de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 18 de agosto de 2010

BUENOS PALADARES

LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(13 agosto) SUSHI BLUES (Shopping La Dehesa, Av. El Rodeo 12850, local 72, fono 955 5030): “De la comida nikkei, quizás el mejor mestizaje gastronómico de los originados en Perú, tenemos ya muy buenos ejemplos en Chile. Decisiva ha sido la calidad de los chefs tanto del "Osaka" (hotel W) como de este local. Aquí el responsable culinario es el peruano Santiny de los Santos, que trabajó muchos años con Toshiro Konishi, el célebre "Toshi", gran personaje de la cocina nikkei y buen amigo que nos ha visitado más de una vez.” “De fondo, excelente Mero nizacana, marinado en salsa de soya, jengibre y azúcar que le disminuye la grasa, con puré de papas al wasabi ($ 8.900); Yakimechi, arroz con camarones y verduras salteadas en salsa de ostra y soya ($ 6.900), y Chicken soba, pollo y fideos soba salteados con verduras y salsa de ostión ($ 5.800). Me parecieron muy atractivos los tiraditos de Máncora, Nikkei tibio y Tiracuyá, con salsa de maracuyá, y los cebiches amarillos y rojo, con ají amarillo o rocoto, según el caso.”


ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(13 agosto) AQUÍ ESTÁ COCO (La Concepción 236, Providencia, fono 410 6200): “Fiel a su pasado, aquí manda lo marino. Y con más de un mes de abierto, hay situaciones que no se compadecen con un local de su anterior categoría. De entrada, un servicio un poco laxo (o sea, diez minutos antes de preguntar "¿los han atendido?").” “Y llegaron raudas a la mesa un par de empanadas fritas de marisco, ricas, a $4.000 el par. De los fondos, mucho menos raudos, un par de pequeños filetes de turbot ($9.000) algo pasados de cocción = secos, cubiertos de papas hilo. Luego un par de sopas bien criatureras, en pocillo no muy grande: una paila marina (tal vez con demasiada jibia, ($6.700) y una "sopa del pobre", más picante, con abundantes cabellitos de ángel y algo escasa de proteína ($6.700). Finalmente, un arroz "Coco", el que decía venir con "verduras, variedad de mariscos", lo que era cierto: harta verdura (hasta un pedazo algo chicloso del exterior del cebollín).” “Buen café y ojalá mejoren, que no es poco volver de las cenizas.”

YIN Y YANG (La Segunda Internet)
(13 agosto) TRATTORIA DA CARLA ((Mac Iver 577, Santiago Centro, fono 633 3739): “…quizás en homenaje a lo que fue un acierto de la fundadora, mantiene aquí el mesón de antipasti ($ 8.900 a elegir entre numerosas fuentecitas), que no existe en el local del Barrio Alto. Otras entradas frías son de jamón y queso de Parma, y carpaccio de filete y de salmón, y por cierto variedad de ensaladas (de $ 6.900 a $ 10.300). En cuanto a las calientes, hay machas y ostiones a la parmesana, un criollo pastel de jaiba, camarón a la provenzal y un típico minestrone ($ 4.300 a $ 8.900).” “Las pastas se dividen en “clásicas” -en cierta forma más caseras de lo que es habitual en los restaurantes italianos de Santiago, y que son lo que mejor recuerda el antiguo estilo- y “modernas”, que le otorgan al lugar un aire renovado, sobre todo por el material utilizado para las que vienen rellenas ($ 8.600 a $ 10.900). Asimismo, nos quedó la impresión de que en materia de pescados y carnes ($ 8.900 a $ 12.500) ha habido un notorio progreso, además de un esfuerzo por mostrar recetas de distintas regiones de Italia.”

DANIEL GREVE (Qué Pasa)
(14 agosto) LA BIFERÍA (Pedro de Valdivia 065, Providencia, fono 231 4677). “Cuatro razones para conocer la Bifería: Es nuevo y pequeño. Una sorpresa, la verdad, en medio del alboroto de Providencia.” “2.Tiene una carta acotada e inteligente. Lo justo y necesario. Pocos, pero buenos cortes a la parrilla, entre ellos, la Tapa de lomo ($ 6.500), puro jugo.” “3.Sus albóndigas. Por $ 4.900 tenemos un festín de albóndigas a punto, nadando en una salsa exquisita de queso y tocino que es un vicio.” “4.Su notable lema: To beef or not to beef. Que siempre sea lo primero.

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(14 agosto) CASA MAR (Av. Padre Hurtado 1480, Vitacura, fono 954 2112): “Hoy se come bien, con buenos pescados y mariscos y no es caro para estar a pasos de la populosa Vitacura –hay un menú de $15.000. Sorprende con empanaditas de charqui de vacuno genuino, le saca buen sabor al krill, esos camarones diminutos que las ballenas consumen por toneladas, y destaca el buen sabor de las merluzas de profundidad australes.” “El local del chef Sebastián Maturana y su esposa, Elisa Habermeyer nació con una propuesta, un concepto que llaman “la comida inteligente”: más allá de las dietas, hay que cuidar los productos desde el origen. Por ejemplo, vacunos de libre pastoreo forman uno de los aportes de Creative Kitchen, ambicioso proyecto que comparten con el empresario José Luis del Río. Talleres de cocina, clases y producción de eventos se proponen enseñarnos los caminos de esta alimentación inteligente. No se trata sólo de elegir la más atractiva selección de platos en un restaurante, sino de apuntar a una cultura de la alimentación. Un tema, sin duda, que va para largo.”

BEGOÑA URANGA (El Sábado)
(15 agosto) LA BODEGUILLA DE CRISTÓBAL (Domínica 5, Barrio Bellavista. fono 732 5215): “Vamos por lo bueno: las chuletitas de cordero, exquisitas, así como el cabrito y los huevos Cristóbal, con papas y pimientos. Delicioso. Y el alioli, de película. Lo malo, el pan que, aunque tostado, hacía añorar al crujiente italiano que se servía antes, mojadito en tomate.” “La tortilla de patatas, para olvidar. Definitivamente. Así como los calamares a la romana, pequeñitos y un poco apelmazados. Las croquetas de pollo, más o menos. Les faltaba. Y el tocino de cielo, olvidable y desilusionante.Habrá que probar las paellas y la fideuá. De dulce y agraz. Habrá que esperar cómo evoluciona.”

PILAR HURTADO (Mujer, La Tercera)
(16 agosto) EL RINCÓN DE AZOCAR (Los Plátanos 2476, Macul, fono 238 3008): “Al entrar nos recibe un panel con fotos de ‘famosos’ que lo han visitado, desde Don Francisco a muchos actores y futbolistas. Nos sentamos y nos dicen “hay erizos”. Cómo no picar. Los pedimos y el eficiente mozo (son varios, y con uniforme) nos trae tostadas de marraqueta con margarina (ya no es una gran inversión echar mantequilla y ¡todo lo amerita!), nuestro sauvignon blanc Don Luis de medio y los erizos con salsa verde y limones. También un tomate con ají muy bueno. Después probamos el caldillo de mariscos, preparado esa noche con choritos, un trozo de congrio dorado soberbio, apio, tomate, un toque de leche y podría jurar que un poco de lemon grass. Estaba delicioso y fue lo que yo esperaba esa noche.” “Mi marido pidió una omelette de ostiones y espárragos con queso, enorme y exquisita (si bien un poco dorada de más), húmeda y buenísima la combinación de sabores. La carta ofrece muchas opciones, incluso carne para los no marinos. El lugar me pareció bastante cosmopolita y muy entretenido, se los recomiendo. Buena atención, rica comida y precios razonables.”