de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 13 de septiembre de 2016

SUCESOS



ITALIA PASA SUS PENAS CON PASTA

Las graves consecuencias del terremoto que el 24 de agosto pasado golpeó el centro de Italia, y especialmente las comunidades de Amatrice, Accumoli y Arquata del Tronto, han llevado a millones de personas a efectuar donaciones de especies o dinero en una gran muestra de solidaridad.

Amatrice, una de las localidades devastadas por el terremoto del centro de Italia, es famosa en todo el país principalmente por un producto: su salsa de tomate, que sirve para acompañar los platos de pasta. Muy apreciada incluso fuera de las fronteras italianas, se basa fundamentalmente en tres ingredientes: tomate, tocino de cerdo (guanciale) y queso de oveja. Por ello, cientos de restaurantes italianos se han sumado a la iniciativa de donar dos euros a Cruz Roja por cada plato de pasta a la amatriciana que sirvan.

En este contexto, el pueblo de Amatrice se convirtió en el símbolo de la zona siniestrada no sólo porque fue duramente golpeado por el movimiento telúrico sino que también por su nombre que evoca a uno de los platos símbolos de la comida italiana: la pasta a la amatriciana. Tanto es así,  que el municipio de la ciudad tiene “una receta oficial” que incluimos al final de esta nota.

Tomando en cuenta esta realidad, el Presidente de la Academia Italiana de la Cocina ha sugerido incluir este plato en la cena anual de camaradería que realiza cada delegación de esa institución culinaria en sus respectivas sedes, tanto en Italia como en el resto del mundo.

PASTA A LA AMATRICIANA
(Receta oficial del municipio de Amatrice)

Ingredientes:
500 grs. de espaguetis
125 grs. de carrillo de cerdo (tocino) de Amatrice  
1 cucharada de aceite de oliva
400 grs. de tomates maduros
Un trocito de ají (peperoncino)
Un chorro de vino blanco seco
100 grs. de queso de oveja (pecorino)
Sal

 
Preparación: poner en una sartén, preferiblemente de fierro, el aceite, el ají y el tocino en la proporción de ¼ respecto al peso de la pasta, lo que es una sagrada tradición de los especialistas que -dicen- si no se tiene en cuenta no se obtienen los verdaderos espaguetis a la amatriciana.
Dorar a fuego vivo y agregar el vino. Retirar el tocino de la sartén, estilarlo bien y mantener  caliente evitando  que quede demasiado seco y salado. Así resultará más suave y sabroso. Agregar los tomates pelados, picados y sin semillas. Ajustar la sal, mezclar y cocinar unos minutos. Sacar el ají, volver a poner el tocino y mezclar bien.
Entretanto, hervir la pasta en abundante agua salada. Colarla cuando esté “al dente” y vaciarla en una fuente agregándole el queso rallado. Esperar unos segundos y verter la salsa.  Mezclar y tener aparte más queso rallado.