de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 28 de octubre de 2014

MIS APUNTES


ESTRÓ
El nuevo esplendor del Ritz Carlton

Generalmente los grandes hoteles tienen al menos dos restaurantes diferentes. Hay casos que más, pero en nuestro país se cumple con una norma –no establecida- que estos establecimientos de 5 estrellas tengan un par de propuestas ya sea para sus clientes o para el habitante de la ciudad.

Cuando hace algunos años construyeron el Ritz Carlton, en uno de los terrenos más caros de la capital en aquellos entonces, Tomás Olivera se hizo famoso por llevar a uno de los comedores más exclusivos de hotel –el Adra- una comida chilena renovada y simple. Pero una transformación que provino de las altas autoridades de la cadena lo dejaron fuera de esta cocina ya que tras una importante remodelación el sector dedicado a los comedores del Ritz, fue destinado al chef español Sergí Arola (con su nombre) y el otro –Estró- estaría en manos de mexicanos con una propuesta basada en el producto nacional. Como nada es fácil en la vida, sacar adelante estas dos propuestas fue bastante difícil. El chileno, poco acostumbrado a las tapas ni a las porciones pequeñas, le sacó canas verdes a Juan Morales, el chef que Arola puso en su sucursal santiaguina.

Mientras todos debatían los pro y los contras del Arola, los mexicanos del Estró comenzaron lentamente a posicionar su comedor y con una propuesta sólida –que se escapa del raciocinio gastronómico natural de los amantes de la cocina, han reemplazado al Arola y lo han convertido en el comedor icono del hotel, en base a una propuesta sabrosa y latina, considerando más allá de sabores mexicanos, una colorida variedad de productos y especias provenientes de toda américa.

Lo interesante de esta propuesta va mucho más allá de lo que acostumbramos ver ya que la línea de productos y espacias es diferente. Como ejemplo vaya un tiradito de atún con vinagreta de achiote y plátano (8.000) de tremendo sabor. O unos ravioles de langosta con salsa de zanahoria-naranja-rocoto y con jengibre/ajo/chalotas y cilantro (13.000), que raya en lo sublime. 

En la cocina está Marco Rivas. Hay un antes y un después en la vida de este mexicano y es cuando postula para trabajar como steward de un hotel en Cancún. Rivas no sabía en qué consistía este oficio, pero eso permitió que entrara en el mundo de las cocinas. De ahí a ser cocinero jefe, pasaron sólo dos años. Y es que este hombre parece que hubiese nacido para esto, porque si hay algo que lo ha caracterizado en estos años, es su capacidad de transformar los productos en preparaciones frescas, notables, esas donde el sabor atrapa y se clava entre los mejores recuerdos.

Hoy el Estró luce sus mejores galas. Conocer la gastronomía que nace de las manos de Marco Rivas es un deber de todos los que gustan de la buena cocina. Esa que llaga al alma. (Juantonio Eymin)

Estró: Hotel Ritz Carlton. El Alcalde 15, Las Condes, fono  22470 8500