de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 13 de agosto de 2013

BUENOS PALADARES

CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

WIKÉN
SOLEDAD MARTÍNEZ
(AGOSTO) NOLITA (Isidora Goyenechea 3456, Las Condes. 22326114): “Mi último almuerzo "profesional" fue en el Nolita, y aunque los hermanos Toro le dieron más bien un aire de despedida, me permitió confirmar el equilibrio que logran entre el declarado carácter ítalo-norteamericano de sus pastas hechas en casa y nuestros mariscos, con sus naturales diferencias de precios, lo que deja en manos del cliente el graduar el monto de la cuenta. Si se quiere un lujo adecuado al ambiente, siempre habrá variedad de champagnes al alcance, como el Drappier y el Laurent Perrier, o francamente caros; muy buenas ostras con sus clásicos aliños en gotarios (de $4.500 a $15.900 según la cantidad) o en cóctel con camarones y palta; degustación de caviar ($10.500); huevos de campo en tostada con aroma de trufas ($8.900), o camarones estilo cajún con arroz y verduras o a la mantequilla con lingüini ($16.900). Por otra parte, los gnocchi, fettuccine, linguini y pastas rellenas, incluyendo los emblemáticos tortelloni con ricotta batida y huevo pochado, oscilan entre $7.500 y $9.500, y los variados risotti de mar y tierra entre $9.900 y $14.900, el con chuletitas de cordero. Y ahora hay bastantes carnes y mucho para compartir. Esta vez probé, fuera de la carta, erizos con rico aliño de limón de Pica, naranja, soya, cebolla, aceite de oliva y pimienta, y blandos locos y ensalada tibia de papas con su cáscara, mayonesa y cebolla gratinada. La crema de jaiba y camarones (cuya versión de lujo es con langosta) supone larga elaboración y un resultado espectacular, como el de la langosta Fradiavolo servida sobre lingüini. Terminamos con la degustación de postres: flan de dulce de leche, caramel de maracuyá y cioccolatina, puestos sobre carpaccio de frutas. En mi muy largo recorrido a través de cientos de restaurantes, Pancho y Carlos Toro simbolizan bien el caso, poco frecuente, de un sostenido esfuerzo perfeccionista, con el respaldo de su aprendizaje en Estados Unidos y de ingredientes de alta calidad, lo que sitúa ya al Pinch of Pancho, y ahora los dos Nolitas, entre lo más tradicional de nuestro panorama gastronómico.”

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(AGOSTO) TEA CONNECTION (Pedro de Valdivia 0129, Providencia, fono 2234 0047): “Junto al Teatro Oriente, hace muy poco, se ha desplegado Tea Connection. Con una oferta muy centrada en lo vegetal -pero sin obviar a lo animal-, hasta con algunos platos para veganos y con una muy, pero muy buena atención, se han convertido desde su inicio en un plácido sitio para quienes cuidan la línea con estilo. Y como aún no tienen licencia de alcoholes, sus teteras de té funcionan a la perfección como comparsa.” “Para partir, una brusqueta en pan integral y con langostinos ($3.900), sabrosa por el aporte chancho del queso crema. Y para acompañar, unas aguas licuadas de limón-cedrón y de mango-naranja ($1.900), en botellas con una capacidad de vaso y medio cada una.Y, como se había dicho antes, gran servicio. Porque el mozo podía recomendar los platos que había probado. ¿Es tan difícil que sea así, señores dueños de restaurantes?” “¿La evaluación final? Muy positiva. Pocos restaurantes parten con tan buen servicio y con la película tan clara, con su foco en lo sanito y lo rico. Por lo mismo, vaya una bendición semi vegetariana y ojalá que conserven la buena onda -que se respira en el local- que ya tienen. Suerte, gente que opta por la salud, pero con sabor.

