de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 14 de noviembre de 2012

LA NOTA DE LA SEMANA

SAN REMO
¿Adiós a los arrollados?

Por cierto que San Remo es una picada… y de las buenas. Referencias hemos tenido muchas, sobre todo de cocineros y periodistas que de vez en cuando se arrancan de sus trabajos para deleitarse con una pequeña carta donde se lucen los arrollados y las milanesas que combinan con papas en todos los estilos. Para muchos, las papas fritas son sublimes y sus milanesas son mejores que las bonaerenses. Una picada de barrio que últimamente ha sido noticia gastronómica ya que se enfrenta al desafío de desaparecer gracias al consabido modernismo de la ciudad. A ciencia cierta, la línea del Metro que pasará por la Av. Matta, le entregó un certificado de defunción ya que allí se construirá una de las ventilaciones del tren subterráneo.

Quizá este sea un ejemplo sencillo de que la gastronomía y las tradiciones en Chile pesan menos que un paquete de cabritas. Las grandes decisiones se toman con una planilla excel y en el caso de los arquitectos con un AutoCad en 3D y pare de contar. Si hay que expropiar, se hace, ya que lo que manda es el desarrollo.

Y así continúan desapareciendo en nuestro país las tradiciones y el patrimonio. Grandes torres inundan la ciudad y pocos hacen algo por detener este proceso “modernista” que se ha impuesto gracias al libre mercado. Es cierto que lo propietarios del San Remo recibieron la noticia con bastante antelación y han buscado otros lugares para trasladar su negocio. Pero lo que realmente importa es el deterioro de nuestras costumbres y nuestro pasado.

Y el bulldozer del desarrollo sigue destruyendo día a día lo que costó años crear.

¿Interesa más una línea de Metro que el San Remo? Es posible que el 99% de los habitantes del sector que se verán beneficiados con este medio de transporte crean que el Metro es indispensable aun a costa de esta picada. El resto, los pocos, piensan (o pensamos) que el patrimonio cultural hay que defenderlo. Santiago se está convirtiendo en un silo humano y por ende cada día menos atractiva. ¿Será posible correr unos metros la ventilación que requiere la construcción de esta nueva línea? ¿Tendrán interés los ingenieros y arquitectos que estudian este proyecto modificar los planos?

Habrá que seguir luchando. No es primera ni será la última vez que David vence a Goliat. Por el bien de nuestra cocina tradicional debemos continuar con esta cruzada anti-demolición. No podemos botar a la basura los 37 años de este restaurante que a punta de buena comida ha conquistado a miles de parroquianos.

San Remo: Cuevas 1101 (casi esquina Av. Matta), Santiago, fono 555 0541