de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 3 de septiembre de 2013

MIS APUNTES GASTRONÓMICOS

CUMARÚ
El peruano del momento

Con tan sólo seis meses en la escena gastronómica de la capital, el peruano Antonio Arone ha conquistado más adeptos que muchos de sus colegas que han venido a nuestro país a mostrar su gastronomía.

Brazo derecho por largo tiempo del chef peruano Rafael Osterling, un día decidió independizarse y llegó a Santiago a replantear el restaurante Cumarú, que de la noche a la mañana había quedado acéfalo en lo que a gastronomía se refiere ya que su antiguo chef, Mathieu Michel, no logró empatizar con los propietarios del lugar. Arone se dio un par de meses para elaborar su carta y desde abril no ha parado de recibir alabanzas y bienaventuranzas por su desempeño.

¡Hasta el restaurante se ve bonito!, es uno de los comentarios de los presentes. Es cierto. Cuadros y espejos aligeraron la pesada estructura de madera desnuda que cubría el restaurante en épocas pasadas. Ojala que con la llegada de la primavera saquen los plásticos que cubren (y afean) la terraza para que todo se convierta en un placer para el comensal, placer que ya se puede visualizar y degustar gracias a la nueva carta que en estos días lanzó Antonio Arome, un chef poco carismático a la hora de hablar con él, pero tremendamente sabroso a la hora de cocinar.

Y la nueva carta sorprende con nuevos platos que se pueden considerar como de alta gastronomía peruana, donde la mezcla de sabores es sorprendente y difiere de lo tradicional peruano que solemos comer en Santiago. De partida, un cebiche mixto (8.900), con pescado del día, camarones, ostiones y pulpo, en salsa de ají amarillo, con camote y chips de plátano. Sugerente y delicioso, tanto como una Ensalada de pulpo (9.500) con apio, salsa de aceitunas y huacatay.  

Más sugerente y cautivante resultó una Crema de zanahoria y jengibre (4.900) aromatizada con miel, una verdadera vuelta de tuerca a la cocina peruana y definitivamente, uno de los mejores platos de esta jornada.

Más allá los fondos: pasta, pescados y carne entre los principales. De las pastas (o masas), ideal fue un plato de ñoquis en salsa de camarones y jaibas moras (13.500), una novedosa combinación de aroma y sabor.  Original fue un Pescado Cumarú grillado en curry rojo y acompañado de arroz thai (11.000), además de todo el sabor y delicadeza de un Asado de tira Angus (13.500), braseado a cocción lenta y acompañado de papas fritas a las finas hierbas y hongos al wok. ¡Para repetirse!

Vinos por copas para maridar lo mejor posible los platos y un servicio atento pero muy serio en su quehacer, hacen del Cumarú una experiencia que bien vale la  pena conocer. De noche es imposible llegar sin reservas, por tanto es necesario llamar para evitar quedarse “debajo de la mesa”. Al almuerzo, y por el momento, no las necesita, a no ser que desee comer en su hermosa terraza interior.

Crema quemada de capuccino y una tarta de nutella entre los postres más solicitados. Como debe ser, todos los postres tienen el mismo valor (4.500)

Con la llegada del chef Arone, el Cumarú vuelve a ser parte del circuito gastronómico de la capital, además de convertirse en un tremendo aporte a la alta gastronomía peruana en nuestra ciudad. (Juantonio Eymin)

Cumarú: Av. Nueva Costanera 4092, Vitacura, fono 2263 3512