de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 16 de diciembre de 2014

MIS APUNTES


LA CERVEZA Y EL MANTEL LARGO

Por un afán chauvinista, a la hora de comer, los chilenos privilegiamos el vino en vez de la cerveza. Sin embargo, y con un espacio muy bien ganado, la cerveza (40 lts. per cápita) cada día tiene más adeptos y muchos restaurantes la recomiendan como ideales para sus platos. Acá, diez ejemplos para maridar esta ancestral bebida con preparaciones gourmet de todo el mundo. (JAE)
 
LILI MARLEN
El crudo, ese con pepinillos, crema ácida y láminas de pumpernickel, es tan alemán como las Wurtz y las chuletas kassler. Y aquí manda la tradición, ya que la cerveza es en la gastronomía alemana un acompañamiento natural de variados platos, muchos de los cuales cual no se entienden sin un tipo especial de cerveza que se pueden encontrar en este enclave alemán de Providencia. (Julio Prado 759, teléfono 22341 6213)

 

 
 
SANTA PIZZA
A pocos se les pasaría por la mente pedir una copa de vino y un trozo de pizza. Es que definitivamente no calzan ni  unen por ningún lado. Y uno de los buenos santuarios pizzeros de la capital está en esta sucursal del mall Parque Arauco, donde ofrecen más de 30 variedades de pizza (la de roquefort y manzanas es una joya) y una veintena de cervezas de todo tipo y origen. (Mall Sport, Av. Las Condes 13451, Local 101, teléfono 22361 0470)

 

 
 
NUEVA CHINA
A la cocina chino-cantonesa de ayer, hoy se suma una nueva carta de rolls y especialidades japo-norteamericanas en este grato restaurante de gigantescas proporciones. Si bien es cierto que el vino se adaptó a esta clásica cocina, la cerveza aún es un imprescindible en una carta donde predominan platos de antaño como sus wantanes, chitenes y mongolianos bien picantes. (Av. Las Condes 8956, teléfono 22229 6311)

 

ICHIBAN
Minsu Bang (el propietario) define su arte como cocina japonesa fusión, una mezcla de culturas que se refleja en sus preparaciones, pero manteniendo la magia de la cultura japonesa. Esa originalidad y sofisticación se acomoda sobresalientemente con la cerveza; y si ella es japonesa, mucho mejor. (Av. Padre Hurtado Norte 1512, Vitacura, teléfono 22453 1793)

 

 
 
 
ZABO
Acá todo es diferente. Con tanto cebiche (y similares) dando vueltas en casi todos los restaurantes de la capital, el Sakana Tataki es un verdadero alivio para los paladares repletos de Ajinomoto. Pescado, camarón y pulpo en un mix con aceite de sésamo, cebollín y jengibre es una experiencia nueva, de esas adictivas y esperanzadoras. Un acierto que se acentúa con una buena cerveza artesanal, de una amplia gama de etiquetas disponibles. (Dardignac 0191, Bellavista, teléfono 22737 4523)

 

SOUL OF INDIA
La comida india es una de las más exóticas del mundo, más que nada por el gran uso que le dan a las cientos de especias que provienen del Oriente. Por ello sus platos son delicados, sabrosos y exóticos, algo que sólo la cerveza puede amalgamar, haciendo famosos los diferentes sabores y aromas que emanan de esta milenaria cocina. (Av. Vitacura 4111, teléfono 22228 2825)

 



CARRER NOU
Los españoles tapean con cualquier bebida. Eso nadie lo puede negar. Sin embargo, los nuevos “pintxos” de esta típica taberna española, como los pimientos del piquillo rellenos con sobrasada y miel, requieren de una fría cerveza –bebida directamente desde la botella-, convirtiendo esta ceremonia en la fórmula más simple para disfrutar la vida. Simple, básico y alegre. (José Miguel Claro 1802, Providencia, teléfono 22727 1161)

 

VIETNAM DISCOVERY
Así como nos inclinamos por el orégano y el comino, la comida vietnamita lo hace con el anís estrella, propio de su región. Todos sus platos la utilizan, pero además mezclado con otras especias y la famosa leche de coco. Y si sumamos a todo ello uno de sus platos estrellas como el Magret con puré a la miel, la cerveza es una de las pocas bebidas que armoniza con esta soberbia (y sabrosa) complejidad de sabores y aromas. (Loreto 324, Recoleta, teléfono 22737 2037)

 

MADAM TUSAN
Lo chifa (fusión chino-peruana) tiene un aliado natural: la cerveza. Y eso bien lo entienden los que han adaptado este tipo de cocina que en Perú es ya algo tradicional y parte de su folclore. Destacan en esta cocina las masas, lo cantonés, lo agridulce y el “toque” peruano que ya ha desembarcado en casi todo el mundo. Lo chifa y la cerveza son, por así decirlo, parientes muy cercanos. (Boulevard Parque Arauco, Av. Kennedy 5413, Local 365, teléfono 22219 0152)

 

TAMBO
La comida peruana clásica, esa con arroz y tallarines y que se consume diariamente en el Perú, donde lo picante no es nada de tímido, requiere una cerveza para atenuar su marcado sabor. Rocoto, ají panca, ají mirasol y limo, son el alma de la cocina peruana y la cerveza neutraliza sus efectos en el paladar. El venerado Lomo salteado, acá es un clásico. (J.V.Lastarria 65, Santiago centro, teléfono 22633 4802)