de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 23 de diciembre de 2008

BUENOS PALADARES


LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(19 diciembre) TERMAS DE CAUQUENES (Caminos por Coya y por Gultro. (72) 899010, Sexta Región): “Si habitualmente René y Sabine Acklin elaboran platos a la par sanos y refinados - como cabe esperar de un buen establecimiento termal- , que destacan el valor natural de cada producto, su celebración del Año Nuevo es un estadillo de originalidad y riqueza que cambia radicalmente una y otra vez. Su inspiración estará ahora en las aventuras de James Bond, donde decoración y comida evocarán doce diversos ambientes de sus películas ("Casino Royale", "De Rusia con amor" y las demás). Un regalo para quienes prefieran esa noche un festín gastronómico en la alegre paz de la precordillera, en lugar de la bulliciosa multitud con pitos y serpentinas. En el extenso menú (sólo los aperitivos bastarían...) sobresalen la calidad de los ingredientes, la finura de las preparaciones y la inagotable variación anual de las recetas, todas acompañadas con el vino adecuado, además del característico despliegue de champaña, antes y después.”

ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(19 diciembre) EL RANCHO (Bilbao 1027, Providencia, fono 204 0539): “Todos tienen sus días malos, pero aún así - cuando una parte de nosotros no nos acompaña- sabemos cómo cumplir. Salvamos, pero también despertamos una duda en el que es testigo de nuestro desempeño: ¿somos siempre así? Esta pregunta casi existencial quedó flotando en El Rancho, tras una cena con demasiadas carencias.” “De entrada, se pidió un carmenere Miguel Torres, pero el único vino de esa cepa en existencia era La Ronciere. Bueno. Luego, tras una larga espera (además considerando los pocos clientes), llegó una entrada con un mix de achuras ($3.900). Se pidió un cuadril de cordero. No había. En vez, unas chuletas del mismo animal ($6.600), las que llegaron sobrecocidas y saladas. Y un asado de tira término medio ($5.600), lo mejor de la noche, aunque nadie preguntó sobre puntos de cocción para ninguna proteína. Y el tema del sitio es la carne (aunque cuentan, también, con una amplia oferta de pescados a la grilla).”


RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(19 diciembre) COCOA (Paseo Colina Sur 24500, La Laguna de Chicureo, Piedra Roja al lado del club náutico, fonos 2164833 /09 – 8210229): “A 30 minutos del centro de Santiago hay una marina con veleros, buzos y bañistas. Y lo que es mejor, con un restaurante de excelente comida y pisco sours insuperables. Prácticamente en exclusiva: no hace más de dos semanas echó a andar el Cocoa.” “Gabriel Peschiera sólo usa corvina y lomo, frescos del día. Pero tiene infinidad de mariscos y muchas preparaciones de gastronomía peruana y variantes frías y calientes, en platos individuales o para compartir.”


YIN Y YANG (La Segunda Internet)
(19 diciembre) MISTELA (Camino de San Fernando a Santa Cruz, km 31, Cunaco, fono 72- 858059): “...el contenido de su carta es bastante más ambicioso, pues reúne recetas que han caracterizado las tres grandes etapas de nuestra historia culinaria, a partir de la comida aborigen, pasando por la Colonia y abarcando también lo mejor de la evolución republicana. Para lograrlo, han sumado serios y exitosos esfuerzos la antropóloga Sonia Montecino (autora de “La olla deleitosa”), la banquetera y cronista gastronómica Pilar Larraín, y la arquitecto y empresaria Mirta Núñez, que ya había creado en el mismo lugar el restaurante criollo “Panpan vinovino”, donde además se venden finos productos artesanales de la zona.” “Si esta iniciativa de rescate cultural era valiosa por sí sola, no ha sido menor la tarea de traducirla en recetas que cubren varios siglos, con una presentación atractiva para los gustos del presente, de manera que conformen un menú armónico.”

CARLOS REYES (La Tercera)
(19 diciembre) AQUARIUM (Av. Kennedy 4570, Vitacura, fono 290 8125): “Sentarse en su comedor es un viaje al pasado; una instantánea sacada con negativo de una cena ochentera o, a lo sumo, de principios de los 90: su salón de maderas claras con aplicaciones en las paredes, mesas con mantel color pastel hasta el suelo y su acuario como gran ornamento lo atestiguan.” “Son pocos los guiños más actuales dentro de su carta; quizá el batido tempura de unos frescos y rechonchos ostiones ($ 6.500) de cobertura sabrosa, aunque gruesa comparada con la hecha en cualquier restaurante japonés. O la marinada en jengibre de su salmón grillado ($ 7.200) con bordes quemaditos y centro a punto, que junto a su acompañamiento de verduras coloridas y al dente ($ 2.800) fue lo mejor de la noche por su delicada sazón que hizo del sabor del pescado lo esencial del plato.” “Un sitio donde el costumbrismo culinario, internacional y criollo, se expresa de punta a cabo. Como antes.”

BEGOÑA URANGA
(20 diciembre) CILANTRO (Espoz 3125, Vitacura, fono 953 6210): “Un lugar sencillamente fantástico, lo más fashion de la plaza, estiloso a full, con un ambiente neoyorquino total.” “Muchas ensaladas orgánicas, ricas y creativas, como la de queso fresco en canastillo de trigo. Hay quiches, sándwiches en pan pita y ciabatta y deliciosos wraps.” “Los postres muy elaborados y como para olvidar cualquier dieta. Mucho chocolate –reconocido pecado femenino–, helados o un exquisito postre de manzana con salsa de toffee y crumble de almendras, acompañado de helado artesanal de vainilla.” “Definitivamente, un lugar de concurrencia femenina, donde no conviene ir sin producirse debidamente. Para ver y ser vistos. Lo que no le quita en absoluto el encanto logrado en la puesta en escena.”


PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
OPEN CAFÉ & WINE BAR (Av. Vitacura 3875, Vitacura, fono 207 9659): “El concepto es genial: se trata de una tienda de vinos en la que, por un derecho a descorche mínimo ($ 1.900), se puede abrir y beber ahí mismo, acompañado de las tapas y platos que se sirven en el lugar (cordero, confit de pato; todo con un toque muy francés). El ambiente es muy entretenido y relajado. Tonos ladrillo, madera, negro y botellas vacías forman parte de la decoración. La música es tan importante como las pizarras donde aparecen las tapas y platos del día escritos con tizas de colores.” “La terraza estaba repleta de franceses, españoles y algunos chilenos que, poco a poco, nos vamos acostumbrando a estas nuevas formas de pasarla bien. Consumo promedio: $ 9.090 (copa de vino + pulpo + montadito champiñones + mousse)”