de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 9 de octubre de 2013

BUENOS PALADARES

CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

LA SEGUNDA INTERNET
YIN Y YANG
(OCTUBRE) OX: "Después de un jerez Tío Pepe de aperitivo, acompañado de cuatro salsas diferentes para untar el pan, llegaron sucesivamente a la mesa como entradas un gazpacho atomatado con menta y pepino fresco, servido en gran copa; una combinación de pastel de jaiba y pinzas de los mismo con mantequilla clarificada, y otro atractivo conjunto de mariscos.” “Un liviano sorbete de limón de Pica separó esta potente introducción marina de los fondos: medallón de filete Angus "high choice" y risotto con asado de tira. El primero, en cocción mediana, venía con grandes camarones ecuatorianos, champiñones shiitake, salsa de brandy a la crema y bisque, que incluía un poco de camarón licuado, y papas chips. Lo mejor de la segunda receta fue sin duda el cremoso risotto al tomillo, nada menos que con auténtico queso importado Grana Padano (marca Albiero Caseificio), pues el trozo de asado de tira largamente cocinado y acompañado de tiernas hojas de betarraga, quedó algo seco.” “A los méritos del chef Daniel Galaz en la cocina merece agregarse la atención de Carlos en el comedor, compenetrada como pocas de la orientación y propósitos de una carta de precios altos pero de resultados excelentes.”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(OCTUBRE) LA COPA FELÍZ (Echeñique 6315, fono 2226 2400): “La oferta es breve y estable (no aventada por continuos "cambios de carta"): probamos el mismo excelente cordero de secano en horno de barro ($7.800) que hace años, e igualmente bueno: plato sencillísimo, con papas fritas en cubo y habas (solo que, esta vez, la fritura de las papas fue dispareja, y las habas, unas duras y otras tiernas). Hay cinco platos "de tierra adentro" (todos alrededor de $8.000), y siete "de la mar" (igual rango de precios): de éstos comimos un salmón con salsa de naranja y hojas de rúcula aliñadas con lo mismo ($6.800). Bien cocido el pescado ("a la chilena"), escoltado por espárragos gratinados.” “Balance. Platos simples, bien ejecutados (con detalles mejorables), clara línea culinaria (cocina chilena familiar, no de ramada), nombres evocativos (¡qué importante!: una plateada de Osorno, lo hace a uno sentirse en "el sure"), razonable carta de vinos, precios compasivos (todos con 25% de descuento; 20% si se paga con tarjetas). O sea: cocina chilena sencilla, armónica, fina. Y bien hecha: se digiere bien.”

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(OCUBRE) LA FINESTRA (Irarrázaval 3465, fono 2341 5389): “La especialidad son pastas y algún picoteo diverso, como un salmón marinado ($7.500) con cáscara de limón, naranja y miel y luego flambeado al vodka. El resultado es un trozo de pescado crudo en su interior, con el contrapunto de los trocitos de cítricos y una panera con fugazza de acompañamiento. Igual estaba tibio en su centro, sorpresivamente rico.” “Luego, tres platos de pasta increíbles. Primero, tres grandes ravioles rellenos de espinaca y un poco de ricotta, y con salsa boloñesa ($7.700), al dente y con un detalle que se repitió en los otros dos platos: con la sal justa. Luego, unos delicados ñoquis ($8.100) al azafrán y queso gorgonzola, de esos que se deshacen en la boca y que se comen de a pares, para lentificar el placer. Y, para terminar y no dejar de probarla, una pizza del lugar. Masa delgada, queso mozzarella justo, salsa de tomate sabrosa, cecina italiana (de sabor no intenso), champiñones semi hechos y cebolla morada crujiente, lo justo (Porca, a $5.300).” “Todo esto entre vino por copas (de una carta justa y precisa), entre vasos de agua con hielo y la torreja de limón, entre las consultas de la simpática moza -para saber si estaba todo bien- y para terminar con un tiramisú ($2.900) al que le faltaba una cuota mayor de amargor. ¿O será que lo amargo no se aviene con esta simpática trattoria?