de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 28 de abril de 2015

MIS APUNTES


NOVEDADES EN LA COCINA DEL HOTEL W

Desde que abrió sus puestas en el año 2009, el hotel W Santiago ha tenido como referente de la cocina de su restaurante NoSo al chef francés Jean Paul Bondoux, quien dirigió esta semana el nuevo concepto que inspirará los almuerzos entre lunes y viernes durante los próximos meses.

Bondoux, que trabaja en colaboración muy estrecha con el cocinero argentino Cristian Schwuger y el repostero de mismo origen Emiliano Fernández, presentaron lo que de alguna manera se transformará en uno de los imperdibles de esta temporada, no tan sólo por la calidad de los productos y platos ofrecidos, sino también por el valor de cada uno de los almuerzos.

Un trabajo destacable para mantener durante una semana seguida un menú compuesto de cuatro entradas, cuatro fondos e igual cantidad de postres, ejecutados con maestría, a tal punto que estamos seguros que cautivará a todos los que se sumen a esta verdadera revolución en la cocina.

El menú, donde se escoge una entrada, fondo y postre, tiene un valor de $15.900, incluyendo una copa de vino reserva. Lo que comimos nosotros allí este jueves, es sencillamente notable.
Para muestra, un botón, ya que cada semana el menú es diferente: partimos con una deliciosa crema de coliflor con croquetas de prietas y manzana verde;  seguimos con un filete de Robalo marinado al aceite de cilantro sobre un ragout de papines nativos y chorizo español; finalizando con una isla flotante tropical, con todos los recuerdos de nuestra antigua leche nevada, todo ello acompañado con una copa a elección de vino Montgras (que cambia mensualmente).

Interesante trabajo ya que las entradas son estupendas y en los fondos siempre hay pescado, carne y pasta a elección.
Cocina de esta calidad en Santiago se ve de tarde en tarde. Todo lo que mostró Bondoux son platos de un repertorio de recursos que todo gran cocinero europeo conoce desde hace mucho y pone de manifiesto con algo de su sello personal. Es verdad que el valor es casi ridículo. Pero la jornada gastronómica es algo verdaderamente excepcional. Y en casi ninguna capital del mundo se puede comer tan bien y con tan lujoso y correcto servicio por menos de veinte mil pesos.

Esta oferta no podrá escaparse de sus manos. (Juantonio Eymin)

Noso: Hotel W Santiago, Isidora Goyenechea 3000, piso 4 / 2 2770 0000