de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 16 de mayo de 2017

BUENOS PALADARES


CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

MUJER LA TERCERA
PILAR HURTADO
(MAYO) DON CARLOS (Isidora Goyenechea 2895 / 22232 7144): “…además de carnes ofrecen también pescados y pastas, acompañamientos y ensaladas. Antes del ataque cárnico pedimos una porción de pimientos morrones a la parrilla y unas berenjenas. Los pimientos estaban mortales, muy ricos y perfectos para empezar y para acompañar también las carnes.” “La entraña, que le pedimos al mozo en el punto que mejor resulte, estaba muy sabrosa y blanda. Acompañamos con un par de copas de vino; me alegró que tuvieran malbec por copa. Igual dejamos espacio para probar un par de postres, un panqueque acaramelado de manzana, que estaba muy bien hecho y rico, servido con una bolita de helado. También una panacota de maracuyá, postre que nos pareció un poco fome a las tres. El servicio estuvo impecable y certero.”

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS
RODOLFO GAMBETTI
(MAYO) PALACIO DANUBIO AZUL (Reyes Lavalle 3240 / 22234 4688): “Lo suyo son algunos platos cantoneses adaptados, con infraestructura y personal que aseguran buena relación de precio, calidad y cantidad. Giovanni Vanni asegura que su salsa es de tamarindo, y es confiable. Para las lluvias acaba de estrenar una flamante carta. Con lo que espera alegrar a los adeptos a esta comida con palillos, fai chi o chopsticks, como quiera llamarlos. Comienza con empanaditas o gyosas de espinaca, o crocantes arrollados primavera de pollo con salsa teriyaki. En espera de los platos al wok ($14.400), de breve paso por la sartén llameante. Ya se trate de un calamar Lyon Chung con verduras y salsa tausi, un combinado de ostión, pulpo y calamar al ajo servido en plancha, o un pulpo con algas (Lyon Chung, $13.200), picante suave. . O la corvina de fina carne al vapor (Imperial, $8.400), o el salmón con salsa de porotos soya.” “Y como sabemos, los postres chinos tienen un concepto muy distinto al occidental. Por eso es válido usar, en cambio, ingredientes orientales como el laichi (fruto de un árbol chino, dulce, de consistencia de cebollita encurtida), la rosa de pasión (que es el otro nombre del bien conocido  maracuyá), junto a merengues, creme brulé, el cheese cake y los tan actuales macarrons, tentadora lista de postres que nadie en su sano juicio rechazará.”

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(MAYO) CAFÉ SAN JUAN (Av. Francisco Bilbao 765 / 23265 7816): “El Café San Juan es filial de un taquillero restaurante argentino, instalado en la esquina de Julio Prado y Bilbao en un local largo tiempo abandonado.” “La carta no es extensa y los precios de los fondos oscilan entre los $10.900 y los $14.900. Hay entradas, entre las cuales hay montaditos y cazuelas, a las que anteceden una panera y unas aceitunas negras (no les cuesta aliñarlas un poquito). De los primeros, tres trozos de pan fresco con puré de berenjenas ahumadas con nueces caramelizadas ($5.500), de sabor poco intenso para quien lo espera. De los fondos, la pesca del día (merluza española) a la sartén, con una emulsión de pimientos asados y comino, junto con una ensalada de hojas verdes ($11.900). El pescado, en su punto, pero un poco pasado de sal. Y lo que realmente era un error de concepto era un "pastel de trigo burgol" que era, en el plato, algo como un brownie de burgol, rico hasta el tercer bocado, por lo neutro de su sabor.” “Mucha mejor suerte se corrió con unos canelones rellenos de mollejas, ricotta, acelga y nueces ($12.900), nadando en una salsa caserísima de tomates y crema. Un interior suave y un exterior de rica acidez, mezclados en una paila. Un ejemplo de rusticidad y fineza.”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(MAYO) WARIQUE (José Domingo Cañas 1879, Ñuñoa / 22341 1495): “Fuimos, pues, a este restorán peruano autotitulado Warique (variación ortográfica curiosa). Y nos encontramos, como era de esperarse, no con un huarique sino con un restorán hecho y derecho, bien puesto, con amplios comedores, buen servicio, y miembro, por si fuera poco, de una organización de restoranes peruanos que incluye a no menos de diez en Chile.” “El piqueo caliente ($13.900) fue variado pero disparejo: los tequeños de camarón no era tales tequeños, el pulpo a la provenzal (blandito y rico) de provenzal no tenía nada, y el chicharrón de calamar, muy agradable.” “El costillar de chancho chifero con arroz chaufa ($8.600), en cambio, resultó estar a la altura de las expectativas y aun las sobrepasó: blandísimo, suculento a más no poder. Y lo mismo el arroz: chaufa con todas las de la ley.”