de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 22 de octubre de 2019

LA NOTA DE LA SEMANA



EL CONEJO FELIZ:

De París a Lampa

Cuando la muy estilosa y chic Inés de la Fressange escribió su célebre guía La Parisienne, en la que con lujo de detalles describe hasta los más mínimos pasos de una verdadera parisina, probablemente jamás imagino que una de ellas -Fanny Gallicier- llegaría producto del azar de Paris a Lampa, a criar conejos.

Como muchos jóvenes, recorrer el mundo fue lo que Fanny se propuso hace cinco años, y claro, ¡había que llegar al fin del mundo! Entonces no imaginó que se iba a enamorar de un chileno, que se iba a casar, que tendría un hijo y dedicaría sus esfuerzos a una magnífica granja criadora de conejos que hoy provee a destacados restaurantes de tipo europeo, y a cocinas chilenas domésticas, que han adoptado este alimento por sus extraordinarias propiedades en beneficio de la salud.

Música en las orejas

Si bien es cierto que la carne de conejo es muy común en Europa, y formo parte de la cocina tradicional chilena de un pasado reciente, donde el conejo se cazaba, de pronto pasó al olvido, y tal vez la razón sea lo complicado que era el proceso para que llegara a la mesa.

Hoy, no es necesario cazarlo ni desaguarlo. Las impecables jaulas individuales, de mayor tamaño a lo exigido en la UE en las que Fanny mantiene sus conejos marcan la diferencia. Como ella cuenta, cada uno tiene su espacio separado, porque de lo contrario se pelean, constantemente están con música suave para aumentar su bienestar, no se debe hablar fuerte ni hacer ruidos molestos para no alterarlos; cada uno recibe una alimentación de acuerdo a su raza y sus necesidades, y obviamente se faenan jóvenes, en beneficio de la calidad. Ah, no todos se inclinan por las zanahorias, el conejo angora pequeño y redondo, prefiere las naranjas.

Dedicada con entusiasmo y eficiencia al campo y su criadero, sorprende que esta parisina no tenga estudios formales al respecto, pero el esfuerzo, la rigurosidad y la tecnología los suple con creces, y eso se nota en la calidad de sus productos congelados. También ha sido una sorpresa para su familia francesa, a la que le gusta venir al Conejo Feliz, donde Fanny tiene en Lampa, su pequeño reino de orejas grandes. (María Yolanda González)

Puente Nuevo s/n, parcela 13, Lampa, Santiago
Teléfono: 23225 4515 / Móvil:  98239 0819
contacto@conejofeliz.cl /www.conejofeliz.cl