de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 13 de diciembre de 2016

REMASTERIZADOS


UN VIAJE POR LOS GRANDES POSTRES DEL MUNDO
 
Quizás sea imposible precisar con exactitud en qué período histórico surgió el primer postre de la humanidad. Se sabe con certeza que los romanos tenían la costumbre de alternar sabores dulces entre los distintos platos de un banquete, en donde además de frutas, se servía un pan endulzado con levadura y miel, un postre que sin lugar a dudas fue el predecesor de la popular creación milanesa del panettone, cuya existencia se remonta a finales del siglo XV.

De forma paralela, los conquistadores europeos descubren el cacao en América, ingrediente principal del chocolate, el cual ya era ampliamente utilizado por los aztecas y los mayas. Tras su traslado a Europa, el cacao causó furor en el viejo continente, en donde su producción se comenzó a perfeccionar y a diversificar en mil y una formas, siendo el protagonista y derivando en un sinfín de productos que nos deleitan a día de hoy.

Si bien los postres más famosos del mundo tuvieron su origen en Europa, muchos otros de diversas latitudes han conseguido hacerse un nicho en el competitivo universo de los postres, muchos de los cuales compartiremos en esta recopilación.

 

TIRAMISÚ

Originario de Italia hace apenas unos 60 años y presente en la gastronomía de prácticamente cualquier país occidental, el tiramisú es una deliciosa sucesión de capas de galletas de champagne o bizcochos remojados en café, los cuales van acompañados de una crema a base de mascarpone, yemas de huevo y azúcar, mezcladas a su vez con las claras de huevo batidas a punto de nieve y un toque de Amaretto al gusto. Tras completar la última capa, se espolvorea de cacao en polvo y antes de consumirlo se refrigera durante unas 12 horas.

CHEESECAKE (TARTA DE QUESO)

Presente no solo en forma de tarta sino hasta en helados y yogures, se afirma que una forma de cheesecake fue consumida por primera vez por los atletas de los primeros Juegos Olímpicos en la Antigua Grecia. Más allá de juzgar si sus propiedades son efectivas para un buen desempeño deportivo, lo cierto es que la cheesecake que conocemos hoy es producto de la receta que los inmigrantes europeos llevaron a Estados Unidos (especialmente a Nueva York) a finales del siglo XIX y comienzos del XX, dando origen a la deliciosa y original New York Cheesecake.

PASTÉIS DE BELÉM

Con una tradición que supera los doscientos años, los pasteles de nata más famosos de Portugal fueron creados por los monjes del Monasterio de los Jerónimos en Belém. Su receta fue posteriormente vendida a un empresario, que los comercializó en 1837 en la Casa Pastéis de Belém, un establecimiento legendario contiguo al monasterio y muy cerca de Lisboa, que a día de hoy sigue vendiendo los únicos y originales pasteles, cuyos ingredientes precisos son un secreto.

WAFFLES

Presentes en prácticamente cada esquina de Bruselas y de todo el país, el waffle belga es una sencilla tarta dulce de harina y huevo cocida entre dos planchas de rejilla, la cual le otorga su característica forma. Se suelen servir calientes ya sea con frutas frescas, chocolate fundido o helado, aunque son tan deliciosos que también se sirven con una simple cobertura de azúcar glas.

TORTA SACHER

Uno de los mayores atractivos de Viena es su repostería y la torta Sacher hace honor a la misma. Ideal para los amantes del chocolate, se trata de dos densos bizcochos de chocolate, separados por una fina capa de duraznos, recubiertos de un glaseado de chocolate. A pesar de que se sirve en todas partes en Austria, fue creada en el Hotel Sacher de Viena y su receta continúa siendo un secreto desde 1832.

 
BAKLAVA

Presente en la gastronomía de todo Oriente Medio, Turquía, Grecia e incluso los Balcanes, las baklavas son unos pequeños pasteles de intenso sabor, hechos de múltiples capas de masa filo, los cuales pueden ir rellenos de frutos secos como almendras, avellanas o pistachos para finalmente ser bañados en miel. Fácilmente podría considerarse como uno de los postres más antiguos del mundo, ya que su creación se atribuye a los asirios durante el siglo VII a.C.

GAJAR BARFI

El barfi es una de las bases de los postres de la India. Se trata de un dulce de leche condensada y azúcar que se cocina hasta llegar a un estado sólido. Se le pueden agregar muchos ingredientes como frutas (especialmente mango y coco), frutos secos y especias, pero la variación del gajar barfi se realiza con zanahorias, cardamomo, almendras y pistacho.

 

PAVLOVA
Este postre con base de merengue, crema batida y frutos rojos es el más popular en Australia y Nueva Zelanda (donde son considerados como un plato nacional) y aunque ambos países se atribuyen su creación, se dice que fue la visita de la bailarina rusa Anna Pavlova a Nueva Zelanda a comienzos del siglo XX la que inspiró la creación de este postre en su honor.

 
CREMA CATALANA
Sencillo, pero con un delicado sabor, la crema catalana es uno de los postres más antiguos de Europa, con un origen que se remonta a épocas medievales. Consiste en una crema pastelera hecha con yema de huevo, leche aromatizada con canela y piel de limón, cubierta de azúcar quemada con un soplete, el cual hace un sonido muy peculiar al quebrarse, una de sus principales características. Tradicionalmente se sirve en un recipiente de barro tras haber sido refrigerado.

COULANT DE CHOCOLATE

Este es otro de los preferidos entre los amantes del chocolate. Este postre fue creado por el chef francés Michel Bras en 1981 y a lo largo de su corta existencia se ha posicionado como uno de los más famosos a nivel mundial. También llamado volcán de chocolate, esta explosiva creación se presenta como un bizcocho circular de chocolate, el cual viene relleno de una cremosa salsa de chocolate fundida en su interior.