de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 28 de julio de 2010

BUENOS PALADARES

LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(23 julio) DONDE GUIDO (Merced 501, Santiago Centro, fono 638 7279): “Aquí para beber hay jugos de fruta, Inca Kola (light también) y hasta chicha morada en lata (nada de mala). De postres, tres opciones: la crema volteada, impecable, a $1.800, y un suspiro limeño parecía último suspiro... a $1.500” “Sobre los sándwiches, vienen en marraqueta fresca y los dos probados fueron full sabor: el de chicharrón, con cerdo, cebolla morada, lechuga y camote ($2.800) y el de lechón, con lechuga, tomate y chanchito también, igual de tierno ($2.200). Para ambos se podían pedir variedad de salsas, entre las cuales estaban la de rocoto (hot), la de aceitunas (rica), la tártara, la de ají amarillo (más rica) y más.” “En resumen, en Donde Guido todo es rápido, fresco, fuertón en sabor y en un ambiente simple y limpio.”

SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(23 julio) ADRA (El Alcalde 15, Las Condes, fono 473 7556): “Tras una copa de brut Supreme Undurraga, primero hubo un largo camarón con escasa compañía de coulis de espinacas y nueces molidas; luego blandísimas machas pochadas coronadas con distintos tipos de "caviares" de limón, tomate y cebolla, y después sabroso y picantito chupe de locos en pailita de greda con hilos de queso muy secos, todo servido con chardonnay 2008 Maycas Quebrada Seca, del Limarí. En seguida, fino consomé de champiñones con huevo de codorniz y ciboulette picada, y un salmón de semicocción perfecta con puré de porotos negros, espumosa salsa de bisque y tomate cuidadosamente cortado en trozos idénticos, ambos con pinot noir 2008 Herú de Ventisquero, Casablanca. La serie de pescados continuó con congrio colorado, escaso puré de garbanzos casi líquido y almejas molidas sobre rodaja de longaniza, y vieja con ricas lentejitas mezcladas con ciboulette y pimiento, y salsa de coral de ostiones…” “Olivera, fiel a su estilo e innovando con audacia.”

BEGOÑA URANGA (El Sábado)
(24 julio) LA URUGUAYA (Rancagua 032, Providencia, fono 634 8244): “Se pidieron las bebidas -no "trabajan" el vino blanco- y la dificultad vino después, cuando no había milanesas, ese emblema de la cocina uruguaya. Tampoco el entrecote. Por lo tanto, quedaba el lomo, el pollo y costillar de cerdo, además, por supuesto, de los productos estrella de la casa: los chorizos, las morcillas y las Pamplonas: pollo con tocino, queso y pimiento.” “Como acompañamientos, tomate con cebolla, ensalada rusa y tomate palta. Papas fritas (de paquete) y arroz. La idea era aprovechar lo escueta de la carta y pedirlo todo, pero la señora encargada se opuso, porque encontró que era mucho para el número de comensales (¡!).” “La comida resultó menos que buena, aunque muy barata, eso sí. Picaban los ojos con el humo acumulado y la experiencia, definitivamente, no mereció la pena.

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(25 julio) LE FLAUBERT (Orrego Luco 125, Providencia, fono 231 9424): “Ya miraba yo el reloj para ver cuánto rato había pasado cuando llegó mi sopa de cebolla, en recipiente gratinado, con tostada con queso y preparada con vino tinto. Estaba muy sabrosa aunque distinta a la que yo hago, que no lleva vino. Pero nos gustó. Mi acompañante pidió la sopa Dalida, de nueces y tocino, acompañada de quesos camembert, cabra y roquefort, higo seco y una especie de pan de hierbas que no nos gustó nada. Rica combinación de sabores, pero su textura se desparramaba un poco. Fue un rico almuerzo al que pusimos broche de oro con una excelente mousse de chocolate, rica y además correctísima en su textura. Le Flaubert sigue siendo un lugar que vale la pena visitar: clientela fiel, buena atención y grato ambiente, junto a cocina que no defrauda”

CÉSAR FREDES (La Nación Domingo)
(25 julio) LA BIFERÍA (Pedro de Valdivia 065, Providencia, fono 231 4677): “La Bifería, un lugar de bifes como su nombre lo indica, tiene suficiente y buena oferta de carne asada a la parrilla. Pero la gran sorpresa, con la que nos encontramos al mediodía del jueves, es que tiene un magnífico cocinero que, sin aspaviento alguno, sabe hacer, aparte de los bifes y otros cortes a la parrilla, tres o cuatro preparaciones de carne a la cacerola y al horno, fuego lento, que son una verdadera delicia contundente, blanda y aromática.” “Los cortes de carne pura y simple al asador pueden ser muy tentadores: hay tapa de bife, entrecotte, bife de lomo, corte de wagyu y, obviamente, filete, pero Felipe recomienda para otra vez “ventana” de costillar de res, un corte novedoso del costillar en sucesivos estratos que, afirma, es uno de los mejores platos de este lugar absolutamente carnívoro.”