de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 7 de julio de 2015

NOVEDADES


LOS MEJORES POSTRES DEL MUNDO

 “Una vez al año, no hace daño”. Acompañar las comidas con algún postre es un capricho que nos podemos dar de vez en cuando. Aquí les dejamos una selección de nueve dulces de distintas procedencias, unos más tradicionales que otros, pero que tienen en común que todos han dado la vuelta al mundo por ser deliciosos manjares para momentos especiales y que son considerados por muchos los mejores postres del mundo.

 

Tiramisú, Italia
El tiramisú, a pesar de las muchas variedades que existen, tiene como ingredientes básicos el bizcocho humedecido en café,  huevo, queso mascarpone, licor y cacao en polvo. El origen de este postre es relativamente reciente, pues comenzó a elaborarse en la región de Véneto, al norte de Italia, en torno a los años 50. Muchos son los que dicen que se consumía en burdeles, ya que le atribuían propiedades vigorizantes que ayudaban a las relaciones amorosas.
 

Cheesecake, Estados Unidos
Este postre tiene su origen en Nueva York, ya que es allí donde surgió su ingrediente principal: un queso denso pero fresco conocido como ‘Philadelphia’. Éste  reposa sobre una base de bizcocho que le da forma. No obstante, los antiguos griegos ya elaboraban un pastel de queso y, aunque difiere en sabor, fue esta receta tradicional la que cruzó el atlántico y llegó a EEUU, donde fueron modificando la técnica hasta dar con el Cheesecake con mermeladas de frutas que conocemos actualmente.
 

Coulant, Francia
Un pequeño bizcocho de chocolate con un corazón de chocolate fundido que se extiende al partirlo es sin duda un postre que entra por los ojos. El coulant es una receta patentada por el chef  francés, Michel Bras, aunque existen variantes muy parecidas con nombres tan sugerentes como “Muerte por Chocolate’, ‘Pasión por Chocolate’, ‘Volcán de Chocolate’ o ‘Chocolatisimo”, todas ellas de similar aspecto.

 

Baklava, Turquía
Una pasta de nueces con almíbar y frutos secos son los ingredientes esenciales del Balkava, un porte tradicional de Oriente Medio, India y los Balcanes. Se puede decir que es una de las recetas más antiguas, ya que su origen se remonta al siglo VII a.C, en la antigua Mesopotamia. Tras esto, el postre ha viajado, extendiéndose y reformulándose por el mundo, hasta hoy en día. El “Antep baklavası” o “Baklava de (la ciudad de Gazi) Antep” ha sido el primer producto alimenticio de Turquía en ser reconocido y registrado como una denominación de origen.

 

Brownie, Estados Unidos
Nada mejor que terminar una comida con un brownie junto un helado de vainilla y sirope de chocolate caliente. Este dulce fue ideado en Estados Unidos, a finales del siglo XIX, y en un principio estaba elaborado con melaza en lugar de chocolate. Se cree que el hecho de utilizar cacao ocurrió de manera accidental, como muchos otros importantes descubrimientos.
 

Apfelstrudel, Alemania
El Apfelstrudel, que, según dicen, puede ser un derivado del Baklava, consiste en un fino rollo de masa relleno de compota de manzana, azúcar y canela, entre otros ingredientes, y se suele servir tibio junto con salsa de crema caliente. Antiguamente, servía como alimento para la gente pobre que necesitaba hacer un dulce suficientemente energético con pocos ingredientes y, hoy en día, el strudel de manzana se ha convertido en un apetitoso postre tradicional en Austria y el Sur de Alemania.
 

Helado, Italia
El helado, elaborado con crema de leche, azúcar y muy diversos ingredientes, dependiendo del sabor que se le quiera dar, es un popular alimento que tiene una procedencia incierta, pues las modificaciones que ha sufrido en su historia hacen que no se sepa con certeza dónde nació. Se sitúa su origen en Persia, en torno al año 400 a.C, o en las cortes babilónicas o quizá en el imperio de Alejandro Magno. Lo que sí que se sabe es que Marco Polo, en el siglo XIII, regresó de sus viajes por Oriente con varias recetas de postres helados que pronto se hicieron populares en Italia.
 

Buñuelos, España

Esta masa de harina frita en aceite hirviendo, de antigua procedencia morisca, se ha extendido desde España hasta países latinos, como México o Argentina; aunque en muchas ocasiones lo único que mantiene del postre tradicional es la forma, ya que, dependiendo del territorio, varían sus ingredientes e, incluso, su nombre. De este modo, los encontramos rellenos de queso, crema, manzana, higos, gambas o berenjenas.

 

Carrot Cake, Gran Bretaña

A pesar de que tuvo su origen en el periodo medieval, se hizo muy popular en Gran Bretaña debido al racionamiento de comida durante la Segunda Guerra Mundial y, desde allí, se extendió a Estados Unidos. Este bizcocho, hecho a base de zanahoria con un suave sabor dulce, acentuado por una cobertura de crema o fondant, se ha hecho famoso recientemente en latinoamérica y ya se puede encontrar en varias pastelerías y restaurantes.

¿Añadiría su postre favorito como el décimo dulce a este listado de los mejores postres del mundo?