de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 4 de agosto de 2010

BUENOS PALADARES

LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

ESTEBAN CABEZAS
(Wikén)
(30 julio) ISTAMBUL (Constitución 140. Barrio Bellavista, fono 737 3115): “Hay variedad de combos, ninguno muy caro. Y después de probar la mano, la verdad es que es harto más sanito que algunos de sus fast-pares. Por ejemplo, se puede comer un dürüm, un mega-pan pita relleno con alguna carne hecha lentamente de una parrilla giratoria vertical -döner kebab-, sumándole lechuga, tomate y otros pastos, con salsa o no de yogur y una del tipo barbacoa. O la misma carne y vegetales puede ir en un pan del tipo guatón ($4.100, en un combo kebap mixto, con papas fritas), y blando/tostado, sin parecerse a esos panes precongelados horrorosos.” “… el sitio es sencillo, del tipo autoservicio con bandeja (hacen las preparaciones al minuto, más bien minutoooos), nada de caro y bien rico.”

SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(30 julio) CASA MAR (Padre Hurtado 1480, Vitacura, fono 954 2112): “El local es amplio, cómodo, funcional, sin manteles pero sí buenas servilletas de papel. Su nombre orienta hacia los productos del mar y existe un espacio con pescados y mariscos congelados para llevar, pero no excluye varios platos de carne (empanaditas de charqui, crudos y lomo de vacuno, jamones patagónicos, costillas de cordero).” “Muy interesante es en cambio un verdadero aporte culinario: el chupe de krill, presentado con razón como especialidad de la casa, ya que hasta ahora ha sido muy rara y pobre la utilización culinaria de este pequeñísimo y abundante crustáceo, del que hay aquí otras ofertas.” “Sin duda, un lugar que pronto habrá corregido sus escasos defectos.”

DANIEL GREVE (Qué Pasa)
(30 julio) BUFALA (Av. La Dehesa 1201. Lo Barnechea, fono 954 9997): “Sus panes de factura propia llegan tibios, exquisitos, y los appetizer de la casa ofrecen una bienvenida notable. Las ensaladas llegan aliñadas, clara muestra de una propuesta definida, que no deja al cliente ese tramposo recurso del "hágalo usted mismo", con el que resulta demasiado fácil equivocarse. Aquí, las ensaladas son grandes, sabrosas y con suficiente materia sólida. Y lo verde es casi un paisaje. Las pizzas, cómo no, se comen de borde a centro -el mejor indicador de una masa liviana y justa- y los rellenos derrochan calidad de materia prima y balance.” “Si la pizza no resulta suficiente, unos Ravioles de locos ($ 7.900) preciosamente montados, casi como de mantel largo, nos pueden sorprender y hasta arreglar el día.”

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(30 julio) DON GAVIOTA (El Roble 1190, Recoleta, fono 621 1838): “Como en las buenas picadas de antes, en el Don Gaviota el promedio por persona es de $10.000 por un apetitoso y contundente almuerzo o cena, vino incluido.” “Entre sus platos fuertes (alrededor de $5.000) están los chupes de centolla, de mariscos, de locos, pastel de jaibas, panqueque de camarón queso y fettuccini con camarones, ostiones, jaibas o mariscos surtidos. Los conocedores se ríen de la onda polar con el irrenunciable consomé de mariscos ($1.390). Y, no menor, dispone de una carta de vinos que parte del redescubierto pipeño de uva Italia, de la casa, pero no desdeña etiquetas clásicas y emergentes de cepas francesas.”


DANIEL GREVE (Qué Pasa)
(30 julio) LE FLAUBERT (Orrego Luco 125. Providencia, fono 231 9424): “Como todos los años, Ximena Larrea y su Le Flaubert nos tientan con un placer a cucharadas, representado por seis exquisitas sopas.” “Destacan la Light ($ 3.000) que, la verdad, no es tan ligera, pero no lleva carnes, cremas ni grasas. A cambio, obtenemos una generosa mezcla de vegetales y especias; la Sopa Vú ($ 4.900), exquisita, abrigada, también con claras notas de especias, turgentes y carnosos espárragos, y hongos París -dice shiitake, pero son reemplazados-; y la Dalida ($ 5.500), contundente y ligeramente espumosa, con un profundo sabor a tocino y trozos de diferentes quesos e higos secos para sumergir en ella.”

BEGOÑA URANGA (El Sábado)
(31 julio) CONFITERÍA TORRES (Isidora Goyenechea 2962, Las Condes, fono 333 2639): “Llena de cosas ricas: aquí, la clave es el picoteo. Las sopaipillas con pebre, las empanaditas fritas, la copa mixta, con pichanga y pebre de mote y choritos, acompañado de grisines al merquén. O una chorrillana, contundente, con churrasco de filete, papas fritas, longaniza, cebolla frita y huevo revuelto, ¡una delicia!” “Hay desayunos, así como pequeños menús para la hora del té. Toda la carta tiene aires de añoranza como las tortas de milhojas y manjar, los calzones rotos, el dulce de membrillo con queso mantecoso, los huevos chimbos... en fin, guiños a la cocina tradicional chilena. No olvidan tampoco las tostadas -¡que pocos lugares ofrecen aún tostadas!- con mantequilla o palta.” “Un lugar animado y agradable.”

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(1 agosto) VIETNAM DISCOVERY (Loreto 322-324.Barrio Patronato, fono 7372037): “Partimos con unos rollitos fritos de cerdo y de camarón, que uno mismo envuelve en una hoja de lechuga con hojitas de menta fresca, y se untan en una salsa con tiritas de jengibre. Entretenido para compartir. Después pedimos tres platos que compartimos: un exquisito lomo caramelizado al jengibre, servido con arroz blanco; unos sabrosos camarones grandes con zanahorias y cebollín, también con arroz y una salsa de camarones, y unos fideos de arroz con cerdo, carne de vacuno, verduras, lechuga y maní que venían con bastante caldo y había que revolver. Este plato venía frío. Según el mozo es tibio, pero pedimos que lo volvieran a calentar, con lo que mejoró notablemente (un rato después me pareció ver a otro comensal con el mismo plato y de él sí que salía vapor… raro).” “los postres nos parecieron buenísimos. Almorzó con nosotros una amiga chef que estudió en Francia y sólo puedo decir que entrecerró los ojos para disfrutar la tarte tatin con salsa de té verde”

CÉSAR FREDES (La Nación Domingo)
(1 agosto) ESQUINA EL MAÑÍO (Av. Vitacura 3859, Vitacura, fono 206 0202) “No está de más decir que a la Esquina El Mañío se la vaticina salud y larga vida, la que debiera tener porque sus propietarios son especialistas y saben lo que hacen. En el mismo muy buen punto que “La esquina…” ha abierto ahora, han fracasado varios restaurantes y en el mismo Paseo El Mañío varios otros más.” “Un plato generoso de erizos fresquísimos y bien servidos (salsa verde en pocillito aparte, aceite de oliva, limones en mitades, tostadas de molde y abundante mantequilla) fue nuestra entrada y, sinceramente, fue magnífica por $5.600.” “Luego optamos por un grueso filete de merluza austral frita con delicado rebozo del llamado “gabardina” de los españoles, acompañada de puré de papas, muy caliente y cremoso, como recién hecho.” “La Esquina El Mañío ofrece también cerca de una docena de pizzas, tres o cuatro pastas de calidad y alguna milanesa, muy grande y dorada,