de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 22 de junio de 2011

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR



RADISSON
LA NUEVA APUESTA

Si bien Franck Dioudonné abandonó la posición de chef ejecutivo de los hoteles Radisson en Chile, continúa asesorando el lugar, y con buenos resultados. Hace unos días me invitó a conocer al nuevo encargado de la cocina de su hotel emblema, el Radisson Plaza, Marcelo Fuentealba, quien preparó para un reducido número de comensales la nueva propuesta del lugar. Propuesta que se convertirá en julio en la nueva carta del restaurante Brick.

Sous chef de Dieudonné, Fuentealba sigue sus pasos. Trabajan juntos desde los tiempos en que se conocieron en el restaurante Opera. Hoy, con la responsabilidad de continuar con el legado de su guía, nos ofrece una serie de platillos que serán del agrado de los habitúes de lugar, donde sin duda destaca el servicio. Una verdadera escuela de servicio que nos tienen acostumbrados en este hotel.

Pero vamos a lo nuestro: espumoso Cruzat rosé de aperitivo junto a unos delicados bocadillos de escargots con mantequilla de mango y merquen. Luego, para iniciar la cena, regada con grandes vinos entre los que destacaron un Tabalí sauvignon blanc 2010 y un merlot Tres Palacios 2008, viene la nueva propuesta: caldillo de almejas y escargots para iniciar. Buena combinación aunque las almejas estaban duras y el caldo apenas tibio. Los aplausos llegan con la segunda entrada, una simple croqueta de queso (Philadelphia) con callampas silvestres y una compota de uvas que sacó suspiros entre los comensales. De ahí en adelante, todo mejoró.

En el piano, y durante la cena, Jaime Ramírez hacía lo suyo. No pocos salen a bailar con sus melodías de siempre. Un baile, entre plato y plato, hace bien en una ciudad donde eso casi ya no existe. Un gran plus para este comedor 5 estrellas.

Mero con jamón serrano y una delicada tortilla de berros sería otra de las joyitas de la noche. Un delicado trozo de mero sellado junto a láminas de jamón serrano para darle el equilibrio justo a un plato presentado con una fina tortilla de berros.

Larga jornada. A lo ya degustado se sumó una longaniza de mariscos con papas al vapor; dos cortes de wagyu con piñones y un gran canelón relleno con asado de tira y foie gras que prácticamente nos dejó K.O.

En la práctica, una buena propuesta que sirve de legado al trabajo realizado por Franck Dieudonné en estos últimos años y un gran desempeño de Marcelo Fuentealba sin desconocer sus atributos.

Si uno de estos días anda en esa onda romántica y en una noche especial, a pasos de Tobalaba se encontrará con este buen establecimiento. Buena comida y bebida. Un bar que siempre está de noche y un comedor entretenido y mediático. (Juantonio Eymin)

Brick: Hotel Radisson Plaza. Av. Vitacura 2610, Las Condes, fono 433 9000