de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 12 de enero de 2011

NOVEDADES

GUÍA DE LA CERVEZA 2011

Sorprende Pascual Ibáñez. Sorprende y se admira ya que luego de llegar al país como un desconocido hace ya 16 años, se ha convertido en una autoridad en esto de catar y degustar. Profesor aplicado y generoso, ha hecho carrera en el mundo vitivinícola, de productos varios y estos últimos años se ha acercado a la cerveza. Descubre nichos inexplorados y los lleva a cabo con paciencia y buena fe. Y le creen, que es lo más importante.

Buena persona, es respetado por muchos aunque algunos lo tienen entre ojo y ojo a causa del típico chaqueteo nacional. Pero Pascual no se amilana y continúa entregando sus conocimientos a un público que cautiva con su presencia y autoridad en la materia.

Hace unos días presentó su último “hijo”: La cuarta versión de la Guía de la Cerveza en Chile 2011. Un gran trabajo que lo hizo catar 282 cervezas de las cuales 154 son nacionales (industriales y artesanales) y el resto importadas.

¿Qué importancia tiene esta Guía? Indudablemente, aparte de ser un reflejo de lo que se bebe en estos momentos en el país y una ayuda al consumidor, es una advertencia a los productores chilenos e importadores de cerveza para que vayan mejorando las calidades que ofrecen a su público. Según sus estimaciones, en Chile se beben 36 litros per cápita de este producto siendo uno de los consumos más altos que registra la historia de los bebesitibles alcohólicos. También nos enseña que existen tres grandes familias de cerveza (ale, lager y lambic) y medio centenar de estilos de elaboración. Todo un mundo por descubrir.

Y como en toda Guía, hay ganadores. Según el panel de cata que presidió Ibáñez y contó, entre otros, con la valiosa ayuda del químico Mario Ávila, el primer lugar de esta cata fue para Vaguada Costera de Barley Wine ($ 1.800), elaborada en San Antonio. Según Pascual, "Tiene 8.5 grados de alcohol y causó sorpresa por su contundencia y harinosidad. Tiene toques de miel y compota. Se asemeja a un buen vino tinto chileno. La espuma se transforma en una crema y eso hace transición con el amargor de su sabor. Ideal para comer con un tahine de cordero con ciruelas secas”.

La segunda posición fue para La Trappe Quadrupel ($ 1.549) de origen holandés: "Sólo hay siete abadías que la producen en el mundo, por lo que es un producto histórico. No es para tomar una copa entera, es para tomarla en sorbos pequeños, ideal para una conversación a las 6 ó 7 de la tarde. Genera mucha espuma y es bien especial. Destacan en ella la malta y el aroma a licores con frutas secas y confitadas".

El tercer lugar compartieron honores la valdiviana Selva Fría Golden ($ 1.350), elaborada por la cervecera Punucapa “En boca pasa amplia con buen peso de la malta y un sólido amargor que proyecta su prestancia”, y Szot Barley Wine 2010 ($ 1.990), de San Bernardo “Estamos ante una cerveza con un rico dejo dulzón que se va acoplando lentamente a un sólido amargor”.
Entretiene la Guía ya que no sólo destaca a las principales sino que entrega una visión diferente de cada una de las cervezas catadas, su valor y las posibilidades para degustarla con una gran diversidad de platos. En fin, un libro de consulta necesario en el escritorio para los que gustan de las buenas cervezas.

¿Cuánto?: Diez mil pesos el ejemplar.
¿Dónde?: En librerías y despacho a domicilio desde http://www.escueladelossentidos.cl/