de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 17 de enero de 2017

BUENOS PALADARES


CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

MUJER
PILAR HURTADO
(ENERO) NAOKI (Av. Vitacura 3875 / 22207 5291): “Seleccioné de la carta unas gyosas de cochayuyo y papaya muy ricas, en las que el cochayuyo podría notarse un poquito más para quienes nos gusta (una de las gracias de lo que hace Baeza es utilizar los productos nacionales en las preparaciones japonesas). También un sake karamiyake, salmón rebozado picante que es de morir de lo bueno. Los nasu rolls, de berenjenas asadas (mi debilidad) con sal de luche y envueltos en palta, sublimes. El ususukuri (un corte del pescado) fue de lenguado y lo sirven con minirrodajas de ají cacho de cabra fresco y cebollín; el pescado fresquísimo y tratado realmente con amor, un lujo.”

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(ENERO) EL GUATON LOYOLA (Patronato 423, Recoleta / 95216 9134): “No es pequeño ni grande, y se entra por un pasillo lleno de emblemas de chilenidad. La música es como de la parrilla de la desaparecida radio Uno: nacional, pero bien mezclada entre guitarra de palo y sintetizadores.” “La carta es clara y precisa. Se ofertan, con cambios en materia de plato de fondo, las combinaciones "Plato de la casa", a $6.500; la "Guatón Loyola", a $8.500, y las Guatón vegetariano y mini Guatón, a $4.500. En este caso se optó por un pastel de choclo, un asado de tira y un pernil. Y así fue la experiencia: el pernil no venía íntegro, sino en trozos (la pega ya hecha, lo que se agradece, por lo menos para este servidor), acompañado con dos sendas papas cocidas. Simple y logrado. El pastel de choclo hecho con humeros y no con americanos, por lo que no era relajante, ¡bien! Aunque con mucha azúcar caramelizada en su superficie, por lo que parecía casi una crème brûlée... un exceso de dedicación. Y con buen pino y un buen tuto. Y para terminar, un trozo de asado de tira muy blando, con toda su grasa, por lo que había que trabajarlo, pero valía la pena. A veces el exceso de limpieza redunda en menos sabor, el que abundaba en este caso. Y las papas fritas, de verdad.”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(ENERO) VIOLETA DE PERSIA (Av. Vitacura 8657 / 22326 4118): “Partimos la cata con un plato delicioso de "kam am lu wantan" ($4.800), consistente en unos wantanes rellenos con hortalizas, en una rica salsa agridulce. Qué buena variación del clásico wantán de cicatero relleno y sabor a nada.” “Nos fue muy recomendado un "pollo leychi" ($6.600), es decir, pollo con esa fruta china tan poco interesante (en conserva, al menos, que es como normalmente se la encuentra), presentado en un nido frito de papas hilo (muy bien hecho), con la garantía de que, si no nos gustaba, sería cambiado por otra cosa. La verdad es que no nos gustó porque el "leychi" apenas tiene sabor comido solo y no lo tiene en absoluto para saborizar nada más. Elegimos, en su reemplazo, un "pollo a la naranja" ($6.600), que falló en la ejecución: la salsa de naranja (excelentemente perfumada) estaba excesivamente almibarada (almíbar de pelo). Una pena, de la que nos consolamos con unos estupendos "calamares Sichuan" ($9.600): bien picantes, espléndidos. Ah, qué buenos.”