de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 29 de abril de 2014

BUENOS PALADARES

CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA    

QUÉ PASA
DANIEL GREVE
(ABRIL) OSAKA (Hotel W. Isidora Goyenechea 3000, fono 2770 0000): “El bocado más pequeño de Osaka concentra una batería de sabores enorme, que no cabe en su cuerpo. El itamae Ciro Watanabe, mitad japonés y mitad peruano, tiene la destreza de combinar maxisabores en microformatos de tal forma que se tornan explosivos en ese mínimo espacio, como sucede con el estimulante Niguiri Naka salmón ($3.200) hecho de panza de salmón, que es la mejor parte -de la mejor parte- del pescado. Qué duda cabe: grasa noble, tierna, deliciosa. Viene en poderosa salsa miso -soya fermentada- y, para darle coherencia con el estilo nikkei del restaurante, coronada con quínoa andina crocante. ¿Algo más enorme que esta miniatura?”

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(ABRIL) LA FABBRICA (Avenida Ossa 123, fono 2830 6208) “Con una atención más bien intencionada que focalizada (al pedirle la boleta, el mozo tuvo que rescatarla del basurero, y finalmente fue de otra mesa), se partió con un vitello tonnato ($7.500), carne vacuna fría con una mayonesa con atún, alcaparrones, sobre una ensalada de hojas verdes (con algo de lechuga ya oxidada, mal). Para dos.” “Se siguió con linguine alle vongole ($7.800), al dente, de verdad, lo que es digno de premio si logran preservarlo entre un público nacional que no está acostumbrado. Sabrosos, muy marinos en gusto, pero algo salados (y con un toque mayúsculo de perejil y ajo). Y una foccacia caprese ($8.900), de masa exquisita, delgada y, aún así, con una blandura inédita, con tomate cherry, albahaca y mozarella de lujo (no hay que morir sin comerla, la verdad).” “En fin: un lugar como para salir en pareja, porque es bonito y porque no es del verbo caro. Además, es rico.”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(ABRIL) CORY (Av. Cristóbal Colón 5069, Las Condes, fono 2768 3900): “En la pastelería Cory, de Av. Colón, donde ha estado desde hace años, se pueden probar algunas viennoiseries y buen café, como se usa en muchas ciudades centroeuropeas. Los hermanos Ungar prolongan en Santiago una tradición familiar que tiene no menos de 150 años en Austria, y que comenzó en la mismísima Viena, en el siglo XIX.” “En Cory hay más tortas de calidad que pasteles. Nosotros queríamos éclairs, borrachos, choux, milhojas con crema pastelera y glacé... Se nos ofreció, en cambio, una variedad de tortas, de entre las cuales probamos la María Antonieta ($3.100; muy buena, hecha de tres capas de chocolate: negro, en mousse y blanco), y la San Esteban ($3.100; delicioso bizcochuelo con crema de chocolate). Estas son las tortas premium, y con razón. Se ofrece también otras, de merengue con crema chantilly y frutas ($2.400).” “Cory ofrece, además, algunos sándwiches en pan de miga (ave pimentón: delicioso -$2.100-; un buen barros jarpa -$3.500), y otros, enormes, en pan italiano.”

EL SÁBADO
BEGOÑA URANGA
(ABRIL) LA PETANQUE (Constitución 187, Bellavista, fono 2244 9885): “Su fama venía del otro lado de la cordillera. De Buenos Aires. Porque allí, en plena capital porteña, la brasserie Petanque es un ícono del buen comer. Muy francés y con una cocina estupenda, en un local acogedor e informal. Por eso, cuando anunció llegada a Chile, había que prepararse.” “A los 15 minutos de sentados y cuando solo había tres mesas más ocupadas, hubo que hacerle grandes señas al garzón para que tomara el pedido. Se pidió entrada y segundo juntos. Solo unos minutos bastaron para apreciar la falta de orden en el servicio. Los garzones corrían de un lado a otro, sin funciones definidas, atendiendo tanto una mesa de la terraza como otra del interior.” “A los 45 minutos de finalizada la entrada, y como nadie parecía fijarse, se atajó a un garzón -uruguayo- para pedirle los fondos. Extrañado y no demasiado amable, retiró los platos y una copa con algo de vino que dio vuelta, sin que se diera mayor cuenta. Para evitar extenderse, nunca llegaron los segundos platos y nadie se hizo responsable. Ni una disculpa.” “Solo cabe una reflexión: ¿para qué una inversión así si no van a preocuparse de lo más básico y fundamental como es el servicio? No debiera haberse abierto hasta tener resuelto el orden de la sala y el trabajo de los garzones. Valga esta alerta para que solucionen sus problemas, porque las personas que van y pagan tienen derecho a pasar un buen momento.

MUJER
PILAR HURTADO
(ABRIL) EL HUERTO (Orrego Luco 054, Providencia, fono 2233 2690): “… luego de haber visto la carta, yo devoraba el pancito integral con pebre licuado (igualito que siempre) esperando mi Namaste, de la India (la carta ofrece plato del día, ensaladas y recetas inspiradas en otras cocinas como la mediterránea, la mexicana, la andina, y también cebiches de algas y otras delicias para picar). El Namaste trae paneer tika masala, preparado con tofu y vegetales como berenjena, tomate y zapallitos con aliños indios. También viene aloo dum, papas y zapallo cocidos con salsa de sésamo, yogur y coco; arroz con zapallito rallado y un chutney de frutas (que no me pareció el mejor de los que he probado). El resultado es contundente y sabroso. Mientras miraba a la pareja espléndida del frente (lindos y delgados, hablaban sobre los alimentos que tienen omega 3), pedí un brownie doble chocolate con helado de vainilla. Esta vez no tuve que esperar la cuchara, como me pasó con los cubiertos que la garzona olvidó poner en la mesa al comienzo. Pese a eso, la atención me pareció amable y atinada. El postre, por chancha, me la ganó. Antes de pararme se sentó frente a mí una señora que se quedaría en mi mesa y, para seguir con la tónica del lugar, nos pusimos a conversar. Así es El Huerto, que pese a los años sigue teniendo lo suyo.”

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS
RODOLFO GAMBETTI
(ABRIL) CAFFÉ EMPORIO ARMANI (Parque Arauco, piso 3, local 480. Distrito del Lujo): “Su carta ofrece desde brunch –ese híbrido de desayuno-almuerzo-, además de cena, hora del té, aperitivos y café a cualquier hora.” “Los platos de fondo fueron un risotto au funghi, con tabalí chardonnay; gnocchi a los cuatro quesos ($6.400) con chardonnay Maycas; pasta de penne rigate a la genovesa con harinas importadas, con una copa de primitivo. Para finalizar con un memorable asado de tira con tagliatelle a la mantequilla, que se deshacía con el tenedor, ofrecido con un carmenere Novas.” “La atractiva carta del local bien merece una revisión detallada, por la variedad de productos, desde sus spremute (estrujados o, mejor dicho, jugos), aguas minerales, cafés tés y tisanas, hasta la posibilidad de probar muy variados vinos italianos como montalcino, nebbiolo, chianti y otros conocidos, además de espumantes.”