de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 20 de septiembre de 2016

BUENOS PALADARES


CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA
WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(SEPTIEMBRE) TRATTORIA DELLA PIAZZA (Sucre 1421 / 23271 0807)”…pizzas de masa delgada y cantidad justa de queso. De las devoradas, hasta sus bordes: la mejor, Del huerto, con pimentón, zucchini, berenjena, cebolla ($7.590). Bien también la Prosciutto e funghi provenzal, con espárrago (mínimo, ojo), jamón crudo y champiñón París ($9.900), y la De Perugia, con jamón crudo, tomate seco y rúcula fresca ($10.900).” “Lo otro que tienen son pastas frescas -tagliatelle, fettucine o tagliolini, tres grosores para pasta larga-, hechas al minuto y a punto. La más ingeniosa y digna de repetición fue una con pesto de betarraga ($6.990), realmente única. Bien por la apuesta.

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(SEPTIEMBRE) DA CARLA (Nueva Costanera 3673, Vitacura / 22206 0892): “Y, cosa meritoria en un país amigo de arroces blandengues, el risotto Mediterráneo ($17.800), hecho con un arroz Vialone Nano, estaba al dente. Pero, ay, demasiado al dente: ese arroz hubiera estado contentísimo de que le hubieran dado 3 o 4 minutos (no más) de cocción adicional, y los hubiera soportado sin perder ni un ápice de su calidad. Y estamos seguros de que también hubiera estado feliz con un grado mayor de soposidad: el risotto debe derramarse sobre el plato, no aglutinarse en él.” “El punto alto fue un postre: la revisitazione del Affogato ($6.900), presentado elegantemente con un vasito con el café y otro adicional con amaretto, más unos biscotti quebrantamuelas de almendra (con no comérselos...).” “Resumen: cuidado, atención al detalle. Servicio impecable. Ojalá no hubiera tanto garzón operático y estentóreo que canta, demasiado pródigamente, coplas.”

MUJER
PILAR HURTADO
(SEPTIEMBRE) LOBO BRASSERIE (Av. El Rodeo 13332, Lo Barnechea / 23221 7990): “Al llegar nuestra otra amiga pedimos, también a sugerencia del mozo, unas croquetas fritas de pescado que no eran especialmente buenas. Antes habían traído pan en bolsita de papel, algo lindo y original, con paté de cortesía. Como fondos, mi amiga que había ido antes me tentó a pedir el pato, con nabo estofado y puré de camote, que ella probó la vez anterior y le gustó. Estaba rico y gordito el pato, bien hecho y rosado al centro. El puré de camote venía en un pote aparte, parecía papilla de guagua pero estaba sabroso (podría tener una mejor presentación). Esto último también vale para el puré de topinambur que acompañaba el atún de mi otra amiga, el que si bien venía rojo al centro, estaba helado por dentro, y también traía cebolla confitada.” “En fin, el lugar es increíble y entiendo que esté lleno porque creo que no había un lugar así en La Dehesa y tampoco muchos en Santiago. Pero de que le falta, le falta.”