.

SARITA COLONIA
Para ponerlo en el altar junto a Sarita -la milagrera apócrifa peruana-, acá se han preocupado que su pisco sour sea un referente a la hora de llegar a este sacro-restaurante que se define como de cocina travestí. Conocedores de la poción ácida y dulce a la vez, sus creadores veneran a Sarita Colonia con un sour elaborado con Portón, uno de los piscos más elegantes del Perú. (Loreto 40, Recoleta / 2 2881 3937)

BAR CATEDRAL
Dime en qué tomas y te diré quién eres, pareciera ser el lema de este céntrico bar ligado al ex complejo Ópera Catedral. Su propia versión, elaborada con pisco Viñas de Oro, se ofrece en una elegante y distinguida copa alta champañera, elevando al sour a una categoría fina y exclusiva. El resto, buena mano y mucho conocimiento. (José Miguel de la Barra 407, Bellas Artes / 2 2664 3048)

EL OTRO SITIO
Elaborado con pisco Montesierpe y servido en vasos de cerámica, el sour de El Otro Sitio es un clásico en nuestra capital, ya que cambió la forma de disfrutar este magnífico aperitivo cuyas raíces están en el Perú. Llevar 25 años preparándolo de la misma forma y proporciones, es el mejor referente que se puede encontrar al sur del Hito Uno que separa nuestras fronteras. (Monseñor Escrivá de Balaguer 6.400, Local 2, Vitacura / 2 2218 0105)

LIGURIA
Servir un pisco sour correcto, rico y espumoso al mismo tiempo que atender comedores repletos de ansiosos comensales, es “la” gracia de Liguria y el éxito que lo ha llevado estar en la cima del circuito gastronómico durante varios años. Para beberlo a ojos cerrados, sin importar su origen ni pedigrí, el sour de este restaurante está a la altura de los mejores ejemplares que citamos en estas páginas. (Av. Providencia 1373 / 2 2235 7914)

LA MAR
Almorzar (o cenar) con sour, saltándose la cerveza o el vino, es algo frecuente en La Mar, la sucursal chilena del homónimo limeño que creó Gastón Acurio. Tan sólo ese detalle lo convierte en un imperdible a la hora de beber un buen producto. El barman y después sus sucesores, han llevado esta pócima a alturas y comportamientos insospechados, lo que no deja de ser curioso en esta burguesa comarca. (Av. Nueva Costanera 4076, Vitacura / 2 2206 7839) 

DIVERTIMENTO
Hace años que los Sacco, una familia italiana de tomo y lomo, se han empeñado en llevar la cocina chilena criolla a estándares internacionales, algo difícil y poco común. Y muchos son los extranjeros que en el Divertimento han tenido su primer acercamiento a nuestro popular pisco sour. Acá es suave, con espuma suficiente y siempre con esa gotita de Angostura tan agradable. Un aporte para los iniciados en el tema. (Av. El Cerro s/n, esquina Pedro de Valdivia Norte, Providencia / 2 2975 4600)  

TAMBO
Especialistas en piscos macerados, el sour es una de las prioridades de este restaurante del Patio Bellavista. Su propietario, limeño de corazón, no duda en ocupar las mejores materias primas y procedimientos para que el cóctel sea del agrado de sus clientes. Limones verdes, exprimidos sin masacrarlos es uno de sus secretos. El resto, pisco Viñas de Oro y mucha paciencia del barman, que se esmera para que cada sour sea una experiencia al límite de lo divino. (Constitución 91, Patio Bellavista / 2 2735 3519)

CHIPE LIBRE
Una nueva apuesta. Una donde el pisco no tiene fronteras y mantiene una carta con 68 etiquetas de pisco chilenos y peruanos, todos disponibles para probarlos solos o combinados, siendo el sour uno de los protagonistas de este emprendimiento. Una auténtica república independiente del pisco, la primera y única del mundo, que aún tiene bastante que mostrar para consolidarse. Y acá le damos vitrina ya que es un osado experimento. (José Victorino Lastarria 282 / 2 2664 0584)

MEGA AJÍ SECO
La floreciente comuna de La Florida merece destacarse por esta gran marca que puso una sucursal en una de las comunas más grandes de la capital. Su sour merece ser destacado ya que aparte de la materia prima, pisco Ocucaje cuando lo conocí, el barman se las ingenia para mantener jugo de limones frescos en recipientes plásticos para evitar su oxidación. El resto, habilidad y ADN peruano para no fallar en su alquimia. Con su propia receta y secretos, es uno de los mejores de la capital. (Av. Vicuña Mackenna 7640, La Florida / 2 2285 2968)

ELADIO
Imposible dejarlo fuera. Aun servido en las veteranas copas Normandie, mantiene un precio que ya es parte del eslogan del lugar: “Más barato que el estacionamiento”, y eso es bastante que decir en este conocido restaurante que nace durante la crisis de los 80. Carne, papas fritas y pisco sour fue la estrategia inicial del restaurante, productos que aún mantienen y que confirma que nadie en Chile haya vendido más pisco sours que Eladio. Un lugar de honor, donde lo elaboran a la minuta y con nuestro clásico Capel 35. ¡Imperdible! (Av. Ossa 2234, La Reina / 2 2277 06 61)