de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 13 de diciembre de 2016

MIS APUNTES


UN TRIBUTO A LOS CLÁSICOS DE SIEMPRE
Las crónicas gastronómicas que leemos en la prensa escrita –y últimamente la televisión local- generalmente olvidan a una serie de restaurantes que por su larga trayectoria se han convertido en grandes clásicos a la hora de disfrutar. La gracia de todos los que aparecen en este artículo es que se han adaptado a los tiempos y sin estar de moda, sus comedores se repletan día tras día de turistas y fanáticos que aman su calidad a toda prueba.

No es frecuente encontrar referencias gastronómicas de estos “clásicos” –entre comillas-, a pesar que se renuevan constantemente y en sus comedores se come mejor de lo que muchos piensan. Lo más curioso de todos estos establecimientos es que la figura del “chef” no existe y son grandes cocineros los que han trabajado para el éxito de estos famosos restaurantes. (Es posible que algunos se hayan quedado en el tintero, pero acá está la gran mayoría)  (JAE)

 
AQUÍ ESTA COCO
Durante años fue el gran referente de la cocina chilena en el extranjero. Cientos de turistas llegaban a este restaurante del mítico “Coco” Pacheco gracias a un papelito donde anotaban su dirección. Hace algunos años se incendió y fue reconstruido en el mismo lugar con materiales reciclados, donde continúan llegando turistas de todo el orbe logrando mantener el éxito que tienen desde el año 1973 ofreciendo pescados y mariscos, su fuerte. (La Concepción 236, Providencia / 22410 6200)

 
 
LA TASCA DE ALTAMAR
El buen olfato de Cecil Oettinger, ex capitán de pesquero e Isabel, su mujer, lo llevó a abrir en plena Las Condes un restaurante con productos del mar en plena crisis del año 83, logrando un inmediato éxito. Frente a lo que fue el ex Cine Las Condes se puede comer el mejor congrio frito de Santiago. Si bien ha sumado recetas nuevas, como los camarones Thai con un dejo de picor, lo que manda acá son los platos clásicos, como los erizos (en temporada) y todo lo que nos brinda el mar chileno. (Noruega 6347, Las Condes / 22211 1041)

 

GIRATORIO
Con 35 años mostrando el avance de la ciudad a través del único restaurante y comedor móvil de Santiago, lo transforma en un espectáculo único, novedoso y atrayente. Su gastronomía, basada en el producto nacional con recetas chilenas e internacionales, además de una bodega de vinos de primer nivel, convierte al Giratorio en uno de los restaurantes más exclusivos y entretenidos de la ciudad. (Av. Nueva Providencia 2250, piso 16, Providencia / 22232 1827)

 

 
DON PEYO
De un comedor – picada, donde la guitarra era fundamental en los tiempos del toque de queda, a un restaurante laberintico lleno de espacios, donde la cocina chilena tradicional –esa bien criolla y abundante- lo mantiene en la cima de la popularidad con sus comedores prácticamente repletos todos los días del año. Carnes y pescados por igual en un lugar que ya es uno de los clásicos de la tranquila comuna de Ñuñoa. (Lo Encalada 465, Ñuñoa /  22274 0764)

 
LA COCINA DE JAVIER
“A la manera del dueño” es la cocina de estirpe española que durante años ha sido el estandarte de los restaurantes españoles de la ciudad que se especializa en paellas y otras delicias provenientes del recetario de la Madre Patria. Con una gran dosis de humor, Cachamandí, como gusta llamarse, Javier Pascual logró instalar en 1995 su propio restaurante, meses después de haber jubilado a sus 65 años. Hoy es uno de los favoritos del público que gusta de la cocina española. (Av. Vitacura 7482 / 22495 7750)

 

CARROUSEL
El Carrousel fue inaugurado el 16 de marzo de 1982 por Felipe Castillo junto a su madre y socia Rebeca Yver, manteniéndose fiel a su gastronomía a través del tiempo. Su cocina se basa en los sabores franceses con un toque burgués nacional. Tiene una serie de entradas y platos de fondos tradicionales, que no pasan de moda. Entre sus entradas están los Camarones ecuatorianos sobre puré de habas o los Blinis de caviar. De sus platos de fondo, entre los más aplaudidos está el Lenguado salsa de camarón o la Pierna de cordero en su jugo. Y como todo restaurante francés, de postre es imperdible la Créme Brûlée  entre muchas otras preparaciones llenas de espíritu y creatividad. (Los Conquistadores 1972, Providencia / 22232 1728)

