de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 31 de agosto de 2011

DE BEBISTRAJOS Y REFACCIONES

TANTE MARLENE
En muy bien pié


* Karla Berndt

El 2 de julio, la revista El Sábado publicó una crítica que me sorprendió y que no comparto respecto al restaurante “Tante Marlene” en su nueva ubicación en Avenida Vitacura.

Como escribí un artículo (publicado en el mes de mayo en www.lobby.cl) destacando con mucho entusiasmo la gastronomía y el buen servicio de este restaurante, decidí comprobar los hechos.

Así, el día domingo 28 de agosto, fuimos cinco personas a almorzar. Todas las mesas estaban ocupadas, por lo cual recién a las 14:30 horas pudimos sentarnos en el segundo piso (¡se recomienda reservar!). El servicio, muy amable e instruido. La comida, excelente: probamos el pernil asado con mermelada de cebolla, la escalopa vienesa con Rösti, la ensalada de arenques con papas doradas al estilo alemán, y el cordero romano, toda a su punto, perfectamente aliñado y servido en generosas porciones. Para finalizar, una rica torta de queso y kuchen de murta con streusel – igual como en casa (alemana). Acompañamos con cerveza Erdinger y Schöfferhofer, vino en copa y café. Todo perfecto.

Al salir, el dueño Germán Kleinknecht nos despide amablemente con un bajativo de la casa.

Mucho deja desear la oferta de auténticas (o casi auténticas) preparaciones germanas en la capital chilena, aunque no faltan los establecimientos que se autodeterminan “alemanes” y su oferta es nada menos que esto. Es por eso que recomiendo una vez más el “Tante Marlene” donde se puede, en un entorno acogedor y familiar, disfrutar de estas típicas preparaciones germanas - caseras y contundentes.

Tante Marlene: Vitacura 3269 (frente al comienzo de avenida Nueva Costanera), fono 761 9043

*Karla Berndt es cronista gastronómica e integrante del Círculo de Cronistas Gastronómicos de Chile. Nacida en Alemania, reside hace 23 años en Chile y actualmente es Gerente de Comunicaciones de la Cámara Alemana de Comercio, Camchal. Su afinidad con la gastronomía la plasmó en el primer y único libro de cocina chilena escrito en idioma alemán y editado en su país de origen “Die chilenische Küche”. Sus periódicas crónicas se pueden leer (en español) en el sitio www.camchal.cl y en su columna “De bebistrajos y refacciones” en Lobby.