de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA COLUMNA DEL ESCRIBIDOR



Lima II:
EL RINCONCITO AREQUIPEÑO

¿Existirá otro restaurante que en 44 años no cambie ni altere su menú? Difícil. Sin embargo en un sector popular de Lima nos encontramos con El Rinconcito Arequipeño, especializado en la comida de la Ciudad Blanca y que desde que abrió sus puertas, de su cocina salen los mismos platos que antaño. Todo un récor.

Doña Natividad Segura de Chávez abrió su restaurante en esta calle casi en simultáneo con “El rincón que no conoces” de Teresa Izquierdo y el “Chulucanas” de sabor piurano. Cosas del destino: la comida del norte, del centro y sur del país en apenas dos cuadras. En ese entonces el Rinconcito Arequipeño era una picantería tradicional con mesas de madera y bancas largas donde se sentaban los comensales conforme iban a llegando. Siguiendo la costumbre, a las 10 servían el escribano (un plato de papas machacadas, tomates, pimiento, perejil y rocoto); a las 12 el almuerzo, o sea los chupes, y a partir de las tres los picantes.

Con el correr de los años, el Rinconcito fue adaptándose a las costumbres limeñas y modernizándose como todas las cocinas regionales. Con el tiempo dona Natividad entregó el local a su hija Nelly Chávez, quien a la vez depositó en su hijo Esly Salinas la responsabilidad de administrar el negocio. A él se debe que el local tenga mantel largo y servilletas de tela, que la vajilla blanca sea de línea hotelera, que sirvan el pisco sour en copas y que usen copas Riedel y no vasos para tomar el vino.

Felizmente el arranque gourmet de Esly fue sólo formal ya que el sabor de la cocina sigue siendo el de antaño: el rocoto relleno (19,50 soles) coronado con queso de paria es delicioso (un queso semi duro preparado con leche de vaca, propio del altiplano y la zona sur del Perú. Es ligeramente salado y medio chicloso. Al contacto con el calor se ablanda pero no se derrite); la sarza de patitas con llatan (salsa de rocoto) es inmejorable (19 soles). Los chupes son tema aparte: el chupe de camarones (38 soles) que probé son representantes de una cocina versátil, diversa, suculenta y sabrosa. Luego, Picante de camarones (45 soles) para terminar con un queso helado (12 soles), postre tradicional de la cocina arequipeña donde a pesar de que su nombre incluye la palabra ‘queso’, este ingrediente no está incluido en la receta. Se trata de la mezcla de leche, coco y vainilla, las cuales son congeladas y se aromatizan con canela y clavo. Cuando se sirve, sale como trocitos de queso. Esta es la razón de su denominación.

Y como es un restaurante de esencia picantera, todos los días hay música en vivo y los fines de semana se arma la fiesta… hasta que cante el gallo.

La cocina arequipeña es considerada en el Perú como una de las mejores del país. Y sin duda es así. ¿Un almuerzo completo en este popular lugar? Con dos cervezas para aliviar los picores, 90 soles. Quince mil de nuestros pesos. Téngalo presente cuando viaje a Lima. Un imperdible. (Juantonio Eymin)

El Rinconcito Arequipeño: Jr. Bernardo Alcedo 514, Lince. Lima, Perú. Tel. 511- 471 6484. Horario de atención: de lunes a domingo de 10 AM a 7 PM.