 

PINPILINPAUSHA
Fundado en 1940 y siempre en propiedad de la familia, este restaurante –que en vasco significa mariposa- ha logrado mantener intacta su calidad hasta nuestros días, con una batería de platillos de influencia vasca que es de gran gusto para los más de cinco millones de clientes que han disfrutado sus instalaciones. Su oferta va desde los clásicos churros con chocolate caliente hasta paellas, garbanzos, riñones al jerez y su imperdible crema catalana. Más vigente que nunca y atendido sólo por mujeres, es toda una institución en nuestra capital. (Av. Isidora Goyenechea 2900, Las Condes / 22233 6507)

 
LE DUE TORRI
Desde 1959 y antes que la cocina italiana invadiera nuestro país, este restaurante se especializa en la cocina  de la Emilia Romagna (norte de Italia), específicamente Bologna, la ciudad con la más alta calidad gastronómica de Italia. Acá es común degustar los famosos Cappelletti, símbolo de la ciudad de Bologna  que acá los preparan en brodo o con diferentes salsas. Un estilo culinario que no falla y que se puede disfrutar todos los días del año. (Av. Isidora Goyenechea 2908, Las Condes / 22231 3427)

 

ELADIO
A fuerza de buenas carnes a la parrilla y precios al alcance de todos los bolsillos, los Eladio –que se reparten en tres puntos de la capital- son incombustibles a pesar de la gran competencia que ha aparecido a lo largo de los años. Creado por Eladio Mondiglio en 1984 y actualmente dirigido por la familia, es definitivamente el restaurante más exitoso del país y eso lo convierte en un clásico a la hora de almuerzo o cena. (Av.Ossa 2234, Ñuñoa / 22277 0661)

 
LOS BUENOS MUCHACHOS
Es el restaurante – parrillada más grande del país ya que es capaz de albergar dos mil clientes al unísono. En el año 1939, José Ignacio Vivanco Parada con 17 años de edad junto a su madre, dieron inicio a una artesanal picada en la calle Cumming. A fines de la década del setenta se inició la construcción del nuevo local, cuya  ampliación incorporó música y show folklórico, además de comenzar a preparar parrilladas, las que se habían adaptado muy bien al gusto nacional. Hoy con una amplia carta bien chilena, es el restaurante símbolo de todas las fiestas y celebraciones que se realizan en la capital. (Av. Ricardo Cumming 1031, Santiago / 22566 4660)

 
DANUBIO AZUL
La historia comienza hace 60 años cuando Matías Chia llega a mediados del siglo pasado a Chile procedente de Lima. En aquellos entonces conoce al dueño de un restaurante austriaco y éste, que estaba casi quebrado, le ofreció el negocio. Lo compra, decide mantener el nombre y lo convirtió en un restaurante de comida china. Hoy el Palacio Danubio Azul es un gigante que se emplaza detrás de la Municipalidad de Las Condes. Sin embargo su cocina va más allá de lo cantonés ya que hay un acento norteamericano en los platos debido a la influencia que ha tenido este estilo de comida en sus habitantes. Cerdo, pollo, filete y pato; mero, congrio, corvina, camarones y creaciones especiales para niños en un menú de cerca de 150 diferentes y tentadores platos que por años han mantenido en alto la cocina de este gran restaurante. (Reyes Lavalle 3240, Las Condes / 2 2234 4688)

 
ANA MARÍA
Reminiscencias españolas, chilenas, salvajes y sofisticadas se aprecian en este restaurante que por más de treinta años ha conquistado los paladares de los amantes de la cocina tradicional chilena donde su carta despliega una variedad de productos y platos para golosos verdaderos, como frescos erizos, ostras, locos, choros, camarones, ranas, codornices, ciervo, pato y ganso, hechos a la antigua y con la mano perfumada de su dueña, Ana María Zúñiga. Una antología bien hecha para un comedor que nació como picada y hoy ya es un clásico con gran prestigio nacional e internacional. (Club Hípico 476, Santiago / 22698 4064)