de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 6 de febrero de 2018

MIS APUNTES


 
COCOA
Una sola dirección

Tras 27 años de existencia, el matrimonio formado por Gabriel Peschiera y Jessica Boggio ha decidido concentrar todos sus esfuerzos en su renovado restaurante de Vitacura, luego de haber triunfado en sucesivas puestas en marcha en Lastarria, Antonia López de Bello, La Dehesa (El Vagón) y Piedra Roja (Náutico). A Vitacura llegaron hace tres años y luego de remodelarlo, los cerca de 500 metros cuadrados que tiene el local lo han distribuido en tres espacios diferentes, algo que de seguro cautivará a su clientela y a la nueva generación de los miles de clientes que ha tenido Cocoa durante todos estos años.

En el primer piso destaca su emporio, donde los dulces, postres y repostería peruana, elaborada diariamente por Jessica, atraen por su calidad y presentación. Desde las famosas Tejas (que acompaña al café de los grandes restaurantes peruanos) hasta dulces elaborados con cascaras de limones o con harina de almendras, apto para los celiacos. A un costado del emporio, pequeñas mesas para beber un café junto a los dulces, sánguches de su autoría (la panadería es propia) y un menú ejecutivo para los que no tienen tiempo de almorzar a la carta.

Otra de las novedades es su Skybar -ubicado en el tercer piso y con acceso directo en ascensor-, donde mandan las pizzas, las tablas, cervezas, chilcanos y pisco sour de proporciones gigantescas. Económico y juvenil, las noches en esta terraza son entretenidas, lúdicas y llenas de color. (Entre paréntesis, $ 5.000 por un inmenso sour peruano es una referencia real a los precios de esta entretenida y curiosa terraza que está armada con pallets y materiales reciclados.)

La gran gastronomía se concentra en el segundo piso del local. Ahí, y con una capacidad cercana a los 100 comensales, la cocina peruana (con guiños italianos) se muestra en su verdadera dimensión. Un espacio moderno, bien decorado y atendido, dispone de una carta lúdica y que no ha variado sustancialmente en los últimos años. Los “viudos y viudas” del Vagón de La Dehesa y del Cocoa Náutico, felices llegan a este espacio en Vitacura que incluso ofrece estacionamiento gratuito en los subterráneos de este inmenso strip-center.

La corvina, tan perdida como añorada por miles, es parte de varias preparaciones: en cebiche (lo máximo, $ 12.800), es volver a encontrarse con materias primas casi olvidadas por los capitalinos. El pulpo al olivo (13.000), -sin piel- es otra de las grandes contribuciones a los sabores de antaño. Los Ostiones al Bloody Mary (12.800), rosados y de aguas magallánicas, sorprenden por su preparación y aliños; sin dejar de lado su Carpachazo  (13.000), finas láminas de filete sellado a alta temperatura y cortado a mano.

De fondo, aparte de la corvina en todas sus formas y el filete en otras tantas, destaca un Risotto de lomo saltado (13.000) un generoso y sabroso plato de esos que dan ganas de regresar a degustarlo como único pedido., tanto como el Spaguetti negro (a la sepia de calamares con picante de camarones, $13.000), una receta que rompe los esquemas de los tan poco agraciados camarones que ofrecen los restaurantes de nuestra patria.


Skybar
A pesar de la gran cantidad de restaurantes peruanos (o pseudo - peruanos) que existen en Santiago (y Chile en general) son contados con los dedos de las manos los que ofrecen calidad a toda prueba. Es caro ya que no transan con la materia prima ni con el buen servicio. La trayectoria es parte de la esencia de este lugar y no escatiman esfuerzos para ofrecer a sus clientes lo mejor de la cocina peruana. Acá no hay nikkei ni chifa. Posiblemente encontremos influencias italianas en la propuesta, lo que también es típico en el Perú, ya que en ambos países el arroz y las pastas son parte fundamental de la dieta.

Lindo y distendido lugar. Tres proposiciones diferentes que habrá que tener en cuenta en cualquier momento. Algo oculto -ya que no está a la vista del caminante común y corriente-.que merece más de una visita, ya que tantos años de trayectoria no han sido en vano.

Cocoa / Paseo Tamarugo Strip Center, Av. Vitacura 4607 / 22952 1753