NIRVINO
ISIDORA DIAZ
(AGOSTO) MULATO (José Victorino Lastarria 307, Barrio Lastarria, fono2638 4931): “La cocina de mercado de Cristián Correa está en sintonía con la estación del año, y demuestra su conciencia verde al tomar la decisión de dejar a un lado productos no muy sustentables como el pangasius –que en nuestro país se vende como blanquillo–. Lo principal, sin embargo, es que tiene buena mano: muchos de sus platos son tan sabrosos que no resisten a un buen sopeo con el pancito. Nos maravilló en los entrantes una joya de plato que por sí solo merece visita: el erizo con huevo pochado, tomate asado, cebolla caramelizada y yuca frita (5.900), de vicio, con lenguas muy frescas y perfecta yema líquida, en una mezcla inesperada que funciona de maravillas. En el mismo nivel de gloria están la lengua de vaca –blandísima– en salsa de avellanas chilenas con chips de camote (6.800) y el crocante de prietas en masa filo con chutney de manzana (4.900), intensísimo y contundente.”

APUNTES DE SOBREMESA
ENRIQUE RIVERA
(AGOSTO) THE WHITE RABBIT (Antonia López de Bello 0118, Barrio Bellavista, Providencia, fono 2503 4246): “La carta gastronómica es breve. En estos momentos figuran en ella 15 preparaciones, entre platos, sándwiches y postres. Varias de las que probamos son muy recomendables, partiendo por unas aceitunas rellenas elaboradas en casa ($2.500), que desaparecieron rápidamente de la mesa mientras esperábamos un apetitoso tártaro de res ($6.500), con pepinillos, alcaparras, cebolla tierna, salsa de mostaza antigua y tostadas, y una mozzarella, tomate y albahaca ($6.000), con tomates cherry asados y glaseados en vinagre balsámico, pesto de albahaca y tostadas.” “Luego probamos un buen fish & chips ($7.000), el popular plato de comida rápida del Reino Unido que está comenzando a entrar en la oferta gastronómica santiaguina, hecho con lomo y mejillas de merluza austral en Hamburguesa de la casa con carne de wagyu, una fritura preparada con cerveza, con una compañía de papas y camotes fritos y tres tipos de salsas (americana, a la naranja y tártara casera).” “De los cuatro sabrosos sándwiches que trae la carta, nos deleitamos con la hamburguesa de la casa ($7.000), con carne de wagyu, queso mantecoso, tocino ahumado, lechuga, tomate, pepinillos, aros de cebolla, mayonesa de hongos y ketchup casero, y presentada en pan brioche. ¡Una hamburguesa de autor! Pero en una segunda visita nos dejaremos tentar, para variar, con el sándwich de cerdito lechón ($7.500), hecho con carne de lechones criados libremente en el campo, sin confinamiento. También viene en pan brioche y trae queso mozzarella artesanal, hojas de cilantro, condimento de pimientos verdes, rojos y amarillos, pepinillos y ají verde.”

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS
RODOLFO GAMBETTI
(AGOSTO) FUKAI (Patio Bellavista, Providencia, fono 2249 8750): “El local del patio Bellavista tiene dos años. Su  chef chileno-venezolano trabaja los platos con fórmulas “de la casa”. Tienen buen público en la noche, y su promedio por persona al almuerzo $8.5000, a la cena $9.500, y los sábados $11.000. Por cierto,  los rangos varían en precio según  los picoteos y los tragos que consuman.” “La degustación incluyó un par de entradas: un  crispy tuna (tártaro de atún con arroz salvaje), y un ceviche salvaje ($5.000), de  mayonesa cítrica, con masago y arroz crocante. Probamos el King roll, armado con plátano, salmón, queso crema. Siguió el maracoto roll, con kanikama (falsa langosta) palta, queso crema, salsa de maracuyá y rocoto. Un clásico bastante peruano es el pulpo al olivo, con camarón Fukai, palta, cebolla morada y la clásica salsa de ese platillo peruano.” “La larga carta se divide en house rolls, rolls envueltos en palta, envueltos en pescado, rolls calientes (merkén roll, con salmón apanado en merkén y panko), California rolls (con cobertura de sésamo blanco, negro o mixto, ciboulette o amapola). Temaki (con palta, masago, cebollín, brotes de alfalfa), niguiri, sashimi, hosomaki o combinación de sushi.”