de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 8 de agosto de 2017

MIS APUNTES


 
LAS NUEVAS APUESTAS DE LA VINOTECA

Uno de los sueños de Mauricio Fredes, propietario de La Vinoteca, era ocupar los espacios vacíos que tenía en el edificio de tres pisos de esta inmensa boutique de vinos y licores, para instalar un restaurante gourmet de alto nivel y que fuera a la vez un lugar donde se luciera la gran cantidad de etiquetas de vino que tienen a la venta.

Hace un tiempo reclutó a Ignacio Ovalle, el último chef del recordado restaurante Ópera y entre ambos comenzaron a trabajar en este proyecto. Hace un mes ya es realidad y con el nombre de Tercer Piso, las creaciones del chef Ovalle se pueden disfrutar solamente en base a un menú degustación de cinco tiempos salados y un postre, cada plato acompañado con dos vinos diferentes propuestos por un sommelier, con el fin de que, aparte del placer, esta cena sea una experiencia doble, ya que el vino se transforma en actor preponderante de este lugar.

Es una experiencia diferente e interesante. Las mesas están desnudas e iluminadas por la luz que direcciona una lámpara de techo. No hay pan, sal ni otra especia que es común ver en los restaurantes. Hermosos cubiertos y una servilleta es toda la decoración de un lugar que se ve absolutamente limpio. La idea es que los platos y copas sean protagonistas y que nada altere la degustación.

Dos posibles horas de ingreso (a las 20 o las 21 horas) –de martes a sábado-  y $ 60.000 por persona es el valor del menú degustación. No hay posibilidad de comer platos diferentes ni partes del menú. El trabajo de Ovalle es perfecto y el ejercicio del cliente es determinar cuál es el vino que mejor marida con cada plato, convirtiendo a cada comensal en un catador aficionado. Y no es fácil ya que ambos vinos generalmente son bienvenidos en cada una de las preparaciones.

Como la carta varía toda la semana, lo que permite al chef mantener la materia prima lo más fresca posible, los platos que detallo a continuación sólo son para ser tomados como referencia. Aun así, platos como los Ravioles de conejo confitado servido con zanahorias y demi-glace, alcanzan un momento de gloria. Para beber, Corralillo chardonnay (San Antonio) 2015 y Las Mercedes país (Maule) 2016. Vinos contrapuestos, pero ambos muy amables con los sabores de esta receta.

Excelente materia prima donde en esta ocasión nos permitió degustar ostiones, cojinova, ternera y cordero en versiones gourmet de gran influencia francesa, gracias a los estudios de Ovalle en Europa.

En contraste al tercer piso, que las oficia de restaurante de alta cocina, la terraza interior del primer piso de La Vinoteca se transformó en el “Pan Bar” un café-bar muy amable, lugar donde se podrá degustar desde el desayuno hasta bien entrada la noche de una serie de platos o tapas –casi todos sobre una base de pan hecho en casa, donde sobresale el de boeuf bourgignon (maravilloso), el tártaro de novillo, otro de salmón laminado y una buena propuesta de huevos en todas sus formas. La gracia está que el cliente pueda beber cualquiera de los vinos que mantienen a la venta en este especial lugar, a precio de tienda.

Dos ofertas para disfrutarlas. (Juantonio Eymin)

3° Piso y Pan Bar / La vinoteca / Nueva Costanera 3955 / 22953 6290