de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 11 de octubre de 2016

LA NOTA DE LA SEMANA


 
BUENA COCINA, PERO…

De la noche a la mañana la cocina hizo un boom que nunca se había visto en nuestro país. Los diarios, radio, televisión, revistas, internet, farándula y redes sociales se vieron atrapados en este fenómeno que en nuestro caso es muy particular. Si hace algunos años se decía que en Chile existían 17 millones de entrenadores de futbol, hoy podemos decir lo mismo con la cocina, algo que no estaba en ningún libreto pero que hoy es casi una religión.

El fenómeno es interesante y entretenido. Para los que llevamos tiempo en esto de la gastronomía lo vemos como un signo positivo y ojala contribuya reamente al desarrollo de nuestra cocina. Hace años que estamos contándole a nuestros lectores que tenemos buenos restaurantes (no necesariamente de cocina chilena) y los que hemos tenido la posibilidad de conocer otras realidades, podemos afirmar la veracidad de este concepto. La variedad de cocinas que tenemos en la capital (a la cual se van sumando de a poco las regiones) es mejor que muchas ciudades del mundo, y creo no equivocarme.


Claro está que una cosa es la cocina y otra el servicio. Allí pecamos y es notoriamente uno de los puntos flacos de los restaurantes nacionales. No hay servicio y ello es notorio. Y servicio no es solamente materia prima -o personal adecuado- ya que es necesario entender que este concepto involucra bastantes más acepciones que lo meramente funcional. Un país que hace años está intentando atraer turistas necesita personal bilingüe en las áreas de servicio, aunque este detalle es la punta del iceberg del concepto, debido a que el mundo del siglo XXI se está manejando con otros códigos, será necesario tener el servicio muy en cuenta para el desarrollo integral de nuestra oferta gastronómica.

Tenemos materias primas (gran punto), buenos cocineros (otro gran aporte), pero nos falta mucho para convertirnos en referentes. El nuevo siglo, aparte del ser globalizado, trae consigo todo un cambio y como en todas las revoluciones o eras, el futuro será de los que logren adaptarse y estar vigentes cuando se presenten las oportunidades. En LOBBY estamos conscientes que se avecinan años de mucho aprendizaje e intentaremos estar al día para tener actualizados a todos nuestros lectores. (JAE)